Prueba Toyota RAV4 150D, la opción más recomendable

Por su precio y comportamiento en todas las condiciones, la variante diésel se convierte en la mejor para el SUV japonés.

Toyota RAV4 150D

A finales del pasado año Toyota decidía que llegaba la hora de cambiar estéticamente a su SUV más vendido. De esta manera el RAV4 acogía los códigos estéticos que antes habíamos podido ver en los nuevos Toyota Auris y Toyota Avensis.

Dentro de sus motorizaciones podemos encontrar tres opciones totalmente opuestas. La menos recomendable, y seguramente la que menos ventas tendrá, es la de gasolina 2.0 VTT-i de 151 CV; luego te contaremos por qué. Por lo tanto la batalla se librará entre el diésel 150D, protagonista de nuestra prueba, y la nueva variante híbrida, de la que ya hemos tenido una primera toma de contacto.

Toyota RAV4 150D

El Toyota RAV4 en profundidad

Antes de empezar nuestro pequeño duelo híbrido contra diésel, vamos a repasar cómo es el nuevo Toyota RAV4. La carrocería en su global no cambia, nos tendremos que detener en los pequeños detalles para encontrar las diferencias. En el frontal se ha modificado la forma de las tomas de aire, conservándose las tres y siendo la más baja la que aumenta más de tamaño. Unido a los nuevos faros, con la tecnología LED, hace que el aspecto del SUV sea más ligero a la vista.

Por la retaguardia de nuevo se han visto afectados los faros, de aspecto más moderno, y sobre todo se ha cambiado el tamaño del portón. Ahora éste es mucho más grande, mejorando la capacidad de carga y el acceso, repercutiendo en un pequeño cambio en el paragolpes.

Toyota RAV4 150D

Ya dentro del Toyota RAV4, vemos que el proceso de actualización ha seguido en el salpicadero. El cuadro de instrumentación ha sido rediseñado para dar cabida a la pantalla TFT, que se ve muy bien. También contamos ahora con una pantalla multimedia más grande, a la que no le falta de nada y que tiene aplicaciones especiales para las cuales necesitas conectar tu móvil vía USB.

De las cotas podemos seguir contando lo mismo que la prueba que hicimos en 2013. Ambos ocupantes delanteros no se podrán quejar de espacio. Para el conductor se han orientado todos los mandos de forma que parecen “abrazarle”. De esta manera se tiene todo a mano sin tener que inclinarse, destacando la altura de la palanca de cambios. El espacio en la puerta no es muy grande, pero se compensa con los huecos del túnel central.

Toyota RAV4 150D

Para el copiloto la idea es completamente diferente al conductor. Se ha limpiado de botones su lado, colocando una pequeña repisa en la parte alta, que complementa a la guantera y la forma del salpicadero hace que se gane todavía más espacio.

Respecto a los materiales, el Toyota RAV4 es un coche bien acabado con plásticos que dan sensación de ser duraderos. Quizás su diseño rugoso es la única pega que le podría poner, ya que dan aspecto de coche más antiguo. Los asientos, por el contrario, me han gustado por su comodidad a la hora de viajar: bien mullidos, traspiran y sujetan como deben.

Toyota RAV4 150D

Y ya de cara a la zona trasera, de nuevo destaca la comodidad del la banqueta, con buen espacio para dos ocupantes y un tercero no muy grande. Esta butaca cuenta con varias posiciones a la hora de reclinarse, lo que permite jugar con el espacio del maletero. Éste tiene unas formas muy regulares y con sus 547 litros se coloca, por debajo de los 589 del Honda CR-V, pero por encima de dos de los líderes en ventas de la categoría: el Nissan Qashqai con 430 litros revisar, con 430 no puede ser líder o el Hyundai Tucson con 513 litros.

Otro aspecto en el que se podría mejorar es el funcionamiento de la puerta trasera automática (incluida en el Pack Drive que vale 150 € en el acabado Advance y de serie en el Executive). En ocasiones no detecta obstáculos, ni al abrir ni al cerrar, pudiendo provocar que choque con la pared o que pueda golpear a alguien que esté cargando el maletero.

Toyota RAV4 150D

El Toyota RAV4 en carretera

Una vez damos al botón de arranque, el motor 150D del Toyota RAV4 se hace notar por su ronroneo. Pero que nadie se asuste, ya en movimiento y con temperatura, un buen trabajo de aislamiento hace que pase totalmente desapercibido.

Es un motor que le sienta como anillo al dedo al SUV japonés, ya que le mueve con total soltura y tiene muy buen empuje aunque pueda ir totalmente cargado. Respecto a los consumos obtenidos, el ordenador de a bordo solía marcar en la mayoría de las rutas 6 l/100 km bajos, aunque con un poco de esfuerzo, y las condiciones propicias, se podría llegar a bajar y movernos en consumos de 5,6-5,8 l/100 km.

Toyota RAV4 150D

En consonancia con la comodidad de los asientos, las suspensiones copian el carácter. Es un coche muy amigable para realizar viajes largos, aunque teniendo en cuenta que estamos ante la versión 4x2 se podría haber bajado un poco más para ganar estabilidad en curva. El gasolina ya dijimos al principio que nos parece el menos interesante: es potente y suave, pero su condición de motor atmosférico hace que no sea tan agradable de conducir como el diésel: merece la pena invertir más en el 150D, ya no sólo por una cuestión de consumo. Aun así, con el diésel estarás gastando de media en torno a 2 l/100 km menos cada 100 km.

¿Híbrido o diésel?

Aquí la cuestión clave, tras la llegada de esta nueva versión híbrida. Ya de primeras el diésel ha conseguido homologar 4,7 litros frente a los 4,9 litros de la variante híbrida. Por tanto, quitando en recorridos predominantemente urbanos, en el apartado de consumo ganaría el que gasta gasóleo. Además, teniendo en cuenta que el 150D tiene 60 litros de capacidad en el depósito, frente a los 56 del Hybrid, consigue una mayor autonomía.

Toyota RAV4 150D

Otro aspecto que deberás tener en cuenta es que la incorporación de toda la tecnología híbrida ha provocado que el espacio interior haya mermado.  De lo que menos te darás cuenta es que la banqueta trasera está elevada, quitando un poco de hueco en altura. Más evidente es el maletero, que llega a perder más de 40 litros; bien es cierto que tampoco es una cifra preocupante.

Por último quedaría desgranar el precio. Con el acabado Advance en ambos casos y la tracción 4x2, el diésel es 2.890 euros más barato. Por tanto, y salvo que vayas a hacer mucha ciudad, en mi elección me decantaría por el diésel.

Toyota RAV4 150D

¿Qué acabado es mejor?

Una vez elegido el motor ideal para el Toyota RAV4 tenemos que escoger el acabado. De primeras, a menos que vivas en zonas de alta montaña o que te guste pasear mucho por el campo con tu coche, siempre optaría por la versión 4x2 con la que te ahorrarás 1.000 euros en la compra y conseguirás mejores consumos.

El bloque 150D se ofrece con tres acabados diferentes. Las fotos que acompañan a esta prueba son el Advance, aunque con el Pack Drive de 750 euros, muy recomendable, y el Toyota Touch 2 & Go (600 euros).

Toyota RAV4 150D

Respecto al Executive, el más alto, el diferencial de precio es de más de 8.000 euros. Los elementos que tiene este de serie respecto al Advance son el arranque sin llave, portón eléctrico, techo solar, detector de ángulo muerto, faros LED delanteros, cristales oscurecidos o llantas de 18 pulgadas. Creo que en este caso, y más si escogemos los packs antes mencionados, bastaría con escoger el acabado Advance.

Por último queda el acabado Business, que al igual que en otros modelos de Toyota, se ha configurado para vehículos de empresa, flotas o alquiler.

Toyota RAV4 150D

Rivales directos del Toyota RAV4

Si quieres triunfar en esta categoría al primer rival que tienes que mirar cara a cara es al Nissan Qashqai. El Toyota le gana en espacio interior, pero el precio comparando con el acabado Acenta y el motor dCi de 130 es prácticamente idéntico.

Otras opciones de corte similar pueden ser el Honda CR-V, aunque este tiene motores diésel por debajo, 120 CV, o por encima con 160 CV o el Hyundai Tucson, con gran éxito de ventas, cuyo motor diésel 1.6 GDi de 132 CV se queda 2.000 por debajo del protagonista de nuestra prueba.

Fotos Prueba Toyota RAV4 150D, la opción más recomendable

Comentarios Prueba Toyota RAV4 150D, la opción más recomendable

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"