Land Rover Discovery 3.0 SDV6, un auténtico SUV para carretera y campo

Land Rover Discovery 3.0 SDV6

Mejorado y evolucionado, la última versión del Land Rover Discovery es de los pocos SUV que quedan en la categoría capaces de ofrecer lujo y distinción sin sacrificar para nada su capacidad para seguir circulando fuera del asfalto allá donde otros 4x4 tendrían que darse la vuelta.

Y es que, salvo el Range Rover, que cuesta mucho más, no hay otro 4x4 que combine confort, lujo, distinción y hasta una cierta capacidad de representación con unas cualidades off-road que los todo terreno empezaron a dejar a un lado cuando pasaron a llamarse SUVs.

Land Rover Discovery 3.0 SDV6

 

Por cierto, que la llegada del nuevo Land Rover Discovery Sport no te confunda. Aunque compartan apellido, el nuevo SUV compacto de 7 plazas no será el sustituto del Discovery, sino que acabará ocupando en la gama Land Rover el puesto del Freelander.

Mejoras: personalización y multimedia

¿En qué ha mejorado Land Rover esta última edición del Discovery? Pues sobre todo en equipamiento, especialmente en lo referido a conectividad y multimedia. Para empezar, ahora se puede elegir de forma opcional el equipamiento y las posibilidades de personalización que se introdujeron en la versión XXV Especial Edition que se lanzó con motivo del 25 aniversario del modelo, destacando las llantas de aleación de 20 pulgadas (2.236 euros) o nuevas tapicerías de piel.

 

Land Rover Discovery 3.0 SDV6

Además, gracias a la adopción del sistema InControl Apps –opcional, con un precio de 410 euros–, que llevan entre otros el nuevo Jaguar XE, el Land Rover Discovery permite integrar los contenidos del móvil y manejar sus aplicaciones desde el sistema de control del vehículo, sistema que es compatible con dispositivos móviles o smartphones ya sean Apple o Android . Navegación vía satélite, conexión a Internet o servicios de música online en streaming abren nuevas posibilidades entre las que se encuentran multitud de aplicaciones compatibles.

Amplio y con posibilidad de siete plazas

Lo demás cambia poco en el Discovery, que sigue siendo un coche muy equilibrado. El diseño del habitáculo, con los últimos cambios, es moderno y funcional, y los acabados superiores como el de nuestra unidad de pruebas no existe un solo material duro al tacto, pudiendo ir el interior revestido completamente en cuero, incluso la parte alta del salpicadero. Nada que envidiar en este sentido a cualquier SUV de lujo o a las mejores berlinas de representación.

 

Land Rover Discovery 3.0 SDV6

Al volante la postura es muy de 4x4, altos y erguidos, con una posición dominante, pero a la vez cómoda para realizar muchos kilómetros. Además el conductor cuenta con un generoso y sólido reposapiés para el pie izquierdo, reposabrazos regulables en altura, muchos y prácticos huecos para dejar objetos y un volante multifunción que permite manejar prácticamente todos los sistemas del vehículo, además de contar con la opción del control por voz.

Con el doble techo solar entra mucha luz en el habitáculo, que cuenta con unas plazas traseras muy aprovechables, gracias a una configuración casi de monovolumen, con tres asientos individuales, aunque el de la plaza central trasera es más pequeño que el resto.

Land Rover Discovery 3.0 SDV6

 

Por 1.800 euros, el Discovery ofrece un pack que añade una tercera fila de asientos ampliando la capacidad hasta 7 plazas, un precio que incluye toma de corriente, luces de cortesía y airbags de cortina en dichas plazas. Como sucede en este tipo de vehículos, las plazas de esta tercera fila no tienen un acceso especialmente fácil, y sólo son aptas para niños o para adultos en desplazamientos cortos, pues obligan a llevar las rodillas muy altas al quedar la banqueta muy cercana al suelo. Cuando no se utilizan, los asientos quedan perfectamente integrados en el piso del maletero que, por cierto, es enorme, y añade la funcionalidad de un portón trasero dividido que permite abrir la parte inferior configurando una sólida plataforma de carga.

Motor: un V6 TDI suave, potente y eficiente

Jaguar Land Rover tienen en el grupo motores de cuatro cilindros que superan los 200 CV de potencia. Y podrían ser buenas opciones para un coche como el Land Rover Discovery, pero hay que reconocer que el V6 3.0 le viene a este SUV como anillo al dedo.

 

Land Rover Discovery 3.0 SDV6

Existe una versión 3.0 TDV6 con 211 CV y un par máximo de 520 Nm, y el SDV6 que alcanza los 256 CV y los 600 Nm de par. Hemos probado el más potente, pero incluso la versión "básica", por llamarla de alguna manera, es una magnífica opción de compra: pierde algo más de un segundo en la aceleración corta (10,7 frente a 9,3), pero mantiene la misma velocidad máxima de 180 km/h, con un consumo prácticamente equivalente, 7,8 l/100 km para el TDV6, y dos décimas más en el motor más potente.

Quizás la diferencia en precio, 2.500 euros, sea mayor que la que existe en rendimiento. Pero si estás pensando en un coche como este, mejor el más potente, salvo que te quedes en las versiones E y S, disponibles sólo con la versión de 211 CV, mientras que el SE y el HSE lo están con las dos posibilidades, siempre con cambio automático.

 

Land Rover Discovery 3.0 SDV6

En cualquier caso, el motor V6 es suavísimo, y las prestaciones son muy buenas para un coche de este peso y con una superficie frontal tan grande. Si dejas hacer al cambio automático de 8 velocidades tendrás refinamiento y máximo confort, y verás que el V6 aguanta las marchas largas sin problemas. De hecho, los desarrollos de la última marcha son muy largos para favorecer el consumo, y a velocidad de crucero legal por autopista el V6 gira a menos de 1.900 vueltas.

Pero si decides hacerlo trabajar bien usando el "kick-down" al acelerar a fondo o mediante el modo manual del cambio, también verás que el motor sube incluso hasta las 4.200 rpm sin rechistar, con un nivel de ruido siempre contenido y sin vibraciones de ningún tipo.

Land Rover Discovery 3.0 SDV6

Claro que el consumo pasa factura a poco que no vayas tranquilo. Olvida el consumo homologado. El gasto medio rondará los 11 l/100 km, pero puedes estabilizarlo en torno a los 9 litros viajando por carretera y manteniendo una velocidad constante.

Carretera y campo

Las versiones menos equipadas del Land Rover Discovery llevan suspensión de muelles y no equipan caja transfer con reductora. Pero con esta última, suspensiones neumáticas con altura regulable y el sistema Terrain Response de serie, el Discovery es un todo terreno de los que no se asustan ante nada. Y menos bien calzado, con unos GoodYear Wrangler M+S en medidas 255/55-19, como nuestra unidad de pruebas.

 

Land Rover Discovery 3.0 SDV6

Se siente un coche sólido, robusto, echo para soportar las exigencias de una conducción off-road de las que no pensarías en un coche de este precio y nivel de refinamiento. Sin duda, el Discovery está diseñado para seguir haciendo honor a un nombre que lleva 25 años presumiendo de sus capacidades 4x4.

¿Roderas, barro, tierra, piedras? Con el Terrain Response todo es tan fácil como elegir el programa mediante un botón. La tracción es muy eficaz, las suspensiones se tragan los baches con un confort inesperado, y además cuenta con una reductora de las de verdad . Junto al control de descensos, no habrá cuesta que se resista, ni en subida... ni en bajada. Y la posibilidad de elevar la carrocería hasta contar con 255 mm de altura al suelo hará que las zanjas parezcan simples surcos.

Land Rover Discovery 3.0 SDV6

 

¿Y en carretera? Pues no es un BMW X5, por citar uno de los coches de su categoría más ágiles sobre el asfalto. Pero el Discovery se aleja más en campo de este último de lo que lo puede hacer el BMW respecto al Land Rover en un uso por asfalto, al menos "armado" el Discovery con la suspensión neumática y las distintas ayudas a la conducción. Se notan las inercias cuando tienes que frenar en curva o encadenar distintos giros, pero el confort en viajes largos es muy bueno, y sólo la dirección me parece mejorable, con un tacto demasiado sensible. las distin

Gama y precios Land Rover Discovery

La gama Land Rover Discovery parte de los 49.200 euros para la versión 3.0 TDV6 E. Con el mismo motor de 211 CV en un nivel superior de acabado se ofrece el 3.0 TDV6 S, que tiene un precio de tarifa de 52.200 euros, mientras que el SE llega a los 58.900 euros, y de 66.100 euros en el caso del HSE. Para las versiones SDV6 con el motor de 256 CV el acabado SE tiene un precio de 61.400 euros, y el HSE alcanza los 68.600 euros.

 

Land Rover Discovery 3.0 SDV6

¿Cuál elegir? Con presupuesto "ajustado" mi recomendación sería un Discovery TDV6 S, aunque si llegas, la "compra maestra" sería el SDV6 SE, ya con el motor más potente, suspensión neumática, Terrain Response y caja transfer de serie, entre otras muchas opciones.

 

Fotos Land Rover Discovery 3.0 SDV6, un auténtico SUV para carretera y campo

Comentarios Land Rover Discovery 3.0 SDV6, un auténtico SUV para carretera y campo

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"