Prueba 10: Seat Ateca 2.0 TDI 190 CV, el aspirante a SUV del año

Un diseño que engancha y toda la tecnología del grupo Volkswagen hacen del Ateca un SUV muy a tener en cuenta. Te contamos sus puntos fuertes y en lo que podría mejorar.

Seat Ateca

Muchos rumores y muchos prototipos tuvieron que pasar hasta que este año llegó, por fin, el primer SUV de Seat. Viendo el público objetivo de la marca española era inconcebible que no tuviera un modelo en tan exitoso segmento, y ahora es muy probable que se aventuren con otro más pero de una categoría por debajo en tamaño de este Seat Ateca.

Tuvimos ocasión de probar el Seat Ateca durante su presentación en Barcelona, pero ahora lo hemos sometido a una Prueba 10 para ver cómo va en el día a día y también, por qué no, cómo se defiende fuera de los terrenos asfaltados.

Seat Ateca

El primer SUV de Seat

Tanto el Seat Ibiza como Seat León son modelos muy vendidos en nuestro país, estando siempre en el top 10. Por ello es fácil reconocer elementos estéticos en este Seat Ateca que tienen tanto el utilitario como el compacto. En mi opinión creo que ha sido acertado el diseño, sobre todo en la parte delantera, siendo algo más conservador a medida que te vas desplazando a la zona trasera.

Una vez en su interior, el Seat Ateca nos recibe con bastante espacio para los ocupantes delanteros. El salpicadero es otro pequeño guiño al León, aunque con todos los elementos más altos. Me gusta la disposición de los distintos mandos, bien orientados hacia el conductor, pero echo en falta algo más creatividad en el diseño, algo sobrio y muy parecido a otros modelos del grupo Volkswagen, como los Skoda. De los materiales utilizados en el habitáculo poca pega se puede sacar. Los ajustes están muy bien terminados, sin fallos, y los plásticos son de buena calidad.

Seat Ateca

De la parte trasera indicar que al igual que en la parte anterior, se ofrece un gran espacio para que dos adultos viajen cómodos y sin problemas. La plaza central, con un mullido algo más duro y sin los anclajes ISOFIX que tienen las otras dos, está más orientada a niños o personas de poca estatura.

Nos quedaría por analizar el maletero. El del Seat Ateca cuenta con unas formas bastante regulares que le permiten cubicar 510 litros, aunque si escogemos un modelo con tracción total 4Drive como el de nuestra prueba, bajamos hasta los 485 litros, que también siguen siendo buenos. Los asientos son practicables, aunque cuando se abaten no terminan de conseguir un suelo plano.

Seat Ateca

Conducción del Seat Ateca

Me gustó mucho en su presentación y lo ha vuelto a confirmar durante la prueba, el Seat Ateca va muy bien. Tenemos que recordar que utiliza la misma plataforma que el Volkswagen Tiguan, lo que ya es un punto muy a su favor. Pero es que además, como hacen siempre en todos sus modelos, los ingenieros de la marca española han conseguido darle un puntito más deportivo al chasis, que al menos a mi, por mi forma de conducir, me gusta más que el modelo alemán.

Pese a ser un coche con una altura más alta que un Seat León, sus suspensiones tienen un desarrollo idóneo para devorar kilómetros sin parar, y además no notarás apenas balanceos, lo que transmite mucha seguridad en curvas.


Otro aspecto a destacar es la insonoridad interior. El motor 2.0 TDI diésel de nuestra unidad de pruebas apenas se escuchaba en el interior y tampoco transmitía vibraciones al habitáculo. Lo que sí sonaba algo más de lo normal eran los retrovisores cuando circulamos a altas velocidades. Cosas de la aerodinámica.

Y por último quería señalar que los distintos modos de conducción no son muy diferentes entre sí, apenas se nota la diferencia. Eso sí, en el modo ECO podrás contar con la navegación a vela, ya que si dejas de acelerar el motor se desconecta de la transmisión y el coche avanza por inercia, volviendo a conectarse automáticamente cuando es necesario. Con ello siempre conseguirás ahorrar algo más de combustible y apenas se nota cuando se activa o desactiva.

Seat Ateca

Fuera de la carretera

Ya sé que los SUV no son auténticos todoterreno, pero teniendo en cuenta que el Seat Ateca tiene disponible la tracción total 4Drive y una altura al suelo de un poco más de 18 cm, no pudimos resistir a probarlo en caminos y pistas de tierra.

Aquí tenemos que decir que el Seat Ateca se desenvuelve bastante bien, con unos ángulos de ataque y salida aceptables, pero hay un pequeño problema que llega a la primera dificultad en la que metes al SUV: los neumáticos. Los Pirelli Cinturato P7 que equipan son eminentemente de asfalto y no te ayudarán a traccionar de forma correcta. Sin duda la versión X-Perience sí contará con unas ruedas más adecuadas para estas excursiones, además de estar mejor preparada con mayor altura adicional al suelo y con más protecciones de carrocería.   

Seat Ateca

En aquellas versiones que equipen el Seat Drive Profile contarán además con dos modos para conducción off-road como son el modo “nieve” y el modo “barro”, que gracias a la electrónica te ayudarán a superar las dificultades sin problemas.

El motor más recomendable

Teniendo en cuenta la fisionomía del Seat Ateca los motores más recomendables y los que seguro que tendrán más ventas serán los diésel. En un principio descartaríamos el 1.6 TDI de 115 CV, ya que se puede quedar corto de potencia. La duda estaría entre el de 150 (actualmente disponible de momento sólo con tracción 4x4) y el de 190 CV.

Seat Ateca

Como ya comentaba anteriormente, nuestro Seat Ateca de pruebas contaba con el TDI de 190 CV, con mucha fuerza en todo momento, pero entregando la potencia de forma suave. Sus consumos se mueven entre los 6,5 y los 7 litros, que no están nada mal. Con el de 150 CV, además de ahorrarte unos 4.000 euros, también contarás con una potencia suficiente y podrás incluso mejorar esas cifras de consumos.

Pero y si no te gustan los diésel. Pues con los gasolina lo tenemos todavía más fácil ya que sólo hay disponibles dos bloques. La diferencia entre ambos es de unos 2.000 euros, pero sí merece la pena optar por el de 1.4 TSI de 150 frente al 1.0 TSI de 115 CV.

Seat Ateca

¿Con cambio DSG?

Hablar sobre el funcionamiento y las bondades del cambio de doble embrague DSG es algo que ya se ha repetido muchas veces y siempre de manera positiva. Un cambio suave, en el que no se notan las subidas o bajadas de marchas y que además te permiten conducir en secuencial o con levas como en este Seat Ateca –para esos días que añoras a los manuales­–.

¿Entonces merece la pena? Lo primero que debes saber para tomar tu decisión es que sólo está disponible en los motores más potentes, los de 150 CV tanto TDI como FSI y el de 190 CV. A priori esto no será un problema. Lo segundo y quizás más importante es que tendrás que pagar 2.110 euros más frente al cambio manual, a menos que escojas el bloque más potente en el que viene de serie. Con estos argumentos tendrás que decidir, pero nosotros te aconsejamos que lo tengas en cuenta.

Seat Ateca

¿Con tracción 4Drive?

La lista de motores disponibles para equipar el DSG también nos vale para modelos con tracción total o 4Drive, como la llaman en Seat. Lo primero que tienes que pensar aquí es si de verdad vas a necesitarla, ya sea porque te gusta hacer pequeñas rutas de todoterreno o porque vives en algún lugar donde las condiciones climatológicas pueden complicarse, como en las zonas de montaña. Si no es así, descártalo.

Además tienen que tener en consideración que equipar el 4Drive hará que tus consumos siempre sean mayores que con las versiones de tracción delantera. Para que te hagas una idea en el Seat Ateca se mueven casi en el litro de diferencia sobre los homologados. A esto tienes que sumar más de 2.600 euros en la tarifa final.

Seat Ateca

El Radio Media System Plus

Nuestra unidad de pruebas equipaba el Radio Media System Plus con una pantalla táctil de 8 pulgadas. Es un sistema parecido al que usan en el resto del Grupo Volkswagen, con unos gráficos aceptables y con todas las funciones que se le pueden pedir a este tipo de sistemas hoy en día.

Si quería resaltar en este apartado que me gustaron mucho las diferentes pantallas que se le han añadido al Seat Ateca, como la de “Información offroad” que te mostrará en pantalla la altitud, la inclinación de las ruedas y la temperatura del radiador.

Seat Ateca

El Radio Media System Plus es de serie en el acabado XCELLENCE, aunque también se puede equipar como opcional en el Style y por lo que cuesta, unos 2.100 euros, te merecerá la pena adquirirlo.

El acabado más recomendable

Ahora mismo sólo están disponibles dos acabados para el Seat Ateca: Style y XCELLENCE. Más adelante llegará un Reference que se colocará como el de acceso a la gama y el X-Perience que dotará al SUV con una estética todavía más campera.

Seat Ateca

Por tanto entre los dos acabados que tenemos lo tengo bastante claro, yo cogería el Style sin pensarlo a menos que lo quieras tener muy equipado y dispongas de buen presupuesto. Con este acabado tienes todas las tecnologías importantes del Seat Ateca y cogiendo la pantalla que te comentaba anteriormente como opcional se queda un coche completo y todavía más barato que el XCELLENCE.

El Ateca contra el León

Para empezar a comparar entre el SUV y el compacto debes saber que sólo el Seat León con carrocería ST mide más que el Seat Ateca, compartiendo además batalla. Esto hace que en espacio interior siempre gane nuestro protagonista, aunque el familiar del León cuente con un maletero mayor de 587 litros frente a los 510 del Ateca.

Seat Ateca

Respecto a los precios, el León gana con mucha diferencia. Si cogemos un acabado Style y el motor diésel 2.0 TDI de 150 CV en ambos, son 21.000 del compacto en cinco puertas frente a los 27.640 euros del Seat Ateca. A eso tenemos que unir que elementos como el consumo o el mantenimiento también están a favor del León.

Frente a la competencia

El gran rival del Seat Ateca es el Volkswagen Tiguan. Ambos comparten plataforma aunque es más largo el modelo alemán. Por dentro, las cotas delanteras dan ventaja al Ateca, mientras que las traseras lo hacen con el Tiguan, pero sin mucha diferencia entre ambos. En cuanto al maletero, 10 litros más para el Volkswagen.

Seat Ateca

Si ponemos la lupa sobre los precios, el Seat Ateca Style con motor 2.0 TDI vale los 27.640 euros que indicábamos antes, mientras que un Volkswagen Tiguan con el acabado medio Advance y el mismo motor se va a los 33.320 euros. Aunque en el modelo alemán contarás de más con el asistente de aparcamiento, asistente de mantenimiento en carril (en el Seat sólo es avisador), cámara marcha atrás, detector de fatiga y el sensor de parking delantero. Ojo, que las posibles oferta en vigor en cada momento pueden hacer que esta diferencia cambie.

Otros modelos que podrías tener en cuenta frente al Seat Ateca con los Nissan Qashqai, el superventas japonés, el Hyundai Tucson, que ha mejorado mucho en su última generación, o el próximo Peugeot 3008.

Fotos Prueba 10: Seat Ateca 2.0 TDI 190 CV, el aspirante a SUV del año

Comentarios Prueba 10: Seat Ateca 2.0 TDI 190 CV, el aspirante a SUV del año

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"