Así debes limpiar y pulir los faros de tu coche

Limpiar y pulir los faros es clave para ver y ser vistos. De no hacerlo, no solo te arriesgas a un accidente, también a una multa, no pasar la ITV,... sin contar que estéticamente, tu coche pierde valor.

 

limpiar y pulir faros

 

Hace años, los faros estaban hechos de cristal. Pero este material es muy vulnerable, por lo que era fácil que se rompieran. Por eso, con el paso del tiempo, se hicieron de policarbonato, mucho más resistentes a los golpes y a la meteorología. Aunque ello no implica que no sufran el paso del tiempo.

 

 

Los faros actuales se oscurecen, precisamente por estar hechos de un material duradero en un lugar muy expuesto. La suciedad se acumula sin que te des cuenta y poco a poco, estos van perdiendo efectividad: se vuelven opacos, provocando que pierdas visibilidad y que el resto de conductores te vean peor. A los actuales, al ser de LED, no les pasa tanto: no se crea, durante el invierno, un efecto frontera en el policarbonato entre la fría temperatura exterior y el calor que desprende un halógeno.

 

limpiar y pulir faros

 

Esto puede ser motivo, incluso, de multa. O puede que tu coche no supere las pruebas de la ITV. Por tanto, no hablamos de un tema baladí: es importante que cuides los faros de tu coche. Aunque si ya es tarde y tus faros han perdido efectividad, vamos a enseñarte cómo limpiarlos para que recuperen su brillo original… o se acerque bastante.

Lo más importante es comprar los materiales adecuados. Huye de trucos caseros como la pasta de dientes y escoge productos especializados. Te dejamos nuestra particular lista de la compra: cinta de carrocero, lijas de grano de diferente densidad, discos de lana, pulimento líquido con siliconas y una taladradora de velocidad variable. Además, deberás coger de casa un trapo y un cubo con agua y jabón.

Así es el proceso para limpiar y pulir tus faros en casa

 

limpiar y pulir faros

 

Lo primero que debes hacer es eliminar la suciedad superficial. Como os hemos dicho, los faros están muy expuestos, por lo que es común que hay restos de barro o mosquitos. Para ello utiliza el jabón, el agua y el trapo.

Una vez el faro esté limpio, debes proteger la carrocería. Toca “maltratar” un poco el faro, pero eso no implica que el resto del vehículo sufra. Por ello, cubre los alrededores del faro con cinta de carrocero: sí, exactamente lo que haces con los rodapiés cuando vas a pintar tu casa.

Ahora toca lijar el faro: para ello, utiliza las lijas. Hay de varias densidades, así que elige dos en función del estado de tu faro: a más opacidad, necesitarás una lija más abrasiva. Lo ideal, si no sabes cual elegir, es que antes de hacer la compra examines el coche junto al dependiente para que él te recomiende una u otra lija.

Te recomendamos el uso de una taladradora de velocidad variable para hacer esta función. Te resultará menos exigente y por tanto, te cansarás menos. Aunque siempre podrás hacerlo a mano: la efectividad, según tu esfuerzo, puede ser la misma… aunque acabarás bastante cansado. 

Comienza a lijar el faro

limpiar y pulir faros

Lo puedes hacer de dos maneras: de forma manual o con una taladradora de velocidad variable. Y podrás utilizar tres tipos de lija: la más abrasiva es la de grano 400 y la que menos, de grano 2000. Lo mejor es que preguntes en tu tienda especializada, en función de cómo de deteriorado está tu faro, cuál necesitas.

Coloca la lija en la taladradora. Utiliza una velocidad lenta y sin apretar para evitar estropear el plástico. Repasa toda la superficie de una forma homogénea hasta dejar el faro blanquecino. Entonces, haz el mismo proceso con una lija menos abrasiva hasta que el cristal quede casi transparente. Con este último paso, eliminarás ralladuras provocadas por la lija más abrasiva. A mano es el mismo procedimiento: es menos contundente y por ello, más agotador. Tú decides.

Una vez hayas eliminado esa suciedad cristalizada que impedía el paso de la luz de tus faros, utiliza el pulimento líquido. Aplícalo sobre un disco de lana y repasa el faro para lograr que vuelvan a ser transparentes. Con el pulido, deberían quedar casi como nuevos.

Por último, necesitas eliminar los productos que has aplicado sobre el faro. Lo ideal es que utilices agua, jabón y un trapo para ello. Verás que de esta manera casera, tus faros volverán a vivir su época más dorada.

Fotos Así debes limpiar y pulir los faros de tu coche

Comentarios Así debes limpiar y pulir los faros de tu coche

  •  
    Avatar de SergioQ4.
    SergioQ4 02/03/2020 17:37:23

    Si no me equivoco los faros de policarbonato traen una "película" de protección UV, anti rayas y demás características. Lo que envejece y se pone oscuro y mate, es eso, y al hacer todo el procedimiento profundo estamos perdiendo esa película. O sea que sí, va a quedar precioso súper brilloso y transparente pero no va a durar nada, porque el policarbonato quedó totalmente expuesto, sin protección. Pero no estoy seguro que sea así, alguien lo sabe a ciencia cierta?

  •  
    Avatar de K Muñoz.
    K Muñoz 28/06/2020 22:04:34

    Sergio es verdad lo que dices, yo trabajé en una fábrica de faros y todos pasaban por el proceso de "Hardcoating". Se aplica una capa de esmalte para dar mayor dureza, resistencia y brillo a la superficie del faro. Ete esmalte debe de pasar por un proceso de curación a tráves de luz UV para que adquiera la dureza deseada. Al pulirlo se lleva toda esa capa protectora.

  •  
    Avatar de mauro.
    mauro 16/07/2020 06:13:55

    Hola, una pregunta, en mi moto se quemo un foco y se opaco un poco el reflector, ¿Hay manera de limpiar el reflector sin dañarlo? Gracias.

  •  
    Avatar de Jansa.
    Jansa 21/10/2020 09:28:27

    Hola amigos, sabéis de algún esmalte para los faros del coche, los he pulido y lo suyo es aplicarle después algún esmalte para qe dure el brillo al faro. A ver si me podéis ayudar. Gracias.....

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"