La DGT puede multarte aunque lleves atado a tu perro por esta razón

La ambigüedad del reglamento ha provocado que muchos conductores sean sancionados por llevar a sus mascotas, aunque estas estén atadas.

Multas mascota

Las sanciones que pone actualmente la Dirección General de Tráfico oscilan entre los 80 euros por llevar a tu mascota suelta en el coche y los 200 y 500 euros si además la llevas en el habitáculo del conductor. Sin embargo, hay que recordar que estas multas no llevan consigo retirada de puntos. Son muchos los usuarios que deciden viajar con sus animales, pero ¿lo hacen de la forma correcta?

Actualmente no existe una normativa concreta para regular el transporte de mascotas. No obstante, hay que saber que en el artículo 18.1 del reglamento se hace referencia a ciertas obligaciones. Entre ellas se encuentra la de que el conductor mantenga la libertad de movimiento, tenga un campo necesario de visión y mantenga la atención permanente en la conducción, de forma que se garantice la seguridad propia y la de todos los usuarios.

Teniendo en cuenta esto, los conductores deberán prestar especial atención al posicionamiento y a la colocación de todos los objetos dentro del vehículo, incluyendo la de las mascotas, con el objetivo de que no interfieran en la conducción. Y como era de suponer esto se debe realizar con el vehículo estacionado, nada de hacerlo mientras circulas por la carretera.

Multas mascota

Lo que sucede es que la normativa es algo ambiguo, razón por la cual todo queda en mano de los agentes. Esto ha provocado que muchos conductores sean sancionados. ¿La razón? Que el cinturón, a pesar de estar homologado, tiene una holgura excesiva y provoca que el animal tenga una mayor libertad de movimiento y pos ese motivo pueda interferir en la conducción, llegando a provocar situaciones de peligro.

¿Cómo llevar a la mascota de forma segura?

Muchos usuarios llevan al perro sujeto con un arnés de un solo enganche. Esto tiene el problema de que en caso de sufrir una colisión el perro se desplaza hacia delante, pudiendo provocar que se rompa la anilla e impacte contra los asientos delanteros. Por esta razón es mejor utilizar uno de dos enganches, para evitar este desplazamiento. Y recuerda, que el sistema de unión sea corto para que sea más seguro.

Multas mascota

Otro de los sistemas clásicos es el transportín, que se sujeta con el cinturón. En caso de que tu mascota sea pequeña es una muy buena opción colocarlo en el suelo, ya que el movimiento del mismo será menor y en caso de colisión no habrá apenas desplazamiento. No obstante, si viajan varias personas en las plazas traseras, esta opción hay que descartarla.

Por último está la opción de instalar una rejilla divisoria entre los pilares del coche. De esta manera, se separa el maletero de la zona de la cabina y da la posibilidad de que los animales se muevan de forma libre. Sin embargo, si lo hacen y sufrimos un accidente, las consecuencias pueden ser fatales. Por esa razón, lo que se recomienda es que se combine esta última opción con un transportín.

Fotos La DGT puede multarte aunque lleves atado a tu perro por esta razón

  • La DGT puede multarte aunque lleves atado a tu perro por esta razón
  • La DGT puede multarte aunque lleves atado a tu perro por esta razón
  • La DGT puede multarte aunque lleves atado a tu perro por esta razón

Comentarios La DGT puede multarte aunque lleves atado a tu perro por esta razón

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
    • Este campo es obligatorio.