Coches eléctricos: Renault Fluence Z.E. y Renault Kangoo Z.E.


Hemos realizo un primer contacto con los nuevos Renault eléctricos Renault Fluence Z.E. y Renault Kangoo Z.E. Ya están a la venta en nuestro país. En este artículo os dejo mis primeras impresiones tran conducir estos coches en total silencio.

Gerardo Jiménez ( (Autoconsultorio) )
Renault ha presentado las versiones comerciales definitivas de su gama de coches eléctricos Renault Z.E. (Zero Emission). El Renault Fluence Z.E. y el Kangoo Z.E. ya están aquí, aunque sin hacer mucho ruido, más bien nada de ruido gracias a sus motores completamente eléctricos.

La apuesta de Renault en coches eléctricos es total. Ya hemos conducido las versiones definitivas del Renault Fluence Z.E. y del Renault Kangoo Z.E. En 2012 llegan los modelos Renault Twizy Z.E. y Renault Zoe Z.E. que no son versiones eléctricas de otros modelos, sino construidos especialmente para ser eléctricos. Renault espera que el 20% de los coches que se vendan en 2020 sean eléctricos.

El Renault Fluence eléctrico es una berlina de cinco plazas que ya se vende con dos versiones de 19.960 y 20.900 €. Mientras que el Kangoo eléctrico tiene tres versiones tanto de carga como con asientos traseros, que se vende desde 14.000 a 16.000 €. En ambos modelos hay que contar con el alquiler de las baterías por un precio de 82 € al mes para el Fluence eléctrico y 75 € al mes para el Kangoo eléctrico.

El Renault Kangoo Z.E. tiene un motor eléctrico de 60 CV y una autonomía homologada de 170 km.

Claves del Renault Fluence Z.E. y Kangoo Z.E



  • Renault Fluence Z.E. y Kangoo Z.E. ya a la venta

  • Fluence Z.E. desde 19.960 € y Kangoo Z.E. desde 14.000 €

  • Se espera la mayoría de ventas para flotas.

  • Baterías en alquiler, con cuota mensual y renovadas sin cargo.

  • Autonomía anunciada de 185 km para Fluence Z.E. y 170 km para Kangoo Z.E.

  • Conducción muy sencilla y funcionamiento simple.

  • Recarga rápida entre 6 y 8 horas.


Cambios estéticos e interior


La versión eléctrica del Renault Fluence se diferencia estéticamente del Fluence normal por una parte trasera 13 cm más larga, porque se han colocado las baterías tras los asientos traseros y se ha alargado el voladizo para conservar algo de maletero. Esto permite que la habitabilidad de la cabina no haya cambiado frente al Fluence normal. Mide ahora 4,73 m. El maletero es pequeño de 317 l. Se han introducido pequeños detalles para diferenciarlo en faros, paragolpes y en insignias. Las tomas de corriente están en las aletas delanteras, una por cada lado. El Kangoo eléctrico tiene las baterías en el suelo y no cambia estéticamente. Las únicas novedades son la toma de corriente en el frontal y alguna pegatina que define el modelo.

El interior de ambos modelos no cambia frente a la versiones de motor térmico. Tan solo los relojes

En ambos modelos, los únicos cambios en el interior se encuentran en los cuadros de relojes, que ofrecen una información distinta, no hay cuentarrevoluciones, se sustituye por el indicador de nivel de carga de las baterías, la pantalla del ordenador puede indicar la autonomía restante en kilómetros. También hay una pequeña aguja que indica la demanda o recarga instantánea. Es realmente sencillo de entender y no requiere periodo de aprendizaje.

A la izquierda la aguja del nivel de carga de la batería, a la derecha, la aguja de demanda instantá

Una curiosidad es que el navegador es de serie en los dos acabados del Fluence Z.E., muestra los puntos de recarga disponible y en algunos países mostrará el radio de acción de la autonomía. La palanca de cambio es como la de un automático, pero sin opción de modo manual porque no hay marchas que cambiar. Como hemos dicho la habitabilidad no cambia en ambos modelos. En el Fluence eléctrico tan solo se pierde maletero, mientras que en el Kangoo el suelo de la zona de carga está ligeramente más alto, algo poco apreciable y que prácticamente no limita la capacidad de cargar objetos voluminosos, pudiendo cargar 650 kg.

Motor y transmisión


El Fluence eléctrico cuenta con un motor eléctrico en la parte delantera que tiene un peso de 160 kg, unos 40 kg menos que un motor diesel equivalente. La electricidad le llega de las baterías colocadas en la zona del maletero que previamente se han cargado en la red eléctrica. El motor mueve las ruedas delanteras a través de una transmisión de tipo reductor sin marchas, tan sólo hacia delante y hacia atrás.

El motor es más ligero que uno térmico. Las baterías van colocadas detrás del asiento trasero.


El motor eléctrico del Renault Fluence Z.E. tiene 70 kW, es decir 95 CV. No son muchos para un coche de 1.605 kg, pero acelerando a fondo ofrece el par máximo de 226 mkg desde parado hasta una velocidad de casi 40 km/h, justo el momento en el que los 95 CV son ofrecidos. Según aumenta la velocidad se ofrece cada vez menos par motor, pero la potencia máxima de 95 CV se mantiene hasta los 110 km/h, luego desciende también ésta hasta llegar a la velocidad autolimitada de 135 km/h. Necesita 13 segundos para alcanzar los 100 km/h. Cuando se deja de acelerar el vehículo recupera carga frenando poco a poco el coche, permitiendo alargar un poco la autonomía.

Al volante se siente una buena aceleración desde parado, que puede hacer patinar las ruedas en suelo mojado si pisamos a fondo, saltando el control de tracción. Para el medio urbano tiene buena aceleración y recuperación. Hasta unos 80 km/h la aceleración sigue siendo constante y a partir de ahí la aceleración baja progresivamente. Las recuperaciones a alta velocidad no son brillantes, ligeramente inferiores a las de un diesel de la misma potencia. La retención al dejar de acelerar es apreciable y puede ser utilizada en conducción tranquila para bajar velocidad en algunas condiciones.

En el Kangoo eléctrico las sensaciones son parecidas pero con un motor que ofrece el mismo par motor, aunque menos potencia, 40 kW ó 60 CV. Es decir acelera a baja velocidad correctamente y pero la aceleración comienza a bajar a partir de los 50 km/h. Su velocidad máxima es de 130 km/h. La retención es más evidente en el Kangoo, bajando más rápido la velocidad.

La autonomía del Fluence Z.E. en condiciones normales es de unos 120 - 160 km.

Autonomía


La gran desventaja de los coches eléctricos es la autonomía. Renault anuncia hasta 200 km de autonomía para el Fluence Z.E en condiciones perfectas y ha homologado 185 km según la nueva normativa NEDC (New European Driving Cycle). También dice que en condiciones extremas de temperatura, en conducción deportiva o con carga máxima, la autonomía puede bajar hasta unos 80 km. Existe un modo ECO en el sistema de climatización para consumir menos energía, ya que la climatización afecta la autonomía, más la calefacción que el aire acondicionado.

En condiciones normales de conducción se sitúa entre 120 y 160 km. Parecen suficientes para los trayectos diarios de la mayor parte de los conductores, pero limitan el uso para esos trayectos diarios, teniendo que cargar todos los días y no pudiendo afrontar trayectos imprevistos que puedan surgir. Renault prevé un futuro en el que los clientes particulares por la noche puedan cargar el vehículo en casa y por el día en el trabajo, en aparcamientos públicos o en la calle. De momento la infraestructura es muy limitada en países como España. La mayor parte de las ventas del Fluence eléctrico, un 70%, se espera que sean de flotas de empresas o administraciones que realicen muchos trayectos cortos durante el día.

Los datos de autonomía del Kangoo eléctrico son prácticamente iguales, con 170 km homologados con NEDC, sin embargo encontramos muy útil como coche de reparto para las empresas grandes o para pequeños negocios con un área de distribución local.

El comportamiento es predecible y seguro. Pesa 1,6 toneladas, pero el peso está mejor repartido.

Chasis y comportamiento


El Fluence eléctrico cuenta con un reparto de peso diferente al resto de la gama. El tren delantero soporta un peso menor al de la media de la gama Fluence, con lo que se ha retenido el tren delantero sin cambios. El trasero soporta mucho más debido a las baterías y al mayor voladizo, de hecho el reparto es prácticamente 50/50, aunque a base de aumentar el peso detrás, como evidencian los 1.605 kg del coche. Para contrarrestar se ha endurecido la suspensión trasera. En el caso del Kangoo eléctrico pasa algo parecido, ha aumentado el peso general estando entre 1.410 y 1.572 kg según versiones.

No es un coche que invite a conducir de forma dinámica, todo lo contrario te anima a conducir de forma suave y ahorradora. De todas formas, en alguna rotonda o curva cerrada pudimos ver que el Fluence eléctrico no tiene mayores sorpresas, es suave de suspensión filtrando baches e irregularidades con eficacia, pero transmitiendo seguridad, con suficiente adherencia a través de los neumáticos de bajo rozamiento de 205/55 16, y aplomo en curvas para no ser un coche torpe. Creemos que al límite seguirá demostrando buena compostura, nos quedamos sin probarlo por el trayecto realizado y la meteorología, pero nos fuimos convencidos que será predecible en situaciones complicadas. El comportamiento del Kangoo eléctrico, al igual que el Fluence, prácticamente no cambia.

Hacen falta unas 10-12 horas en un enchife normal y unas 6-8 horas en uno de alta tensión.

Cómo se carga


Renault ha ideado tres métodos de recarga. El más sencillo es con un enchufe doméstico, aunque hace falta un adaptador para el cable que viene de serie con el coche y la carga de baterías vacías a llenas dura entre 10 y 12 horas. Renault propone otra solución denominada Wall Box, que se trata de un enchufe de pared de alta tensión que se instala en el garaje de casa y que controla la carga del coche para que se haga en las horas con la tarifa más barata. La instalación cuesta 800 € aproximadamente y permite cargar completamente unas baterías vacías entre 6 y 8. El tercer sistema de carga es el Quick Drop, que ya se está implantando en Israel y Dinamarca. Se trata de centros en los que se llega con el coche, se coloca sobre un foso y desde abajo se cambian las baterías por otras llenas. Es el sistema más rápido pero hace falta una infraestructura especial y en España no se ha anunciado que se vaya a crear.

El Renault Kangoo Z.E. tiene sentido como coche de reparto de flotas o negocios locales.

Costes y garantías


El precio de compra está ajustado al contar con las ayudas del estado, quedándose desde 19.800 € para el Fluence Z.E. y desde 14.000 € para el Kangoo Z.E.. El Fluence es más barato que su primo Nissan Leaf, pero las baterías del Renault hay que alquilarlas obligatoriamente. Renault se compromete a que estén siempre en perfecto estado, incluso a que si la tecnología avanza se suministren mejores baterías. El alquiler supone unos 82 euros al mes en el caso del Fluence y de 75 en el caso del Kangoo, ambos precios sin IVA. Se alquilan mediante contratos de 10.000 km o 36 meses en el caso del Fluence y de 15.000 km o 45 meses para el Kangoo. Hay que hacer muchos números para saber si conviene como alternativa a un coche térmico de bajo consumo.

Calculamos que para que salga rentable habría que superar los 10.000 km al año de trayectos cortos. Para ayudarnos en los concesionarios autorizados para vender la gama Renault Z.E. habrá siempre un comercial que ayudará al cliente a ver si le es realmente necesario un coche eléctrico. Para realizar viajes largos, los clientes particulares de un Fluence Z.E. o Kangoo Z.E. tendrán acceso a un alquiler con descuentos de coches térmicos a través de Renault Rent, Avis y Europcar.

El coche está garantizado por dos años, pero el sistema de propulsión eléctrico se garantiza por cinco años o 100.000 km. En cuanto al mantenimiento, se ha formado a la red de concesionarios Renault especialistas en coches eléctricos para poder vender, mantener y reparar los vehículos eléctricos. Cuando haya que hacer un mantenimiento o una reparación, el coche se lleva al punto de venta y, sin coste, se transportará a un centro de servició de coches eléctricos de Renault si el punto de venta no lo tiene.

Hay que hacer muchos números y ver si sale rentable antes de pasarse al eléctrico.

Conclusiones


Sin duda el coche eléctrico ya está aquí para quedarse, pero aún las infraestructuras necesarias para cargar los coches en la calle o en aparcamientos públicos son reducidas en nuestro país. Vemos el coche rentable para alguien que utilice el coche todos los días para ir a trabajar en trayectos de hasta 80 o 100 km al día (ida y vuelta). Si no se utiliza el coche todos los días de la semana los costes del alquiler de la batería y de factura eléctrica pueden ser mayores que los del combustible de en un coche diesel o un híbrido.

Uno de los puntos fuertes del Fluence Z.E. y Kangoo Z.E. es que conducirlos es realmente sencillo, más incluso que un coche térmico. No supone un cambio engorroso de actitud, sino que se facilita todo, no hay que cambiar marchas, no hay que elegir modos de conducción (eco, sport, etc…), el funcionamiento eléctrico del coche no se interpone en la experiencia de conducción, sino que la hace incluso placentera y tranquila entre el tráfico. Creemos que en cuanto la red de abastecimiento eléctrico se prepare y las baterías vayan ganando capacidad, sin duda el coche eléctrico se va a hacer muy popular.

Precios Renault Fluence y Kangoo Z.E.



  • Fluence Z.E. Expession            95 CV       19.800 (con ayudas del gobierno)

  • Fluence Z.E. Dynamique         95 CV       20.900 (con ayudas del gobierno)

  • Kangoo Z.E.                                60 CV       14.000 (con ayudas del gobierno)

  • Fluence Z.E. Maxi 2 plazas     60 CV       15.200 (con ayudas del gobierno)

  • Fluence Z.E. Maxi 5 plazas     60 CV       16.000 (con ayudas del gobierno)


 

 Si quieres saber aún más sobre los coches eléctricos, visita nuestro dossier en la sección de especiales.

FICHA TÉCNICA

Fluence Z.E.

Kangoo Z.E.

Motor

Eléctrico síncrono

Eléctrico síncrono

Potencia

70 kW (95 CV) de 3.000 a 8.900 rpm

44 kW (60 CV) a 12.000 rpm

Par

226 Nm de 400 a 2.500 rpm

226 Nm

Tipo de Baterías

Ión-litio, 260 kg

Ión-litio, 260 kg

Capacidad de baterías

22 kW – 65 Ah

22 kW – 65 Ah

Cambio

Reductor

Reductor

Neumáticos

205/55 R 16

195/65 R 15

Frenos

Discos 280/260 mm

Discos 280/274 mm

Largo/ancho/alto

4,74/1,80/1,45 m

4,21/1,82/1,80 m

Batalla

2,70 m

2,69 m

Peso

1.605 kg

1.410 kg

Maletero

317 l

4,6 m3

Velocidad máxima

135 km/h

130 km/h

Aceleración 0-100 km/h

13 s

20,3 s

Fotos Coches eléctricos: Renault Fluence Z.E. y Renault Kangoo Z.E.

Comentarios Coches eléctricos: Renault Fluence Z.E. y Renault Kangoo Z.E.

  •  
    Avatar de Gerardo Jiménez.
    Gerardo Jiménez, 26/02/2012 12:31:10

    Estamos probado el Renault Twizy. Si quieres conocer nuestra primera impresión no te pierdas nuestra prueba que subiremos en breve.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"