Probamos el nuevo Porsche Cayman: placer de conducción

Porsche Cayman

El nuevo Porsche Cayman, en su segunda generación, representa cómo entiende Porsche la conducción, como una manera de disfrutar de la vida. Con dos motores, cambios manual o PDK, el nuevo Porsche Cayman ya está a la venta desde 57.461 euros.

Por fuera se renueva casi todo. Las líneas son muy claras y angulosas y la inclinación del parabrisas ahora es más acentuada; es un guiño a la silueta del Porsche 911. También hay que destacar el spoiler trasero que le da un aspecto más deportivo y que está más inclinado que el del Porsche Boxster, su “hermano” descapotable.

Por fuera, el nuevo Porsche Cayman es 3 centímetros más largo que su antecesor y un centímetro más bajo; su batalla ha ensanchado 6 centímetros.El Porsche Cayman y el Cayman S se diferencian en el exterior porque el spoiler del S va pintado en el mismo color que la carrocería y en la versión normal es negro; en la parte trasera por los logos.

Interior de calidad excelente

En el habitáculo también cambian muchas cosas. Ahora es más dinámico ya que parte del Porsche Carrera GT, con la consola central inclinada hacia arriba para que el conductor tenga a mano la botonera. Tiene muchos botones, eso sí, y según la marca está buscado a propósito, ya que prefieren que haya un botón para cada acción y así evitar tener que pasar de los menús a los submenús. Recientemente otra marca premium, en concreto  RangeRover,  nos contó todo lo contrario y en su nuevo modelo Range Rover han disminuido la información en el habitáculo en un 50 por ciento para hacer todo más sencillo.

Porsche Cayman

En el nuevo Porsche Cayman se respira deportividad por todos lados. Al volante te encajas perfectamente y el puesto de conducción es muy cómodo y envolvente. Se encuentra la postura de conducción perfecta en pocos minutos. Echando un último vistazo, también nos damos cuenta que las salidas de ventilación central se han rediseñado y también aportan una imagen de mayor dinamismo. La calidad de los acabados es impresionante. El nuevo Porsche Cayman tiene dos maleteros: uno delantero con 150 litros y otro trasero con capacidad de 275 litros. En total 425 litros para guardar equipaje que otorgan a este biplaza de cierta practicidad 

Motores del Porsche Cayman

El nuevo Porsche Cayman se comercializa con dos motores y cuatro versiones según lo equipemos con caja de cambios manual o PDK. Los dos son gasolina, uno de 275 CV que consigue una velocidad máxima de 266Km/h y con unos consumos mixtos de 7,7 litros cada 100 km, o bien 8,2, según equipe cambio manual o automático. El otro motor es el del Cayman S de 325 caballos, una velocidad máxima de 283 km/h y unos consumos de 8,0 litro con cambio PDK o 8,8 si es manual.

La situación del motor es central que le aporta mucho dinamismo y el reparto de pesos está muy equilibrado: 46% delante y 54% detrás. El sistema de frenos también se ha optimizado con pinzas de frenos más resistentes, mejores pastillas de freno y mayor capacidad de frenada.

Porsche Cayman

Por fuera manda el aluminio. Un 60 por ciento de la carrocería es de este material: las puertas, los portones…lo que le hace ser líder en cuanto a menor peso entre sus rivales: 1.310 kilos.

Equipamiento del Porsche Cayman

Todas las versiones tienen de serie seis airbags, asientos delanteros deportivos muy cómodos, control de estabilidad, dirección asistida eléctrica variable, ayuda al arranque en pendiente, ordenador de viaje, freno de estacionamiento eléctrico, alerón trasero desplegable automáticamente y llantas de aleación de 18 pulgadas. La lista de opciones es muy amplia: incluye elementos como dirección asistida variable en función de la velocidad, discos de freno cerámicos, suspensión de dureza variable («PASM»), climatizador de dos zonas, distintos tipos de asientos y tapizados para el interior, etc..

Porsche Cayman


 

Deportivo y confortable

De los cuatro modelos disponibles del Nuevo Cayman entre combinaciones de motor y transmisión sólo pude conducir el Cayman S con cambio PDK de 7 velocidades. He de reconocer que en cuanto me subí, ya no lo quise cambiar por ningún otro. Hacía tiempo que conducía un Porsche y, desde el primer momento, me sentí muy cómoda aunque siempre tardo unos segundos en recordar dónde demonios se mete la llave,  muy original, por cierto, y con forma también de Porsche. Y sí, en la parte izquierda del volante.

Ya he comentado cuando hablo del interior que la postura de conducción es perfecta, estás bajito, para eso es un deportivo, y volante y asiento permiten todo tipo de regulaciones. El cambio automático PDK es magnífico. De siete marchas, puedes cambiar de manera secuencial con la palanca o desde las levas en el volante, ahora de mayor dimensión que las de su antecesor. La rapidez con la que lo hace es sencillamente increíble, sobre todo para lo suave que resulta.

El motor del Cayman S es potente, nada menos que 325 caballos, pero es muy fácil de conducir. En carretera va de maravilla y en curvas cerradas es de lo más noble con una trayectoria muy precisa. Los frenos que llevaba no eran cerámicos, pero cumplieron su misión a la perfección porque nos metimos por tramos bastante revirados e hicimos buen uso de ellos. Es un coche deportivo pero confortable no sólo porque la suspensión absorbe todo tipo de irregularidades sino por al interior no llega mucho ruido de su potente motor. Cuando el copiloto es el fotógrafo y te va indicando continuamente dónde debemos ir, os aseguro que es de agradecer.

Cambio manual o PDK

Por comodidad y placer de conducción, yo me quedo con el cambio PDK. Pero es que, además hay otros argumentos bastante contundentes. En primer lugar, el Porsche Cayman S con cambio manual tiene un precio franco fábrica de 54.798 euros a los que hay que sumar de impuestos 19.590 euros, por lo que el precio final es de 74.388 euros. Hay que recordar que su consumo mixto es de 8,8 litros y su CO2 de 206 gramos.

Porsche Cayman


En el Porsche Cayman S PDK, el precio franco fábrica es de 57.173, pero al tener menos impuestos por su menor consumo (8,0 litros y CO2 de 188 gramos) paga menos, 15.765, por lo que su precio final es de 74.573. La diferencia es de 185 euros y el placer de conducción, muchísimo más, os lo aseguro.

Fotos: Javier Martínez

Precios Porsche Cayman

Porsche Cayman 275CV:                   57.461 €

Porsche Cayman 275CV PDK:            60.567 €

Porsche Cayman S 325CV:                74.388 €

Porsche Cayman 325CV PDK:            74.573 €

Video Porsche Cayman

Fotos Probamos el nuevo Porsche Cayman: placer de conducción

Comentarios Probamos el nuevo Porsche Cayman: placer de conducción

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"