Prueba Audi R8 Spyder: precio, sensaciones y ficha técnica

Hemos podido probar el Audi R8 en su carrocería Spyder para disfrutar del bonito sonido del V10 a cielo descubierto.

Prueba Audi R8 Spyder

El rojo es el color de la pasión, la valentía o el vigor, por ello es perfecto que el botón con el que arrancamos este Audi R8 Spyder sea de ese tono. Tras apretarlo despertarás la primera de dichas cualidades cuando su V10 brame, pero a su vez tendrás que demostrar tener mucho de las otras dos, porque 570 CV y un precio que supera claramente los 200.000 euros exigen una gran responsabilidad.

Ese saludo con el que el R8 Spyder te recibe al arrancar no es posible desactivarlo, por lo que, si encima has dejado el modo Dynamic programado en tu último trayecto, el estruendo dará un aviso a todos tus vecinos de que sales de casa.

Prueba Audi R8 Spyder

En estos primeros kilómetros, he dejado activo al modo Comfort, lo más cercano a un Eco que tiene el deportivo. Así, sus suspensiones llegarán a tener un tarado ciertamente cómodo, aunque cualquier junta en la carretera te devolverá rápidamente a la realidad. Nada más salir a la autovía cambiamos al Auto, donde el coche analiza en todo momento cómo vas conduciendo para adaptarse a ti, pero en estas vías rápidas no sacaremos muchas conclusiones válidas, ya que el R8 devora el asfalto sin pestañear gracias a su portentosa efectividad alemana.

Entonces es cuando llegamos a nuestra carretera elegida y hacemos un alto en el camino. Capota de lona abajo, calefacción un poquito más alta y modo Dynamic en funcionamiento. Lo primero que deberás tener en cuenta, es que a diferencia de la moda que impera en el mercado, este R8 todavía equipa un motor atmosférico detrás de los asientosEsto provoca que tengas que subir a revoluciones más altas para sacar todo su poderío, algo a lo que te ayudará el modo Sport de la transmisión S tronic. Bien es verdad que con semejante caballaje no notarás falta de empuje a bajas vueltas, pero arriba te espera una gran sorpresa. Justo cuando empiezas a superar las 5.000 rpm, el V10 cambia de sonido y como un modo de aviso, te pega un empujón extra como si fuera una catapulta hasta que llegas a las 8.500 rpm y se da paso a la siguiente marcha. Nos sorprende su 0-100 km/h en tan solo 3,5 segundos.

Prueba Audi R8 Spyder

Llegan las primeras curvas y paso al cambio manualLo puedes accionar mediante unas levas detrás del volante (de tamaño algo pequeño) o actuando sobre el pomo de la transmisión. Sin duda en estos casos te recomiendo la primera para no soltar el volante, pese a que las dos formas son muy rápidas (y es aquí donde sacas la mejor esencia del R8). El proceso es excelente, frenos que aguantan muchas acometidas, una dirección de lo más obediente y directa, y pese a ser tracción total quattro, al salir del viraje notarás el empuje desde el eje posterior con sus grandes ruedas de 305 de anchura.

La conclusión tras llegar al destino es que el R8 es un coche muy alemán. No es nada nervioso, transmite toda la potencia y deportividad que se le puede exigir con ese gran motor, con una imagen muy poderosa (más en esta versión Spyder) y con un apartado dinámico muy efectivo. ¿Los consumos? Pues lo normal es estar sobre los 19 litros, aunque acariciando el acelerador muy suavemente a un ritmo constante de autovía podrías dejarlo en 12 ó 13 litros sin problemas.   

Prueba Audi R8 Spyder

Entrar y salir del R8 Spyder es una operación que requiere su práctica. Entre que el coche es bajo y el asiento está prácticamente anclado al chasis, en muchas ocasiones tendrás que tirarte literalmente a su interior. Menos mal que el volante está achatado por debajo y te ayudará a sentarte. Una vez dentro todos los demás coches te parecerán de tamaño XL.

Una vez solventado este pequeño inconveniente empiezas a mirar a tu alrededor. Lo primero que me sorprende es que no tiene pantalla multimedia en el centro del salpicadero, siendo sustituida por unas generosas tomas de aire y sus correspondientes mandos circulares para manejar el climatizador. Me parece una idea excelente, pues este R8 es un coche para conducir, como te demuestra la clara diferenciación con la plaza del copiloto, la baja posición del asiento antes citada y la colocación de los pedales (el acelerador es hasta el suelo).

Esta configuración del puesto de mando no provoca que estemos ante un coche desactualizado. Las funciones multimedia se han aglutinado en el panel de instrumentación digital de 12,3 pulgadas y se manejan desde un mando colocado en la consola central. No es el último software de Audi, pero cumplirá perfectamente con todo lo necesario. A su alrededor encontraremos materiales y un montaje acorde a los trabajos más minuciosos de Audi.

Prueba Audi R8 Spyder

Al contar con una capota de lona es evidente que no tendrás el mismo aislamiento que en la carrocería Coupé, pero sinceramente no llega a ser nada molesto. Incluso el motor se oye perfectamente en el habitáculo para deleite de tus oídos, además de ayudarte a subir la temperatura interior (te darás cuenta que siempre pones en el clima menos grados que los que llevas en otro coche cualquiera). Una vez desplegada, el diseño del R8 Spyder, permite poder mantener una conversación con tu acompañante a velocidades de 120 km/h sin problemas o disfrutar del excelente equipo de sonido de Bang&Olufsen que viene de serie.

Ficha técnica

Audi R8

Spyder quattro

Precio

217.490 €

Valoración

9.5/10

Motor combustión

10 cilindros y 5.204 cm3

Potencia

570 CV

Transmisión

Cambio automático 7 velocidades

Aceleración

3,5 s

Consumo mixto

13,3 l/100 km

Emisiones WLTP

301 gr/km

Longitud

4,42 m

Maletero

112 l

Fotos Prueba Audi R8 Spyder: precio, sensaciones y ficha técnica

Comentarios Prueba Audi R8 Spyder: precio, sensaciones y ficha técnica

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"