Prueba: BMW 430i GranCoupé

¿Muchas puertas para un coupé? ¿O mucho coupé para tantas puertas? Este BMW 430i GranCoupé reúne lo mejor de dos mundos: Línea de deportivo y habitabilidad de berlina. Y con este conjunto de motor/cambio, una delicia de conducir.

BMW 430i

Me gustan prácticamente todos los coches… pero unos más que otros. Este BMW 430i es de los que más. Te voy a contar por qué:

Motor “infinito”

Lo único que me gusta de los turbodiésel es que gastan poco para lo que corren. Y ya. Tienen poco margen de revoluciones útiles y el par motor “concentrado” en una pocas centenas de vueltas. Por el contrario este dos litros y cuatro cilindros turbo de gasolina ofrece su par máximo de 350 Nm desde las 1450 rpm y hasta la 4800 rpm. Sólo 400 rpm después ofrece su máxima potencia, 252 CV. Y estira hasta las 6.500 rpm sin pestañear. O sea que tenemos empuje desde ralentí hasta el corte: 5.500 vueltas a nuestra disposición.

BMW 430i

El cambio automático deportivo con levas es “casi” perfecto. Y digo casi porque no es de doble embrague… aunque lo parece. Tiene ocho velocidades con las marchas hasta la sexta muy utilizables, sin los exageradísimos desarrollos que utilizan otros modelos. El cambio es rápido y elconvertidor se bloquea, con lo cual no hay resbalamiento. Es muy rápido, pero no tanto como los mejores de doble embrague.

BMW 430i

Chasis deportivo y confortable

BMW tiene muy buena mano para los chasis. El reparto de pesos que permite la propulsión posterior, con el motor muy retrasado, ayuda mucho. Y sobre todo, las suspensiones de calidad, tanto por diseño como por componentes. El calzado de serie es generoso, pero no desorbitado: diámetro 17, medida 225/50 en las cuatro ruedas. El nuestro montaba llantas opcionales de 19 con 225/40. El resultado es que el coche se comporta como un verdadero deportivo y aunque el tarado de la suspensión es firme, no resulta seco. Si sumas a esto buenos asientos, climatización eficiente -un poco lenta, puestos a poner pegas- y una insonorización ejemplar, el confort es de primera.

BMW 430i

Habitabilidad de berlina

La única pega que puede ponerse a este BMW GranCoupé como berlina es el acceso a las plazas posteriores. La reducida altura junto con la estrechez de las puertas en su parte inferior hacen el acceso un poco complicado. Una vez dentro, incluso la cota de altura en la fila trasera es suficiente incluso para mi talla, 1,90 m de estatura.

BMW 430i

Línea coupé

La estética siempre es discutible, pero que este BMW ofrece una línea deportiva no es discutible. La mayor batalla respecto al Coupé, se nota… ¿Seguro? ¡Tienen la misma batalla y longitud! Pero incluso viéndolos juntos parece que el GranCoupé es más largo. Fruto, sin duda, de sus cinco puertas y de la línea posterior del techo.

Ajuste y acabados

Todos tenemos claro que los BMW están muy bien hechos. El ajuste es de primera calidad y los acabados, prácticamente perfectos. No hay los típicos “ruiditos” de desajustes, esos que ponen nervioso -al menos a mí- y el sonido al cerrar las puertas es rotundo y denota que el coche está bien hecho.

BMW 430i

¿Y no tiene nada malo?

Objetivamente este BMW 430i GranCoupé tiene pocas pegas. Una la hemos dicho: El acceso a las plazas traseras. Aunque incluso esta es relativa: El acceso es malo comparado con una berlina tradicional y muy bueno comparado con el Coupé de dos puertas.

Luego vienen los típicos argumentos de precio elevado y equipamiento mejorable. Hablemos primero de precio: De tarifa, con cambio automático, son 48.000 €. Mucho dinero para un coche… pero es que te dan “mucho coche” por ese dinero. Comparado con su competencia, no es más caro. Y en cuanto al equipamiento no hay que confundir la enorme disponibilidad de equipamiento opcional con escasez de equipamiento de serie. No voy a hacer un larguísimo detalle de todo lo que lleva, pero todo le necesario en un coche así y mucho más. Si luego queremos poner suspensión deportiva, ruedas más gordas, cuero diferente, techo, etc., nos gastaremos unos cuantos euros, pero eso no querrá decir que el equipamiento base sea malo.

BMW 430i

Si has leído hasta aquí pensarás que este periodista ha perdido su sentido crítico. Pues te equivocas. Mi mayor crítica es el concepto: pretender que un coche sea Coupé y berlina. A mi me gustan los coupés con dos puertas y las berlinas con cuatro y más espacio detrás, como Dios manda. Y BMW te ofrece ambas opciones, así que resulta difícil criticar que BMW te ofrezca una opción más, por cierto, con bastante aceptación.

BMW 430i

Mi consejo es sencillo: ¿Quieres un coupé? Pues si quieres un coupé es que tienes espíritu deportivo, así que ¡no seas vago! y acepta que te tienes que levantar cuando alguien quiera subirse detrás. Y si eres vago… pues a por el GranCoupé.

Fotos Prueba: BMW 430i GranCoupé

Comentarios Prueba: BMW 430i GranCoupé

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"