Prueba 10 Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 150, el SUV de referencia

La segunda generación del Tiguan vuelve a poner el listón muy alto a sus competidores. Analizamos sus equipamientos y motores para que elijas la versión que mejor se adapta a tus necesidades.

Prueba Volkswagen Tiguan

No podemos decir que el Volkswagen Tiguan sea el SUV más vendido en nuestro mercado, puesto reservado para el Nissan Qashqai, pero tras conducirlo está claro que es uno de los referentes del segmento. Con su última renovación cambió por completo su diseño y gracias a sus nuevas proporciones gana en aplomo y espacio interior. Vamos a someterle a una Prueba 10 para que no te quede ninguna duda del último crossover alemán.

Cambio que se nota

Volkswagen no es de las marcas que más arriesguen en sus diseños, pero hay que decir que en este Volkswagen Tiguan sí se notan bastante las diferencias con la anterior generación. Visualmente lo que más se percibe es su altura más reducida que provoca una sensación de ir más pegado al asfalto alejándose de las formas de los antiguos todoterreno. Quizás el cambio más importante sea en la trasera, con un aspecto algo más serio.

Prueba Volkswagen Tiguan

El otro punto importante de la nueva generación es el aumento del espacio interior gracias a la mayor longitud, batalla y anchura. En la parte delantera yo casi no lo he notado, pero partíamos de un buen sitio. Quizás lo apreciarán más en las plazas traseras, con más espacio para las piernas y correcto en cualquier caso para que viajen tres personas. Aunque si coges una versión con tracción total 4Motion como la de nuestra prueba, el túnel de transmisión te robará hueco para las piernas del ocupante central.

Respecto a los materiales utilizados, con Volkswagen sabes que no te defraudarán. Buenos plásticos y tapizados, con unos ajustes bastante precisos. De botones va bastante bien cargado en todo el salpicadero, pero no llegan a abruman al conductor. Como punto positivo me gustó mucho la comodidad de los asientos y el recorrido de la palanca de cambios y en el lado opuesto queda el diseño, poco personal y muy parecido a otros modelos del Grupo Volkswagen; incluso nos gustaba más la generación anterior, y no somos los únicos.

Prueba Volkswagen Tiguan

En marcha con el Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 150

Para nuestra prueba del último Volkswagen Tiguan la marca nos ofreció el motor 2.0 TDI de 150 CV que se sitúa por potencia en el segundo escalón del SUV. Contaba con cambio manual de seis velocidades y la tracción total 4Motion.

De primeras me llamó la atención el sonido que llegaba al interior proveniente del motor recién arrancando. Quizás pude pillar a nuestra unidad de pruebas algo fría, pero una vez que coges velocidad la insonorización a bordo es muy buena. Por tanto nada que señalar en este aspecto, algo que conociendo el motor ya esperábamos.

Prueba Volkswagen Tiguan

La respuesta de este bloque 2.0 TDI es muy suave, entregando la potencia de forma muy progresiva, pero que demuestra que en caso de necesitarlo cuenta con 150 CV. Si cambias el modo del coche al ECO no apreciarás una gran diferencia en su comportamiento, aunque sí notaras una bajada de consumos si revisas el ordenador de a bordo. Por último nos quedaría el modo Sport, donde a diferencia del modo ECO, aquí sí que se percibe un mayor empuje con un tacto del acelerador más sensible. ¿Los consumos? Pues en nuestros recorridos estuvimos alrededor de los 6,5 litros, no subiendo mucho en ciudad y ayudados por la fuerza extra del turbo que entra en acción para conseguir el máximo empuje más o menos por las 1.500 rpm.

En este apartado me quedaría por reseñar, sobre todo tras haber probado también el Seat Ateca, que su comportamiento es más cómodo y menos deportivo que el SUV español, que me gusta su buena visión frontal con pilares pequeños y retrovisores bien colocados, pero que cambiaría el “recomendador” de marchas del ordenador de a bordo para que también te avise si el coche va “ahogado” para bajar una velocidad.

Prueba Volkswagen Tiguan

A probar el 4Motion

Teniendo en cuenta que teníamos en nuestro poder una versión con 4Motion nos salimos en nuestras rutas del asfalto para comprobar sus aptitudes. Recordamos que las versiones con tracción total tienen una altura libre al suelo de 20 cm, frente a los 18,9 cm de las variantes con tracción delantera. Esta cifra no te permitirá realizar rutas 4x4 que impliquen cierta dificultad, pero si ofrecerá un buen comportamiento en pistas rápidas y con pequeñas complicaciones.

Lo que sí me sorprendió, para bien, es cómo cambia el comportamiento del Volkswagen Tiguan con sus modos off-road. Una vez elegido en la rueda circular colocada junto a la palanca de cambios notarás cómo la suspensión absorbe mejor los baches del camino y como cambia el comportamiento de frenos y acelerador.

Prueba Volkswagen Tiguan

¿Qué motor elijo para el Volkswagen Tiguan?

Por el tipo de comprador del Volkswagen Tiguan los motores que más se venden son los diésel, aunque la tendencia del mercado está cambiando hacia los de gasolina. Yo también creo que son las mejores opciones siempre que realices alrededor de los 20.000 kilómetros al año.

Así que en este apartado cuentas con cuatro opciones: 115, 150, 190 y 240 CV. Yo el primero le descartaría a menos que vayas justo en tu presupuesto, ya que se puede quedar algo corto de potencia en cuanto vayas cargado o llegues a cuestas pronunciadas. Con el último haría casi lo mismo, difícilmente necesitarás tanta potencia. Por tanto el duelo es entre el 150 y 190. Creo que aunque ambas opciones son muy recomendables, me iría hacia el de 190 CV si sois 4 o 5 en la familia o si vas a ir cargado en numerosas ocasiones. En los consumos apenas lo notarás.

Prueba Volkswagen Tiguan

En el lado contrario tenemos los TSI de 125, 150 y 180 CV. Aquí la cosa cambia un poco, ya que el pequeño no se mostrará tan corto de potencia como pasaba con el TDI 115. Pero de nuevo te recomendaría elegir 150 o 180 con los mismos argumentos que en el párrafo anterior, siempre y cuando el presupuesto te lo permita, pues los motores más potentes se asocian a los acabados superiores, con la diferencia en equipamiento –y por lo tanto en precio– que ello conlleva.

¿Volkswagen Tiguan con cambio DSG?

Este apartado es por el gusto de cada uno. Yo siempre he abogado por el cambio manual, que en este Volkswagen Tiguan tiene una buena colocación y un recorrido muy cómodo, además de que me ahorraría los algo más de dos mil euros que cuesta equiparlo con DSG.

Prueba Volkswagen Tiguan

Pero quizás sí pueden entrar más dudas sobre una caja de cambios automática sea con esta DSG. Como hemos comentado en otras pruebas de Auto10, este cambio de doble embrague es muy suave y permite que se maneje de forma secuencial para cuando quieras volver a sentir el cosquilleo del cambio manual. Todo de una forma bastante suave. Quizás no recomendaría usar mucho el modo “S”, ya que lo único que notarás es que cambia más arriba con el consiguiente ruido y aumento de consumo; va muy bien en modo automático normal, y sigue sorprendiendo por su rapidez en modo manual-secuencial.

Dentro de la gama del Volkswagen Tiguan lo podrás encontrar con seis velocidades en el TSI 150 y una versión más moderna con una marcha más en los TSI 180, TDI 150, TDI 190 y TDI 240.

Prueba Volkswagen Tiguan

¿Volkswagen Tiguan con tracción total 4Motion?

Responder afirmativa o negativamente a esta pregunta dependerá mucho de las necesidades que tengas en el día a día. Si no vas a sacar al coche fuera de la carretera nunca, ni vives en una zona que tenga un clima frío en donde se concentren muchas lluvias y nieves, no te la recomiendo ya que te ahorrarás más de 3.000 euros y tu Volkswagen Tiguan consumirá menos.

Ahora bien si has optado por comprarte los motores 2.0 TSI de 182 CV, 2.0 TDI de 190 CV o 240 CV no te quedará otra que “llevártela puesta” ya que no existen versiones de tracción delantera para estos tres bloques.

¿Qué acabado es el más recomendable?

La gama del Volkswagen Tiguan se divide en tres niveles de equipamiento: Edition, Advance y Sport. Si desgranamos el equipamiento del primero podremos encontrar elementos como el AutoHold (Asistente de arranque en rampa), el Lane Assist (Asistente de mantenimiento de carril), control de velocidad Tempomat, Detector de fatiga, Frenada de emergencia en ciudad, volante multifunción, aire acondicionado, freno de mano eléctrico, sensor lluvia y luces, llantas de 17 pulgadas y pantalla multimedia de 8 pulgadas con App Connect (Google Android Auto, Apple CarPlay y Mirror Link).

Prueba Volkswagen Tiguan

Podríamos decir que este primer acabado tiene lo mínimo imprescindible que debe tener un coche de esta categoría y que incluso con algunos opcionales como el navegador (570 euros) podría quedar bastante completo. El único pero es que solo cuenta con los motores 1.4 TSI de 125 CV y los 2.0 TDI de 115 y 150 CV, todos con cambio manual.

Por tanto yo me inclinaría más hacia el acabado Advance que ya cuenta con el aparcamiento automático Park Assist 3.0, la cámara de marcha atrás, Reconocimiento de señales de tráfico, climatizador en tres zonas y navegador para el sistema multimedia, además de una gama de motores más completa entre los que están los recomendados anteriormente 1.4 TSI de 150 CV y el 2.0 TDI con la misma potencia. Eso sí, el precio es 3.700 euros más caro que el Edition.

Prueba Volkswagen Tiguan

Respecto al Sport, el que deja más completo en equipamiento el Volkswagen Tiguan, sólo me decantaría por el si vas a coger alguno de los motores más potentes que solo están disponibles en este nivel de acabado ya que estamos ante un salto de otros 2.700 euros a igualdad de motorizaciones respecto al Advance.  

Los sistemas multimedia del Volkswagen Tiguan

Los próximos compradores del Volkswagen Tiguan no se podrán quejar de sistemas multimedia. Como he mencionado anteriormente ya cuenta con una generosa pantalla de 8 pulgadas desde su primer acabado que dispone de las funciones más básicas como la radio o la conectividad Bluetooth e incluso incorpora el App Connect.

Prueba Volkswagen Tiguan

Esa era la que tenía nuestra unidad de pruebas y me pareció muy buena en su funcionamiento. Los botones tienen un buen tacto, se mueve con rapidez entre los menús, que aunque a veces pueden parecer muchos son bastante intuitivos. Su única pega es que los mandos de la parte derecha quizás queden lejos para el conductor.

La otra pantalla disponible es la Discover Pro que aumenta su tamaño hasta las 9,2 pulgadas, pero que tiene un sobrecoste de 1.780 euros en los acabados Advance y Sport. Viendo el funcionamiento de la primera, quizás no merezca la pena gastarse ese dinero.

Prueba Volkswagen Tiguan

Tiguan con Volkswagen Digital Cockpit

Uno de los aspectos que más llamó la atención en la presentación del último Volkswagen Tiguan fue la incorporación del Digital Cockpit que poco a poco va extendiéndose por la gama del fabricante alemán. Aunque hay que decir que si quieres tenerlo en tu coche deberás pagar 675 euros en el acabado Advance –no está disponible en el Edition- u optar por el Sport en el que viene de serie.

Para aquellos que todavía no lo conozcan, el Volkswagen Digital Cockpit es una pantalla TFT con 12,3 pulgadas, que la convierte en una de las más grandes del mercado. Tiene varias posibilidades de personalización de los relojes y se puede colocar el navegador en todo su tamaño para verlo mejor. Nuestra unidad de pruebas no contaba con ella, pero en otros modelos que la he probado destaca la calidad de sus gráficos y su fácil manejo.

Prueba Volkswagen Tiguan

La competencia del Volkswagen Tiguan

En la Prueba 10 que hicimos en su día del Seat Ateca ya hablamos de las diferencias entre ambos modelos. Otros competidores que podríamos nombrar en este apartado son el Hyundai Tucson, uno de los SUV más vendidos en nuestro país y del que puedes leer la prueba aquí, o el Peugeot 3008 que ha sido renovado recientemente.

Con respecto al modelo coreano, son muy iguales en sus proporciones interiores, ganando el Tucson en la parte delantera y el Tiguan en la trasera y maletero, pero todos los casos por diferencias muy pequeñas. Es mayor si tenemos en cuenta los precios de partida, aunque en el Hyundai vienen provocados por los descuentos actuales. En cuanto a motores, prácticamente empatados en diésel, pero mejor oferta gasolina en el modelo alemán.

Prueba Volkswagen Tiguan

Del Peugeot 3008 podemos indicar que gana por poco en sus cotas interiores al Volkswagen Tiguan y también en precio por el mismo motivo que el Hyundai Tucson. Su único pero comparando ambos modelos es que no cuenta con versiones de tracción total.

Fotos Prueba 10 Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 150, el SUV de referencia

Comentarios Prueba 10 Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 150, el SUV de referencia

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"