Claves para viajar en coche a la estación de esquí

La temporada de esquí ya está aquí. Te damos todas las claves para que tu trayecto en coche a la estación de esquí sea seguro.

Año Nuevo, nueva temporada de esquí. El día 1 de enero muchos estarán en sus sillones de casa viendo los saltos de esquí, pero  también miles de españoles se lanzarán a las pistas deseosos de nieve y diversión. Hay que preparar todo con un poco de antelación, así que vamos a ayudarte y darte algunas claves para que tu viaje sea más seguro.

1. Infórmate del tiempo

No salgas a la carretera sin la información necesaria sobre las condiciones climatológicas que vas a encontrarte: posibles nevadas, cortes de carretera… en la página de la dgt encontrarás mucha información al respecto, sobre todo las carreteras afectadas por nieve y hielo.

2. Prepara tu vehículo a conciencia

Lo mejor es llevar el coche al taller para que nos hagan una pequeña revisión, que básicamente constará revisar los frenos, el estado del aceite, el líquido anticongelante, la batería y el limpiaparabrisas. Nosotros mismos comprobaremos el estado del dibujo de los neumáticos y nos aseguraremos de llevar cadenas si nuestro coche no va equipado con neumáticos de invierno

3. Cómo llevar el equipaje

Aquí te damos una serie de consejos que conviene saber a la hora de colocar el equipaje cuando vayamos a esquiar:

  • No lleves objetos sueltos en el interior del vehículo, no dejes las botas tiradas sin atarlas.
  • Aprovecha los compartimentos interiores.
  • Al cargar el coche, elimina todo lo innecesario.
  • Coloca los bultos más pesados en el centro del maletero y lo más abajo posible.
  • Sujeta la carga para que no se mueva.
  • No coloques nada en la bandeja trasera que pueda afectar a la visibilidad.
  • Ajusta la presión de los neumáticos a la carga del vehículo y ten en cuenta que cuando llegues a la estación habrá nieve. Con poca presión en los neumáticos tendrás problemas.
  • Si hace falta, recurre a una baca o a un cofre para el techo.

4. Los colores de las alertas

La DGT avisa del niveles de dificultad al circular por carretera con nieve por colores:

Nivel verde: Prudencia, comienza a nevar. Se recomienda no sobrepasar la velocidad de 100 kilómetros por hora en autopistas autovías y de 80 kilómetros por hora en el resto de las carreteras. Los camiones deben circular por el carril derecho y no deben adelantar.

Nivel amarillo: Precaución, la calzada empieza a cubrirse de nieve. En este nivel no se permite circular a los camiones.  Los coches  y autobuses no deben rebasar los 60 kilómetros por hora.

Nivel rojo: Circulación muy difícil, la calzada se encuentra completamente cubierta de nieve. En esta situación la circulación sólo es posible haciendo uso de las cadenas o neumáticos de invierno. La velocidad a la que como máximo se recomienda circular es de 30 kilómetros por hora.

Nivel negro: Carretera está intransitable.

5. Cosas que no debes hacer mientras conduces

- No fijarte en el estado del asfalto. Es muy importante leer la carretera. Por ejemplo, el asfalto resbala más cuando comienza a llover y después de una época de sequía como la que tenemos. Después de estar muchos días seco la suciedad acumulada se vuelve muy resbaladiza con las primeras gotas de agua. El asfalto es también muy resbaladizo en invierno al final de la noche y las primeras horas de la mañana. En días húmedos, fríos, con nieblas o cubiertos sin sol, el asfalto puede quedar resbaladizo todo el día, sobre todo en carreteras poco transitadas o en los carriles menos usados. Busca siempre  la zona seca de la carretera

- No uses agua caliente. Si tienes hielo en el parabrisas nunca uses agua caliente -ni templada- para quitarlo. La diferencia de temperatura contrae el cristal y puede rajarse.

- Quítate el abrigo. Dentro del coche hay que quitarse el abrigo, cazadora, parca o cualquier tipo de chaqueta, ya que con una prenda de este tipo puesta el cinturón de seguridad no te sujeta correctamente al quedar más lejos del cuerpo, permitiendo un movimiento más grande del cuerpo en caso de impacto.

- ¡Ojo al aquaplaning! Si ves una balsa de agua en la carretera y el coche va a pisarla no reacciones bruscamente. Si en el momento en el que el coche pasa una balsa de agua, notas un bandazo, estás teniendo un aquaplaning.  No frenes ni gires el volante para que los neumáticos recuperen cuanto antes la adherencia. Espera a que el coche recupere por sí solo la adherencia. Si la balsa te pilla en plena curva, no muevas el volante, no gires más ni menos, mantén la dirección tal y como la tenías antes de pisar la balsa. Notarás que el coche pierde un poco la trayectoria, pero si estás circulando a una velocidad prudente el coche recuperará la trayectoria por sí mismo en cuanto las ruedas consigan evacuar el agua. Si giras más el coche tardará más en recuperar la trayectoria y tendrás un bandazo muy fuerte cuando lo haga; si giras menos ayudarás a los neumáticos, pero estarás dirigiendo el coche fuera de la carretera.

- Frena a tope. En invierno es más probable conducir con baja adherencia en la carretera y también es más probable que en una frenada brusca salte el antibloqueo de frenos (ABS), incluso a baja velocidad. No te asustes al sentir las vibraciones del pedal o al oír un tracateo. Sigue frenando con fuerza y recuerda que con el ABS puedes girar y esquivar un posible obstáculo si fuera necesario.

-No quites el control de estabilidad. Este sistema está creado específicamente para las situaciones de baja adherencia para que el coche no pierda la trayectoria que el conductor marca con el volante.

6. Qué cadenas elegir

Hay varios tipos de cadenas: las convencionales de eslabones metálicos, difíciles de poner pero duraderas; cadenas de cuerda de tela, más fáciles de poner y transportar, y las fundas de fibra que recubren todo el neumático, baratas y prácticas pero que se deterioran rápido y son casi de usar y tirar. Elige el sistema que más te convenza y antes de partir, prueba a colocarlas.  En este vídeo te mostramos cómo hacerlo.

7. Neumáticos de invierno

Los neumáticos de invierno son la mejor alternativa a las cadenas. Con ellos puedes circular sobre nieve y hielo son problemas.  Pero además, los neumáticos de invierno son los que presentan mejor rendimiento también sobre superficies secas o mojadas cuando la temperatura exterior es baja (por debajo de 7°C). Más allá del superior agarre, evitan mejor el  aquaplaning al evacuar mejor el agua, y también reducen la distancia de frenado sobre suelo mojado.

8. Cinco estaciones para esquiar

- Candanchú

Localización: Cantabria

Kms de pistas: 28

Aparcamiento: Público para 280 coches

Acceso: Carretera Nacional N-330; cómodo y seguro

- Baqueira

Localización: Valle de Arán, Pirineo de LLeida

Kms de pista: 120. 1.922 hectáreas de superficie esquiable

Aparcamiento: 1.500 plazas dentro, más 6.000 en el entorno

Acceso: multitud de posibilidades. De loas más seguros, por la N-230

- Sierra Nevada

Localización: Sierra de Granada

Kms de pista: 105 km

Aparcamiento: 4. En total, capacidad para más de 4.800 vehículos

Acceso: Muy cómodo, desde la A-395 hasta el km 31.

- Valdesquí

Localización: A 60 km de Madrid y 26 de Segovia

Kms de pista: 9

Aparcamiento: Plazas reducidas

Acceso: Muy cómodo desde la A-6 hasta Collado Villalba y M-601 hasta llegar al Puerto de Navacerrada.

- Granvalira

Localización: Andorra

Kms de pista: 193 kms

Aparcamiento: 1.000 plazas

Acceso: Desde España mejor por C-145 desde Lleida y C-16 desde el Túnel de Cadí o Puigcerdá.

Fotos Claves para viajar en coche a la estación de esquí

Comentarios Claves para viajar en coche a la estación de esquí

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"