Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport, extremo y racing

El Golf GTI Clubsport es una versión extrema del GTI que en estos momentos no se vende porque acaba de cambiar la gama Golf, pero no hemos podido rechazar la oferta de prueba para traerte a estas líneas cómo va.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

Acaba de lanzarse la mejorada gama 2017 del Volkswagen Golf que también hemos probado, pero el departamento de prensa de Volkswagen España tenía aún una unidad del especialísimo GTI Clubsport de la gama anterior y antes de darla de baja nos ofreció probarla. "Por supuesto" dijimos, no sólo por darnos una vuelta, también para analizaros aquí cómo es el Golf GTI más racing, ya que parece que la versión Clubsport volverá con cada nuevo Golf GTI.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

Qué es la versión Clubsport

El Volkswagen Golf GTI es una institución en el mundo del motor y un estandarte para Volkswagen. La marca alemana no se la puede jugar con el Volkswagen Golf GTI, ha de ser perfecto. Debe tener la deportividad y prestaciones necesarias para desmarcarse de los compactos normales, pero en un coche totalmente utilizable en el día a día, que no comprometa el confort, la practicidad, la facilidad de conducción e incluso cierta dosis de eficiencia. Por ello, el Golf GTI en formato estándar ha venido teniendo 220 CV y ahora, en el modelo Golf GTI 2017 que ya está disponible en los concesionarios, 230 CV. Es poco comparado con coches como el Seat León Cupra 290, el Ford Focus ST o el Peugeot 308 GTI Peugeot Sport. Estos últimos pueden tomar algunos compromisos y ser más incómodos, menos prácticos, menos eficientes en el consumo y, gracias a ello, más potentes.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

Por esta razón apareció el Golf GTI Clubsport de 265 CV con overboost hasta 290 CV. Para recuperar la posición de dominio en la categoría, ofreciendo un coche un poco más exigente de conducir por chasis y motor, pero con unas prestaciones y un comportamiento que enamoran a los más aficionados. Clubsport es una palabra usada en modelos de calle con intención de usarse en circuitos -Porsche la utiliza-, y que podemos traducir como “deporte de club”, es decir, tandas en trackdays y jornadas de club. De hecho, el Golf GTI Clubsport tiene todo lo que necesita un Golf GTI para ser disfrutado en circuito: motor, frenos, neumáticos, suspensiones y diferencial más especializados y deportivos.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

Y ya puestos a recuperar la posición dominante, Volkswagen creó una versión extrema que no se vendió en España llamada Clubsport S con 310 CV, sin asientos traseros, que ha batido los récords de vuelta en Nürburgring entre los coches de tracción delantera de producción, conseguidos primero por el Seat León Cupra 290 y después por el Renault Mégane R.S. 275 Trophy. El nuevo tiempo del GTI Clubsport S es de 7’47”19.

Prestaciones del Golf GTI Clubsport

El Golf GTI Clubsport cuenta con el versátil cuatro cilindros turbo 2.0 TSI en la versión de 265 CV ya vista en el Seat León Cupra de 2014, pero con más par, 380 Nm entre 1.700 y 5.300 rpm, así como con la función overboost que lleva la potencia máxima durante unos segundos hasta los 290 CV. La función overboost es un control electrónico de la válvula de descarga del turbo que, cerrándola, permite durante unos segundos más presión de turbo y sacar esos 290 CV. El motor podría aguantar los 290 CV en todo momento sin necesidad de función overboost, pero con esta doble personalidad se asegura un consumo aceptable y una respuesta dulce cuando se conduce “a medio gas”, siendo ambas características afines a la filosofía “lobo con piel de cordero” histórica del Golf GTI.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

No obstante, en conducción deportiva en carreteras de curvas, el coche se siente como si fuese siempre de 290 CV, saliendo de cada curva con la válvula cerrada y consiguiendo la máxima aceleración posible. Según Volkswagen, el 0 a 100 km/h se hace con cambio DSG en 5,9 segundos y alcanza los 250 km/h. Nuestra unidad era con cambio manual –por suerte- que tiene un 0 a 100 km/h en 6,0 segundos. Como referencia, el Ford Focus ST alcanza los 100 km/h en 6,5 s y el Seat León Cupra 290 DSG en 5,6 s.

En el apartado del consumo, nos ha dejado sorprendidos con los datos. A pesar de los neumáticos extremos Michelin Pilot Sport Cup 2, en conducción tranquila es fácil bajarlos de 8,5 litros a los 100 km e incluso de 8 litros si se hace más autopista que urbano. Pero también nos sorprendió en conducción decididamente deportiva en puertos de montaña, con una media de 18 litros. No te asustes, hemos visto medias de más de 20 litros en coches similares.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

Comportamiento del Golf GTI Clubsport

Para mí personalmente, el área que más ha mejorado en el Golf GTI Clubsport respecto del GTI normal es el comportamiento en conducción decididamente deportiva. Las suspensiones son más firmes pero copian muy bien las irregularidades, los frenos son más potentes y, sobre todo, el diferencial autoblocante marca la diferencia –está disponible en el GTI normal en versión Performance-. Además, nuestra unidad venía con la amortiguación adaptativa DCC opcional, las llantas opcionales de 19 pulgadas forjadas –de serie monta 18 pulgadas- y los especialísimos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 en medida 235/35. Sin duda, estos neumáticos fueron responsables en gran medida del buen sabor de boca que nos dejó el GTI Clubsport.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

En las fotos se aprecia que casi no hay balanceo, pero te aseguro que iba rápido. Los frenos tienen un tacto deportivo y duro en frenadas fuertes y son fáciles de dosificar. Esto permite aguantar un poco de freno en la entrada de la curva para clavar el morro y gracias al diferencial autoblocante y el agarre que consigues de los Pilot Sport Cup 2 cuando están calientes, el subviraje es casi inexistente. Es impresionante lo bien que entra en las curvas, si subviras no es culpa del coche, es que no has frenado bien.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

En la salida de la curva puedes confiar en el diferencial autoblocante para pisar cada vez más pronto y con más fuerza. Lo mejor es que comienzas a conducir de forma instintiva cada vez más unido al coche y la mecánica, sin tener que gestionar subvirajes, grandes pérdidas de tracción o balanceos residuales. Te centras en ser fino, en la trayectoria y en las inercias que sientes. La dirección es directa y comunica en conducción deportiva más de lo que parece al principio. El cambio manual no hace más que obligarte a concentrarte más en la conducción. Una fría mañana de diciembre ha sido una de las mejores del 2016 para mí y quien me iba a decir a principios de año que sería con un Golf GTI.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

Neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2

Los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 vienen en opción en el GTI Clubsport con las llantas de 19 pulgadas forjadas y medida más ancha 235/35 (3.095 €). Son una opción extrema, de hecho existe la opción intermedia de llantas de fundición de 19 pulgadas con neumáticos 225/35 (685 €). Los Pilot Sport Cup 2 son unos neumáticos muy especiales y deportivos, diseñados para rendir lo mejor posible en circuito y ser usados de forma habitual en sesiones de pista y trackdays. Tienen el dibujo justo para no perder la homologación de neumáticos de calle. Además, están hechos de un compuesto creado para ser muy adherente en seco y una vez que cogen algo de temperatura. Michelin incluso ofrece un servicio de consulta sobre las presiones ideales para circuito de este neumático con cada coche.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

En definitiva, son neumáticos que en conducción deportiva en seco son impresionantes, muy pegajosos y con una direccionalidad muy grande. Probablemente el mejor neumático que puede llevar un coche antes de un neumático de competición puro. Son los neumáticos que montan de fábrica coches tan especiales como el Porsche 911 GT3 RS, el BMW M4 GTS o el Mercedes-AMG GT R. De hecho, fueron los usados por el León Cupra, Mégane R.S. y Golf GTI Clubsport S en su lucha por la vuelta rápida en Nürburgring.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

A cambio, en carreteras frías y húmedas o directamente en suelo mojado se vuelven un poco críticos. Pueden ser demasiado deportivos como neumático para todo el año en un coche de uso habitual. Si los eliges porque piensas conducir de forma muy deportiva y apuntarte a tandas en circuito de forma periódica, perfecto, sólo tendrás que tomártelo con tranquilidad cuando el suelo no esté seco. Si no piensas ser tan exigente y no te ves entrando en el circuito, una opción también muy deportiva recomendable para uso en carretera son los Michelin Pilot Super Sport o los recién presentados Pilot Sport 4 S.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

Para todos los días

El GTI Clubsport es más deportivo que el GTI normal, con más firmeza de suspensión, un mayor radio de giro por el tren delantero más deportivo y, con las llantas de 19 pulgadas forjadas opcionales de nuestra unidad, más incómodo en los baches e impactos grandes. Dicho esto, la verdad es que es mucho más confortable que un Ford Focus RS (vídeo) o un 308 GTI Peugeot Sport. Conectando el perfil de conducción Normal, Comfort o Eco, se suaviza la entrega de potencia, ideal para administrar el par en el tráfico diario.

La suspensión que es firme no es excesivamente incómoda a baja velocidad y se puede llevar a la familia sin oír quejas constantes –comprobado con silla infantil y niña de 3 años incluidas-. Sólo hay que ir atento y evitar coger de lleno los baches más grandes. Conduciendo con suavidad, cambiando pronto para que no suene mucho, tirando de ese enorme par desde sólo 1.700 rpm, se puede engañar al resto de ocupantes y decirles que es GTI normal.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

Un toque de exclusividad en el Golf GTI Clubsport

Como modelo de serie especial, el Golf GTI Clubsport cuenta con un acabado especial, con asientos deportivos con tejido técnico en el centro y laterales de Alcantara, así como un precioso volante también de Alcantara con bordados en rojo, exclusivo del Clubsport. Pero tal vez donde se desmarca más es en el exterior, con el parachoques delantero distinto al GTI normal con entradas de aire para los frenos más amplias y un perfil más bajo, un alerón trasero más elevado, las pinzas freno rojas y de cuatro bombines delante. Las llantas de serie son de 18 pulgadas con neumáticos de 225/40.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

El equipamiento de serie es igual de generoso con control de crucero adaptativo, dirección asistida progresiva, faros bixenón, sistema de modos de conducción, sensores de aparcamiento, cristales traseros sobretintados, sistema audio con pantalla de 6,5”, bluetooth y 8 altavoces, alarma y recuperación de energía de la frenada.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

Opciones a elegir

Ya no se vende el Clubsport por la actualización de toda la gama Golf, pero el nuevo GTI 2017 acabará teniendo un Clubsport seguro. Así que lo que te cuento aquí podría servir para especificar uno si te interesa. Si te compras este coche tan especial, lo suyo es elegir las opciones que le desmarcan un poco más. Los asientos tipo bucket más deportivos son para los que sí vayan a rodar en circuito, porque cuestan 1.720 euros y eliminan los airbag laterales y los de cortina traseros y son incómodos para acceder y salir.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

Las llantas forjadas y los neumáticos Pilot Sport Cup 2 no son necesarios para disfrutar en carretera, pero si eres muy aficionado y piensas rodar en circuito las querrás, son 3.095 euros. Hay que tener en cuenta que para carretera únicamente sin intención de ir al circuito parece mejor montar las llantas de 19 pulgadas de fundición (685 €) y cambiar los neumáticos 225/35 por 235/35, homologados de fábrica en la ficha técnica, en el modelo de tu elección, como unos polivalentes Pilot Super Sport.

La opción que no puedes dejar de montar es la amortiguación adaptativa DCC (1.065 €) que permite un rango de utilización mayor, con más firmeza en modo Sport y más comodidad en modo Comfort. El sistema tope de navegación, audio y pantalla de 8” que tenía nuestra unidad cuesta 2.080 euros, también muy recomendable para terminar de dar el toque exclusivo.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

El rival está en casa

Como ya te he comentado este GTI Clubsport está basado en el Golf 2014 y ya se ha dejado de vender. El modelo de nuestra prueba con cinco puertas y cambio manual comenzaba en 38.750 €, pero con todas las opciones montadas, algunas poco necesarias, pasaba de 45.000 €. Hasta que llegue la versión Clubsport del recién mejorado Golf GTI 2017 tu mejor opción es su rival más cercano que está dentro del Grupo Volkswagen y es el nuevo León Cupra 2017. Tiene el mismo motor 2.0 TSI pero con 300 CV, un 0 a 100 km/h anunciado más rápido y el mismo diferencial autoblocante. Además, tiene la opción de versión de tres puertas, con 3,2 cm menos de batalla que el Golf –más ratonero- y cuesta 34.050 €. Claro que si incluyes las opciones “necesarias” como el Pack Performance y sus frenos Brembo con llantas forjadas y los Pilot Sport Cup 2, más la pintura metalizada, el sistema multimedia y alguna cosa más se pasa también de 40.000 euros. Es pues el rival más cercano y la falta de pedigrí la suple el Cupra con una puesta a punto superdeportiva y viva -a juzgar por lo probado en el anterior Cupra 290 CV-.

Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport

El Audi S3 no es un rival directo, tiene el mismo motor con 310 CV pero con tracción total –básicamente es la misma mecánica del Volkswagen Golf R 2017-. Es más pesado y menos vivo de reacciones debido a la tracción total, comparado con el GTI Clubsport de tracción delantera que es más ligero y racing. Además es unos 10.000 euros más caro.

Por precio también está en línea el Ford Focus RS, que cuesta sólo un poquito más, pero que ofrece 350 CV y tracción total con el extra del divertido modo Drift, que le hace sobrevirar al acelerar fuerte. Es más potente, más deportivo y más rápido, pero también es más incómodo, menos práctico y más caro de mantener.

 

 

Volkswagen Golf GTI Clubsport

Motor

 4 Cil Turbo. 1.984 cm3

Potencia máxima

265 CV (290 CV con overboost)

Par máximo

380 Nm de 1.700 a 5.300 rpm

Frenos

Discos ventilados de 340 mm delante y discos de 310 mm detrás

Transmisión

Cambio manual, tracción delantera con diferencial autoblocante mecánico

Suspensiones

McPherson delante, multibrazo trasero, amortiguación variable electrónicamente

Neumáticos

225/40 R18 (opcional 225/35 19 y 235/35 19)

Dimensiones exteriores

4,25 / 1,79 /1,45 m

Depósito de combustible

50 l

Peso en orden de marcha

1.375 kg

Capacidad maletero

380 l

Velocidad máxima

250 km/h

Acel. 0-100 km/h

5,9 s

Consumo urbano / carretera / mixto

9,1 / 5,9 / 7,0 l/100 km

Emisiones de CO2

162 g/km

Fotos Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport, extremo y racing

Comentarios Prueba Volkswagen Golf GTI Clubsport, extremo y racing

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"