Mantenimiento: lo que debes revisar en tu coche para que los neumáticos duren más

Básicamente hay dos apartados de tu vehículo que debes cuidad con especial atención, pues su buen estado de mantenimiento tienen mucho que ver con la duración de los neumáticos. Y como ya habrás adivinado, todo lo que tiene que ver con el correcto funcionamiento de los neumáticos de tu coche afecta también directamente a la seguridad. Me refiero a la dirección y a las suspensiones.

La dirección: equilibrado de las ruedas

No hay nada más incómodo que la vibración que se produce en el volante debido a un mal equilibrado de las ruedas. Normalmente aparecen en un rango de velocidad determinado –entre unos 80 y 120 km/h–, y se notan principalmente en el volante si hay un defecto de equilibrado en las ruedas delanteras, y en el salpicadero o en el asiento si las ruedas que se han desequilibrado son las traseras.

 

La solución a este problema es sencilla: hay que equilibrar las ruedas en un taller en el que cuenten con la maquinaria especializada. Lo aconsejable es equilibrar las ruedas cada vez que se cambien o se desmonten los neumáticos. Esta operación se realiza añadiendo una serie de contrapesos que pueden ir colocados en el interior de la llanta, o por el exterior de la misma.

Si notas que de repente aparece una vibración en la dirección que anteriormente no existía, puede deberse a la pérdida de uno de estos contrapesos como consecuencia de un bordillazo o al pasar por un bache. Mucho ojo, porque en vehículos todo terreno, o si en algún momento circulas por algún camino embarrado con tu coche, también pueden quedarse barro pegado a la llanta, que una vez seco puede provocar el desequilibrio de la rueda.

 

Normalmente, al cambiar una rueda al precio del neumático en sí hay que añadir el del  montaje, el equilibrado y la válvula; el precio conjunto para las tres cosas suele oscilar entre los 15 y los 20 euros. Además de ayudar a prevenir un desgaste prematuro de los neumáticos, un correcto equilibrado también protege los elementos de la suspensión, la dirección y la transmisión.

Si las ruedas están mal equilibradas, los neumáticos se desgastarán de forma irregular, apareciendo bandas transversales.

La alineación de las ruedas

Junto a la utilización de las presiones correctas, la alineación de las ruedas es uno de los factores que mayor incidencia tienen en el rendimiento óptimo de un neumático y en su duración. Y cuando hablamos de alineación de las ruedas nos referimos a las cotas que determinan la geometría del sistema de dirección: caída, convergencia, divergencia y paralelo.

 

Estas cotas pueden alterarse durante la vida del vehículo, debido al trabajo de las suspensiones al pasar por los baches, o por ejemplo por un impacto de las ruedas con un bordillo en una maniobra de aparcamiento. El primer síntoma de una alineación incorrecta, además de una falta de precisión en la dirección que hace necesario realizar correcciones de la trayectoria a pesar de mantener el volante recto, son una disminución de la adherencia o agarre, pues los neumáticos dejan de pisar correctamente, lo que provoca su desgaste anormal y prematura.

Además de la correcta alineación, entre los componentes de la dirección conviene revisar los rodamientos, guardapolvos y rótulas, pues si están desgastados o presentan holguras las cotas de la dirección también se verán afectadas.

A modo de resumen, cuando los neumáticos se desgastan más sólo por los hombros exteriores, el problema de alineación de las ruedas suele ser un exceso de convergencia o una caída positiva, mientras que si el desgaste se produce en el interior, es señal de un exceso de divergencia o una caída negativa.

Los amortiguadores

Otro de los elementos del vehículo muchas veces olvidado, y que tiene una influencia directa en la duración de tus ruedas y en tu seguridad son los amortiguadores. Ten en cuenta que su principal función es hacer que los neumáticos mantengan en todo momento el contacto con el asfalto. El problema es que la pérdida de eficacia de los amortiguadores se produce de forma muy progresiva, y el conductor se va adaptando a las nuevas reacciones del vehículo.

 

Pero si un amortiguador no está en buen estado y no cumple su misión disminuye el agarre, lo que afecta también a la direccionalidad del vehículo y a la capacidad de frenada, pues además, los sistemas electrónicos de ayuda a la conducción como el ABS o el ESP también funcionarán peor.  En los neumáticos, un síntoma de amortiguadores en mal estado es un desgaste irregular en la banda de rodadura.

 

Normalmente, lo aconsejable es realizar una revisión del estado de los amortiguadores cada 30.000 km. Su duración depende mucho del vehículo y del tipo de conducción. En los talleres cuentan con una maquinaria especial que comprueba fácilmente el estado del amortiguador, recomendando cuándo toca cambiarlos, algo que suele suceder en torno a los 80.000 kilómetros.

 

 

Fotos Mantenimiento: lo que debes revisar en tu coche para que los neumáticos duren más

Comentarios Mantenimiento: lo que debes revisar en tu coche para que los neumáticos duren más

  •  
    Avatar de mendifernandez.
    mendifernandez, 20/08/2015 13:30:37

    ya pero cuantos km suelen durar los neumaticos ,yo hago una conduccion tranquila ,y no me duran mas de 35.000km los delanteros claro

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"