McLaren Senna: 800 CV para un supercoche campeón

McLaren presenta su nuevo supercoche, el McLaren Senna, un biplaza de 800 CV y menos de 1.200 kg de peso del que se fabricarán 500 unidades.

McLaren Senna

En un año para olvidar en el plano deportivo, McLaren presenta su nuevo “supercar”, el McLaren Senna. Sobre el nombre poco hay que decir: el nuevo deportivo homologado para su uso en carretera rinde homenaje al mítico piloto brasileño Ayrton Senna, tres veces Campeón del Mundo de F1, como bien habrás podido imaginar. La primera aparición ante el público tendrá lugar en marzo en el Salón de Ginebra. Para entonces, puede que las 500 unidades que se van a fabricar del McLaren Senna, con un precio cercano a los 900.000 euros, estén todas vendidas.

Diseño exterior del McLaren Senna

Estéticamente la primera impresión que produce contemplar las líneas del McLaren Senna es algo chocante. Según la marca, se ha aplicado el principio “la forma sigue a la función”, y la función en un superdeportivo como este no es otra que, en este caso, aerodinámica: ser eficiente en la lucha contra el viento, y aprovechar el flujo del aire para pegar el coche al asfalto. De ahí el enorme alerón trasero (su superficie es de 6.500 cm2, y ajusta su inclinación de forma automática para hacer incluso de aerofreno), en una zaga con un enorme difusor doble en el que las salidas de escape están en una inusual posición, por encima incluso de la línea de los grupos ópticos. O el spoiler delantero y los splitters, así como las prominentes tomas de aire.

 

McLaren Senna

Pero algo tiene en su silueta el McLaren Senna que lo aleja de cualquier otro supercoche conocido hasta ahora, sobre todo en su vista de perfil. Puede que sea la forma de cúpula del habitáculo, el haber incluido una zona transparente en las puertas de apertura vertical, o que la superficie de las propias puertas esté en un plano diferente al del resto de la carrocería, estrechando mucho el contorno respecto a la línea que forman los pasos de rueda delantero y trasero (fíjate en la foto en la que se ve el coche desde arriba).

Peso ligero y motor V8 biturbo con 800 CV

Diseño a un lado, el McLaren Senna es el deportivo más ligero de la marca desde el mítico McLaren F1 de principios de los 90 diseñado por Gordon Murray, uno de mis coches favoritos. Pesa sólo 1.198 kg, y está propulsado por un motor V8 biturbo de 4 litros con 800 CV de potencia –es el motor de combustión de McLaren más potente hasta la fecha– y un par máximo de 800 Nm, de lo que resulta una relación peso/potencia de 1,5 kg/CV. Nada de hibridación, ni tampoco tracción a las cuatro ruedas, la potencia llega al eje posterior a través de un cambio de doble embrague con siete velocidades.

 

McLaren Senna

Diseñado como un coche para uso intensivo en circuito pero homologado para circular por carretera, el chasis del McLaren Senna está fabricado en fibra de carbono. Para las suspensiones se ha optado por una evolución del esquema de paralelogramo deformable utilizado en el McLaren P1, con amortiguación pilotada y un sistema activo de control de balanceo que elimina las estabilizadoras clásicas, al conectar los amortiguadores entre sí. El comportamiento dinámico varía según el programa elegido: Comfort, Sport, Track o Race.

 

McLaren Senna

Tras las llantas de 9 radios con tuerca central, calzadas con neumáticos Pirelli P Zero Trofeo R desarrollados para circuito pero aptos para rodar en carretera, el McLaren Senna esconde discos de freno carbocerámicos en la cuatro ruedas, que además cuentan con la ayuda del efecto de aerofreno del alerón trasero cuando se trata de detener el coche desde alta velocidad.

Puesto de conducción del McLaren Senna: de carreras

A pesar de que en McLaren insisten en que el Senna es un coche desarrollado para utilizar en circuito, no faltan ninguno de los elementos que sus acaudalados propietarios exigirían para circular con un cierto confort en carretera. La fibra de carbono sin revestir en algunas zonas del habitáculo puede responder tanto a la obsesión por ahorrar peso como al hecho de proporcionar un aspecto Racing que sólo se ve alterado por la consola central con la pantalla del sistema multimedia en posición vertical.

 

McLaren Senna

Como detalles curiosos, la instrumentación se ha reducido al mínimo, presidida por un cuentavueltas digital en forma de escala horizontal. Y tanto el botón de arranque como algunos pulsadores adicionales (el que activa el modo Race, por ejemplo) se encuentran situados en el techo.

 

McLaren Senna

Las puertas de apertura vertical incluyen parte del techo, según McLaren para que sus ocupantes puedan acceder fácilmente incluso con el mono de carreras y el casco puesto. Tanto para las puertas como para el techo, se puede optar por un diseño acristalado que aumenta la sensación de espacio en el habitáculo. Y tras los asientos incluso existe un pequeño compartimento destinado a transportar… ¿equipaje? Digamos que apenas caben dos cascos y los monos para conducir en circuito.

 

 

 

 

Fotos McLaren Senna: 800 CV para un supercoche campeón

Comentarios McLaren Senna: 800 CV para un supercoche campeón

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"