Comparativa: Volkswagen Golf GTI vs Mini Countryman Cooper S

Enfrentamos cara a cara a dos mitos del automovilismo. Por un lado el orden alemán y por otro el estilo inglés. Dos coches siempre muy deseados.

golf gti mini countryman

Tanto los Volkswagen Golf como los Mini son coches muy deseados y no de ahora, ya que este sentimiento lo comparten varias generaciones. Si encima hablamos de la versión GTI del primero y de la última carrocería SUV del segundo, el deseo puede convertirse en una pequeña locura.

Comparativa Golf vs Mini: así son

A principios de este año se actualizó el Volkswagen Golf, porque poner nuevo es pasarse un poco. Al compacto alemán se le cambió levemente la estética, quedando las grandes novedades para los apartados tecnológicos y de motorizaciones. Tanto uno como el otro afectaron al protagonista de nuestra comparativa.

golf gti mini countryman

De primeras el motor 2.0 TSI ha subido 10 caballos más hasta los 230 CV (245 si escoges la versión Performance). Así leído puede que no sean muchos caballos, pero ya estamos hablando de cifras con las que te puedes divertir de lo lindo en carreteras con curvas. Con semejante caballería sus prestaciones se quedan en un 0-100 en 6,4 segundos y una velocidad máxima 250 km/h limitada.

En cuanto al apartado tecnológico se nota nada más entrar en el coche. La instrumentación ha pasado a ser digital, con una pantalla de 12,3 pulgadas con una resolución muy buena, personalizable y que no tiene reflejos a ninguna hora del día. Le acompaña una pantalla multimedia de 8 pulgadas, aunque en nuestra unidad equipaba el Discover Pro opcional que sube hasta las 9,2 pulgadas y que permite realizar distintas funciones mediante gestos.

Prueba Volkswagen Golf GTI

Y en la decoración nada ha cambiado con los años. La característica tapicería de cuadros, con las líneas rojas dominantes las encuentras en todos los asientos. A esto hay que añadir el pomo del cambio, si es que no escoges la caja automática DSG, en forma de pelota de golf, costuras encarnadas por todo el habitáculo, volante de cuero con la parte baja un poco achatada y los pedales de aluminio.

Su precio de partida son 34.230 euros. Actualmente cuenta con una oferta que incluye de forma gratuita los faros LED con intermitentes dinámicos, en la parte trasera, retrovisores ajustables y abatibles de forma eléctrica y la luz dinámica en curva. Como opcional deberás pagar la pintura, a menos que lo quieras blanco -¿un GTI blanco?- y la cámara de visión trasera "Rear View" por 265 euros. 

Prueba Volkswagen Golf GTI

Y pasamos a su rival. Está claro que si pones al lado un Mini clásico de este Countryman sería como juntar a Dani Pedrosa con Pau Gasol, pero no hace falta mucho esfuerzo para darse cuenta que la esencia, aunque solo sea del diseño, se mantiene con los años. Por tanto hemos juntado en la misma receta el espíritu heredado con las características SUV que tanto aprecian los compradores actuales de coches. 

Al igual que pasa con el Volkswagen Golf, el Mini Countryman se ha actualizado a principios de este año, aunque en este caso es mayor el cambio. Más que nada porque ha crecido en 20 centímetros lo que ha permitido mejorar la habitabilidad interior y el maletero que asciende hasta los 450 litros. Es como si fuera la versión familiar de la generación anterior.

golf gti mini countryman

Nuestra versión para la comparativa es el Cooper S, que con su motor de gasolina y 192 CV ofrece un grado alto de deportividad pero sin llegar a ser tan radical como el John Cooper Works, ni tan descafeinado como sería un Cooper “a secas” con sus 136 CV.

Además, ¿te has fijado en la gran cantidad de elementos personalizables que tiene este Mini Countryman? Empezaríamos con un exterior en dos tonos, con varias banderas de cuadros repartidas en espejos o detalles laterales y llantas que se asemejan a las que tenía la versión de rallyes que conducía Dani Sordo allá por 2012. Y en el interior no te pierdas la cantidad de luces LED adaptables a tu color preferido que aportan un toque muy especial al habitáculo.

Prueba mini countryman

Nos faltaría redondear con el precio, muy parecido al del Volkswagen Golf, aunque aquí dependerás de varias opciones. Por ejemplo no es lo mismo si escoges la caja de cambios manual de seis velocidades o la automática de ocho, como ves en las fotos, con una diferencia de casi 2.000 euros. O también entre tracción delantera o total, con un sobrecoste de 2.200 euros. Y si coges ambas no te hacen descuento, prepara 4.100 euros.

Comparativa Golf vs Mini: así van

Los dueños de un Volkswagen Golf GTI y un Mini Countryman Cooper S bien podrían quedar una buena mañana para “subir a hacer curvas” en cualquiera de los puertos que tenemos en nuestro país. Eso sí, ¿Quién ganaría? 

Prueba mini countryman

Entramos en el Mini y lo primero que no sorprende es su decoración LED. Es como si entráramos en una discoteca y eso siempre anima al personal. Su posición, al tratarse de un SUV, es más alta en cuanto a altura de la carrocería y también respecto al asiento, algo que le resta algo de deportividad.

Arrancamos con la palanca roja, con claras reminiscencias a la aeronáutica, y el sonido te embriaga. Mini siempre ha cuidado muy bien el sonido del escape y en este Cooper S se deja sentir desde el principio. Además con 192 caballos el motor también ayuda a crear esa atmósfera deportiva que estamos buscando.

Prueba mini countryman

Salgo de la ciudad con el modo “Green” que dota a nuestro Mini de una naturaleza tranquila. No dudes en ponerla ya que en el entorno urbano es una tontería gastar más gasolina de la cuenta. Y si necesitas dar un “apretón” no te preocupes que el coche responderá.

Al llegar al tramo de prueba toca cambiar a Sport. Luces rojas en la pantalla y empieza la acción. Este Mini Countryman cuenta con unas suspensiones firmes, pero no excesivamente duras. Curva tras curva te vas dando cuenta que la dirección es muy precisa pero que debido al peso y el tamaño de esta carrocería las inercias son más palpables. Esto provoca que muchas veces no pueda seguir el ritmo del Golf, pero tampoco vamos lentos.

Prueba mini countryman

El único pero que puedo poner es el cambio automático. Yo me ahorraría esos casi 2.000 euros que cuesta de más y disfrutaría de la buena caja manual de seis velocidades. Este no es que funcione mal, es suave y rápida cuando la usas con las levas o de forma secuencial, pero tantas marchas al final penalizan un poco a la hora de jugar en las curvas.

Terminamos nuestro trayecto y el ordenador de a bordo nos arroja unos 10 litros de consumo medio. Si bien es una cifra alta, el resto de días que hemos utilizado el coche de forma convencional, y utilizando de vez en cuando el modo “Green” hemos conseguido que esta cifra bajara hasta los 8 litros sin problemas.

Prueba Volkswagen Golf GTI

No hago más que bajarme del Mini y me monto en el Volkswagen Golf GTI. Vale, sí, su interior es más sobrio y no tiene ese ambiente festivo del modelo inglés, pero también tiene su toque digital que supera a su rival en esta comparativa. La pantalla multimedia ya es grande, monta la Discover Pro de 9,2 pulgadas que es opcional, pero es que a esto suma el cuadro de instrumentación digital que es una delicia. Personalizable y sin reflejos, con toda la información a tu alcance.

Pero no estamos aquí para hablar de pantallas, queremos marcha. Arrancamos el motor pulsando el botón que hay en la consola central y no saludan los 230 CV que tiene el motor TSI. En este caso el tubo de escape no se hace notar tanto como en el Mini e incluso gracias a una mejor insonoridad también llegar menos ruido (ese sonido que tanto nos gusta a los amantes de los coches) al habitáculo.

Prueba Volkswagen Golf GTI

Vuelvo a las mismas curvas por las que he estado circulando con el Mini y enseguida noto la diferencia. El menor peso, unos 200 kg menos, enseguida salen a relucir en cuanto enlazas dos curvas seguidas. Si a esto le unimos la pequeña ventaja de potencia, la balanza se inclina irremediablemente para el Volkswagen Golf GTI. Quizás su hubiéramos traído un John Cooper Works

Siguiendo con el Volkswagen Golf GTI la dinámica de conducción no te defrauda ni lo más mínimo. Tampoco lo esperaba. Es un coche que pisa muy bien, con el que entras seguro en las curvas a buena velocidad y con una capacidad de respuesta ideal para divertirse en este tipo de tramos. Encima sus consumos se contienen algo más que en el Mini, pero hablamos de poco más de medio litro de diferencia.

Prueba Volkswagen Golf GTI

Ahora bien si te parecen poco estos generosos 230 CV todavía podrías comprarte el Performance que sube hasta los 245 CV por unos 2.000 euros más y de paso te añade algún elemento de equipamiento. Y si vas más sobrado por encima está el R con 310 CV y tracción total. Que no falte para elegir.

Comentarios Comparativa: Volkswagen Golf GTI vs Mini Countryman Cooper S

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"