Prueba 10: Opel Adam 1.4 Slam, un coche de capricho para moverte por la ciudad

Opel Adam

Destaca el techo, que parece “flotante”, al igual que la amplia parrilla delantera y el diseño de los faros, que aporta una gran personalidad al Adam. Las ópticas delanteras disponen de la luz de posición diurna en forma de ala típica de Opel; las ópticas traseras, también llevan LEDs.

Las llantas pueden ser de entre 15 y 18 pulgadas. Los que elijan las opciones de 17 o 18 pulgadas de diámetro llevan de serie una suspensión distinta  o “chasis Sport”, además de una dirección más directa que, como veremos, tiene mucha influencia en el comportamiento del coche.

2. Personalización : tu Opel Adam a la carta

La personalización es uno de los aspectos más destacables del Opel Adam, tanto para exterior como para el interior. Por ejemplo: los retrovisores, el techo, la parrilla frontal y las llantas se pueden pintar de un color diferente al principal de la carrocería, que también puede llevar vinilos decorativos. No hay otro coche de esta clase en el mundo que pueda ofrecer casi 61.000 combinaciones para el exterior y cerca de 82.000 para el interior, como presume Opel en una clara alusión al Fiat 500, el primero que apostó en esta categoría por la personalización a la carta.

Opel Adam

El techo de nuestra unidad de pruebas recuerda a las banderas de competición

En el interior del Opel Adam es posible elegir entre diferentes colores para la carcasa del retrovisor interior, distintos motivos para el techo, y la moldura decorativa del salpicadero también puede personalizarse, además del color del volante y los pedales. Nuestra unidad de pruebas -por ejemplo-, con acabado Slam, llevaba en el techo un llamativo tapizado de cuadros blancos y negros, como las banderas de competición.

Cualquier propietario de un Adam sabrá por lo tanto que es muy difícil cruzarse alguna vez con otro coche igual al suyo. Entre las posibilidades más importantes destacan los tres acabados a elegir, Jam, el más elegante Glam, o el deportivo Slam. Para la carrocería hay doce colores, combinables con los tres del techo, y existen seis paquetes extra de individualización, como el Carbon (logos y retrovisores con apariencia en carbono), Extreme (decoración más "agresiva"), Twisted, Black/White o incluso la personalización más radical y deportiva OPC, con elementos aerodinámicos para la carrocería.

Opel Adam

Como peculiaridad, el nombre del coche va situado en un lateral

Además, pueden añadirse inserciones de 19 colores y motivos distintos en el salpicadero, elegir distintos tipos de luces de ambiente, los asientos tienen disponibles 15 colores a elegir, y el tapizado del techo (que puede ser solar) varía entre cuadros, puntos, nubes, estrellas, etc.

3. ¿Sólo para carretera o también para viajar?

Nosotros hemos centrado la prueba en la versión con el motor 1.4 de 87 CV,  correcto en su funcionamiento para el tamaño y peso de este coche (en vacío alcanza los 1.080 kg). En el apartado dedicado a los motores nos extendemos más sobre este tema pero, eligiendo bien, las limitaciones del Opel Adam para salir de la ciudad no vendrán del lado de las prestaciones o el comportamiento dinámico, sino de su habitáculo: prácticamente sólo para dos (las plazas traseras son muy pequeñas) y un maletero mínimo, que también analizamos en el apartado dedicado al habitáculo.

Pero donde mejor se mueve el Adam es en ciudad, no sólo por sus reducidas dimensiones, también por la suavidad de sus mandos y la agilidad que demuestra a la hora de maniobrar, gracias a su corta batalla y a un buen radio de giro. En este sentido destaca el modo especial llamado “city”, que se activa mediante un botón en la consola central y que hace mucho más suave la conducción y las maniobras, gracias a que la dirección no presenta aquí apenas resistencia.

Opel Adam

El Adam se adapta a la perfección en la ciudad

En carretera, y al menos con la configuración de nuestra unidad de pruebas (suspensión deportiva y llantas de 17 pulgadas con neumáticos anchos y de perfil bajo), el Adam resulta un poco "crítico" en algunos aspectos: resulta demasiado ágil, y se agradece si quieres practicar una conducción deportiva. Pero esa agilidad se convierte en un tacto nervioso al volante en cuanto el asfalto tiene baches o es irregular, y la suspensión llega a sentirse demasiado seca, algo que también se nota claramente en ciudad al pasar por los típicos badenes o "guardias tumbados".

Los frenos son potentes, pero el Adam es de esos coches que invita a tener la precaución de apuntar bien, no confundirse y tener el volante bien derecho para que la carrocería no se mueva si tienes que frenar a fondo.

4. El habitáculo del Opel Adam

A los mandos del Opel Adam  te sientes cómodo en seguida. El asiento es regulable en altura y el volante, en altura y profundidad, por lo que sea cual sea la altura del conductor, estará cómodo. La visibilidad es correcta, y los mandos muy intuitivos, pues a diferencia de otros Opel en este caso no hay muchos botones concentrados en la consola central. Si bien es cierto que algunos de los que hay, pueden quedar en una posición algo tapada, pero no son mandos de utilización muy frecuente: se trata del que activa el modo "City" de la dirección, y del que permite conectar o desconectar el sistema Star&Stop.

Opel Adam

Las plazas de atrás quedan algo justas para adultos de tamaño medio-alto

Otra cosa buena a tener en cuenta es que hay huecos aprovechables para dejar objetos, y que los materiales son agradables, tanto a la vista como al tacto. Se ve un coche bien terminado, incluso supera en este sentido a su "hermano mayor", el Opel Corsa. Transmite sensación de solidez y en el habitáculo no hay ninguna parte de la carrocería que quede a la vista. Algunos de los controles, como el manejo de la radio o el control de velocidad de crucero pueden hacerse desde el volante, lo que facilita mucho la conducción diaria, y evita distracciones. En este sentido también destaca la posibilidad de contar con el sistema de órdenes vocales.

El Opel Adam que probamos estaba equipado con el sistema multimedia opcional llamado “IntelliLink”, que cuesta 310 euros. Incluye una pantalla táctil que preside la consola central y que resulta suficientemente rápida al tacto, y muy intuitiva en sus menús, a los que también se puede acceder desde el volante. Permite conectar teléfonos móviles para tener acceso desde el vehículo a aplicaciones compatibles que podrás instalar en el móvil, aunque de momento no existe mucha variedad. En cuanto a los mandos de climatización, son botones grandes y de fácil interpretación y el habitáculo se pone a la temperatura deseada enseguida.

5. Espacio y maletero: muy justo

Por espacio o incluso por el acceso que queda al abatir los asientos delanteros, las plazas traseras del Opel Adam son más bien para niños. El espacio disponible es incluso algo inferior al que ofrece un Ford Ka, o un Fiat 500, por lo que personas adultas o ya de cierta talla pasarían dificultades para viajar cómodos en un trayecto largo en un Opel Adam. En estas plazas traseras, con ISOFIX, hay un dispositivo que permite encajar las hebillas de los cinturones cuando no están en uso. Pero no es el único detalle práctico, ya que el Adam dispone de multitud de espacio portaobjetos tanto para los ocupantes delanteros, como para los traseros.

Opel Adam

El maletero tiene una capacidad de 170 litros

Tanto en viajes largos, como si vas con el Opel Adam a realizar cualquier actividad que requiera utilizar el maletero (desde llevar las mochilas de los más pequeños de la casa hasta ir a la compra, por ejemplo), es cuando más notarás que el Opel Adam es un coche pequeño: su maletero se queda en 170 litros de capacidad. Una cifra muy justa, pues es uno de los más pequeños en comparación con el resto de coches de tres puertas y una longitud parecida, como un Seat Mii que tiene 251 litros, o el Ford Ka, que tiene 224 litros.  Esto te obligará a recurrir a la posibilidad de abatir los respaldos de los asientos traseros, para llegar a los 663 litros.

6. El equipamiento a tener en cuenta

El Opel Adam de nuestra prueba, con acabado Slam, tiene una dotación de serie muy completa, con climatizador, control de velocidad de crucero, ordenador de viaje, dirección "City", LEDs delanteros y traseros, tapizado en tela y cuero, llantas de 17 pulgadas y suspensión deportiva.

Además de las opciones de personalización (nuestra unidad montaba el pack White Pack con pintura en color blanco para el techo, las llantas y los retrovisores), como equipamiento opcional más interesantes cabe destacar elasistente de aparcamiento que controla el volante, alerta de ángulo muerto y de colisión en los retrovisores, volante y asientos calefactables, o el anteriormente nombrado sistema de conectividad Intellilink, válido tanto para conectar dispositivos móviles Android como para iOs (Iphone). Otras opciones relacionadas con la seguridad son el sistema de detección de presencia en el ángulo muerto.

Opel Adam

Muy recomendable, el sistema de conectividad Intellilink

Para llevar bicicletas, el Opel Adam también puede montar el sistema FlexFix, en este caso limitado a dos bicicletas. Como opciones exclusivas existe un sofisticado sistema de sonido Infinity si queremos una auténtica "discoteca móvil", pero lleva un subwoofer en el maletero que nos restará 75 litros de capacidad.

7. ¿Qué motor elegir?

De los tres motores que actualmente ofrece Opel para el Adam, nos quedamos justo con el intermedio. El pequeño 1.2i de 70 CV puede ser una alternativa si no vas a salir mucho de la ciudad, pero la diferencia de precio con el 1.4 de 87 CV es tan pequeña que merece la pena esta versión. Por encima queda el 1.4 con 100 CV, que supone un sobreprecio de unos 700 euros, pero no necesitas tanta potencia para moverte por ciudad, y con los 87 CV también te da de sobra para salir a carretera.

Eso sí, hasta la llegada de futuros motores (el 1.0 SIDI de 3 cilindros apunta como la mejor opción para este pequeño Adam), tendrás que tener claro que el 1.4, como los atmosféricos de los que cada vez quedan menos, requiere usar con frecuencia el cambio y no dejar caer mucho el motor de vueltas en marchas largas para movernos "con alegría".

Opel Adam

El motor de acceso a la gama es una opción equilibrada para la ciudad

El motor es suave, tiene un sonido deportivo agradable, y sale bien desde parado y con una buena respuesta en las primeras marchas gracias a unos desarrollos de transmisión cortos. Pero estos mismos desarrollos pasan factura en carretera, donde el motor gira muy revolucionado, empieza a sonar demasiado... y el consumo se eleva. Nuestra media durante la prueba fue de 7,1 l/100 km, contando ciudad, carretera y recorrido por autopista. Y no es fácil bajar de esta cifra, ni siquiera practicando una conducción ecológica.

8. Opel Adam vs Fiat 500, y otros rivales

El Opel Adam llega a un segmento muy particular, pero cada vez con más éxito en los mercados europeos: el de los pequeños urbanos del segmento B que resultan ser soluciones prácticas y en algunos casos, bastante económicas, aunque el Adam tira hacia el lado de lo exclusivo. La tendencia la marcaron los MINI y Fiat con su Fiat 500, pero otras marcas, como Audi con su A1 o Citroën con el DS3, se acercan bastante al concepto.

Son coches manejables, prácticos, modernos, personalizables al máximo y cargados de tecnología, destinados a conductores jóvenes y no tan jóvenes, pero eminentemente urbanitas. También pueden considerarse alternativas al Adam el Nissan Micra, o el Ford Ka, pero de todos ellos, sin duda, por precio, tamaño, planteamiento y posibilidades de personalización, el rival más directo sería el Fiat 500.

Opel Adam

El Opel Adam es un duro competidor para sus rivales

Frente a todos ellos, el Opel es algo más caro que un Fiat 500 (aunque puede estar mejor equipado), al que supera en calidad percibida de materiales y tacto al volante. El MINI es el más caro de todos, y el Citroën DS3 se distancia un poco tanto en tamaño como en comportamiento. Una alternativa interesante puede ser el Audi A1, que se ofrece en versiones Adrenaline y con motores de gasolina (en este caso un moderno 1.2 TFSI de 86 CV) a un precio competitivo, aunque igualmente sin llegar al nivel de equipamiento del Adam.

9. Gama, precio y descuentos

El Opel Adam de entrada a la gama está a la venta desde 12 986 euros con el motor 1.2 de 70 CV, incluyendo descuentos, que no son lineales para todas las versiones, y oscilan entre los 600 y los 800 euros. La versión de 100 CV se puede adquirir desde 14 008 euros.  

Precios del Opel Adam incluyendo descuentos en vigor:

Opel Adam 1.2i 70 CV Jam:  12.986 €              

Opel Adam 1.2i 70 CV Glam: 13.765 €              

Opel Adam 1.2i 70 CV Slam: 14.497 €              

Opel Adam 1.4i 87 CV Jam:  13.328 €              

Opel Adam 1.4i 87 CV Glam: 14.107 €               

Opel Adam 1.4i 87 CV Slam: 14.839 €              

Opel Adam 1.4i 100 CV Jam: 14.008 €              

Opel Adam 1.4i 100 CV Glam: 14.787 €              

Opel Adam 1.4i 100 CV Slam: 15.518 €

Opel Adam

Pronto, llegarán nuevos e interesantes motores para el Opel Adam

10. El futuro del Opel Adam

En España ya se han matriculado aproximadamente 700 unidades del Opel Adam, y en Europa se superan las 27.000, una cifra por debajo de las ventas iniciales previstas por Opel, lo que ha obligado a la marca a ajustar la producción para los próximos meses. Entre los planes de futuro para este modelo, además de que General Motors podría comercializarlo bajo marca Buick para el mercado americano, ya se habla de una versión descapotable con techo de lona deslizante similar por planteamiento a los Citroën DS3 Cabrio y Fiat 500 C, y también sería posible una versión con carrocería elevada y estética SUV.

Lo que sí es seguro es la llegada de nuevos motores a principios de año, en concreto un interesante tres cilindros SIDI de 1 litro de cilindrada con inyección directa y turbocompresor, que rendirá 115 CV, así como cajas de cambios de seis marchas y un cambio automático. 

Fotos Prueba 10: Opel Adam 1.4 Slam, un coche de capricho para moverte por la ciudad

Comentarios Prueba 10: Opel Adam 1.4 Slam, un coche de capricho para moverte por la ciudad

  •  
    Avatar de Suzukete.
    Suzukete 08/04/2015 00:18:03

    Por precio parece que trata de competir con un mini que sin duda tiene mas imagen, mas adeptos y mas calidad. Es un coche que es bonito, juvenil (no para jóvenes mileuristas) y llamativo. Desde luego a ese precio poca gente parece animarse por lo que al final resultará bastante exclusivo o "diferente" aunque lo haya logrado por un precio excesivo.

  •  
    Avatar de Ana  Michelena  Martin .
    Ana Michelena Martin 19/06/2016 18:43:07

    Estoy interesado en un Adam intermedio pero automático, necesito precio y valoración de mi Corsa con 12 años y 27000 km. Gracias y un saludo

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"