Prueba: BMW X1 xDrive 23d con cambio automático

BMW X1
El modelo de acceso a la gama de todocaminos de BMW combina estética SUV con las cualidades dinámicas de un turismo, la versatilidad de una carrocería familiar y, aunque el radio de acción no es muy amplio, ciertas cualidades para rodar con garantías por pistas y caminos. Probamos el tope de la gama Diesel, el 23d, con tracción total y cambio automático.

- Nuestra Nota: 8

- Precio: 43.164 €

- Emisiones CO2: 158 g/km

- Consumo medio: 6,0 l/100 km

- Potencia: 204 CV

 

Nos gusta por:

- Comportamiento y eficacia en carretera.

- Versatilidad turismo-SUV-familiar.

- Relación entre lo que corre y lo que gasta.

Mejoraría con:

- Equipamiento más completo y opciones más asequibles.

- Un interior con mejor calidad de acabado.

- Un cambio automático no tan caro.

 

Aunque pertenece a la gama “X” de BMW, integrada por los SUV o todocamino, en realidad el BMW X1 es un poco mezcla de todo: SUV, todocamino, familiar… Sí, hay otros coches con este planteamiento, como por ejemplo el Nissan Qashqai o el Ford Kuga, mucho más baratos. Pero BMW juega en la liga de las marcas premium. Y dentro de su gama no parece tan caro si tenemos en cuenta que, por menos dinero (entre 4.000 y 6.000 euros, según versiones) , el BMW X1 ofrece la misma versatilidad un Serie 3 Touring, se conduce casi como un Serie 3 berlina y añade el plus de un buen comportamiento en pistas rápidas o caminos en buen estado.

Hemos probado la versión más alta de la gama diésel, el xDrive 23d con cambio Steptronic, pero damos un repaso al resto de variantes, y te contamos cuál es el más interesante.

BMW X1: carrocería, habitáculo y equipamiento

No te dejes engañar, el BMW X1 está pensado principalmente para el asfalto. La altura libre al suelo (19 centímetros) es algo mayor que la de un turismo, pero escasa para pensar en excursiones difíciles por el campo. Además, falta algo más de protección en los laterales de la carrocería y en los pasos de rueda.

En el interior está muy bien resuelto, destacando, como siempre en BMW, el puesto de conducción. Para su tamaño compacto los pasajeros tampoco están mal cuidados, aunque una banqueta trasera deslizante, que permitiera dar más espacio para las piernas en estas plazas cuando no se necesita todo el maletero, habría sido ideal. A cambio, los respaldos en estas plazas traseras sí tienen regulación en inclinación de unos 30 grados, lo que permite viajar de forma más confortable. También pueden ponerse completamente verticales, ganando algo de espacio para el maletero. Acceder a estas plazas no es del todo fácil, porque la puerta abre poco, y la banqueta no deja un hueco muy grande para meter los pies.

BMW X1

El maletero del BMW X1 es muy aprovechables. De 420 litros se llega a casi 500 si pones los respaldos de los asientos traseros verticales, y abatiéndolos, se superan claramente los 1.300. Para ocultar el equipaje se recurre a una bandeja rígida. Hay anillas, bandas elásticas para sujetar la carga y una resistente red (opcional, por 180 euros) para separar el maletero del habitáculo, que se monta y desmonta con facilidad (menos de 2 minutos para cada operación), y se guarda en una bolsa en el doble fondo del maletero.




Entre los detalles mejorables del interior, anotamos el aspecto que presentan algunos plásticos. A BMW le exigimos más, y el X1 no ofrece el excelente acabado, presentación y terminación de un X3. Lo mismo sucede con el equipamiento, que no es precisamente abundante, y hay que pagar aparte por opciones que en un coche de este precio deberían ser de serie, como la alarma, la conexión USB, los sensores de lluvia y luces o la conexión Bluetooth y el control de velocidad de crucero.

Del listado de opciones merece la pena tener en cuenta el sistema “Performance Control”, sobre todo para los que dirigen sus miradas a BMW buscando un comportamiento deportivo. Sólo se ofrece con la tracción total, pero es de las pocas opciones que no se disparan en precio (181 € si la eliges individual, y unos 60 euros adicionales a los 350 que viene a costar la suspensión deportiva si has elegido ésta primero) y mejora el comportamiento en curva haciendo al coche más ágil, al transferir más par a la rueda trasera exterior a la vez que se frena ligeramente la interior.

Comportamiento del BMW X1: más carretera que campo

BMW X1
No se me ocurre ningún otro todocamino hay en esta categoría con un comportamiento en carretera tan bueno como el del BMX X1. Y no es necesario contar con la suspensión deportiva (que, por cierto, baja la altura libre al suelo, así que ojo si sales del asfalto) o el sistema “Performance Control” para disfrutar de un chasis de primera, con un tacto muy deportivo.

Las versiones con tracción trasera y suspensión estándar pierden algo de agilidad, en parte porque los BMW X1 con tracción 4x2 llevan una suspensión delantera McPherson, menos elaborada que el multibrazo de los 4x4. Pero en ningún caso se pierde ese tacto preciso y ágil al volante característico de BMW.

Fuera del asfalto el límite lo ponen, cómo no, los neumáticos y los ángulos de la carrocería. La tracción total xDrive funciona de forma automática, no hay bloqueos para los diferenciales, ni tampoco reductora. La única ayuda a la conducción “off-road” es el control de descenso de pendientes (de serie), que aplica los frenos de forma automática para que el coche no se embale al bajar una cuesta muy inclinada. Para las versiones 18d y 20d se ofrecen variantes de tracción a un solo eje (sDrive) o a las cuatro ruedas (xDrive). 

BMW X1

El sobreprecio de la tracción total es de 2.100 euros. Razonable, sobre todo si tenemos en cuenta que además te llevas una suspensión mejor en el eje delantero, y que puedes optar al sistema “Performance Control”, que mejora el comportamiento. Pero si no vas a conducir por carreteras nevadas (el campo, con el X1, mejor mirarlo desde la ventanilla) y no necesitas el chasis más deportivo puedes emplear ese dinero en mejorar el equipamiento y te libras de los inconvenientes de la tracción total, que son tres: aumenta el consumo (del orden de medio litro cada 100 km), empeoran las prestaciones –aunque muy poco, justo es decirlo–  y, debido al mayor radio de giro de las versiones 4x4, te costará más maniobrar en lugares estrechos.

BMW X1

Tres motores diesel: ¿cuál elegir?

En cuanto a prestaciones, el cambio automático, muy suave en su funcionamiento, filtra demasiado, y parece que el BMW X1 con este motor corre menos de lo que realmente lo hace. Y eso que los desarrollos son más bien cortos. El consumo durante la prueba, con recorridos variados (carretera de montaña, algo de autopista) y ritmo “ligero” fue de 9,7 l/100 km. Cuidando el acelerador puedes bajar de 8, con una media registrada de 7,8 l/100 km, incluyendo algo de ciudad.

Además del 23d, la gama cuenta con otras dos variantes diesel (18d, con 143 CV y 20d, con 177 CV) y un único motor de gasolina, el 28i, con 245 CV. Los BMW X1 más interesantes por su relación entre prestaciones y consumo son los diesel. Tanto el 18d como el 20d se ofrecen con tracción delantera (versiones “sDrive”) o total (“xDrive”), mientras que el 23d sólo está disponible en versión xDrive. Todas las combinaciones de motor y tracción llevan caja de cambios manual de seis marchas, pero también se puede optar por una suave caja automática –también de seis velocidades- que cuesta unos 2.400 euros (según versiones).



La mejor compra es el X1 sDrive 20d, con un precio de 33.700 euros, al que añadiríamos el cambio automático (mejor automático con tracción 4x2 que manual con tracción 4x4). No echarás en falta más prestaciones o empuje, gasta casi 2 litros menos de meedia cada 100 kilómetros, y hablamos de un precio casi 6.000 euros inferior al de la versión de esta prueba. ¿Que si merece la pena el X1 sDrive 18d de 143 CV, la versión de acceso a la gama? Los 3.000 euros de diferencia con un 20d  son como para pensárselo. Podemos decir que el X1 sDrive 18d es un mínimo muy razonable, y el X1 sDrive 20d la mejor compra de toda la gama.



NUESTRAS NOTAS

Motor                              8

Prestaciones                 8

Consumo                        7,5

Comportamiento        8.5

Confort                            7

Seguridad                       8

Puesto conducción      8,5

Habitáculo                      7,5

Maletero                          7,5

Equipamiento                6,5

Acabado                           7


EQUIPAMIENTO PRINCIPAL BMW X1 23d Automático

De serie

Seis airbags

Control de estabilidad y tracción

Faros antiniebla

Retrovisores eléctricos y calefactados

Volante con mandos multifunción

Ordenador de viaje

Cierre central con mando

Climatizador

Elevalunas eléctricos (4 puertas)

Barras en el techo

Respaldo posterior partido 40/20/40Radio CD con MP3

Llantas de aleación 17”

Control descenso de pendientes

 

Principales opciones


A CONSIDERAR

Control de crucero con función frenado:                         396 €

Faros bixenón+lavafaros:                                                1.047 €

Levas de cambio en el volante:                                    266 €

Pintura metalizada:                                                            755 €

Control por voz:                                                            495 €

Sistema “Performance Control”:                                    181 €

Control distancia aparcamiento:                                    903 €

Manos libres Bluetooth:                                                289 €

Sistema de navegación GPS (desde):                        2.200 €

Alarma:                                                                        579 €

Red separación maletero:                                                181 €

Sensor lluvia y luces:                                                            157 €

Cámara de ayuda marcha atrás:                                    505 €


A OLVIDAR

Luces autoadaptables (sólo con xenón):   495 €

Suspensión deportiva:                                   350 €

Asientos reglaje eléctrico:                             1.506 €

Tapicería de cuero:                                         1.747 €

Llantas de aleación 18”+neumáticos especiales (225/45 del-255/40 tras.):         1.459 €

Techo panorámico de cristal:                       1.626 €

Pack luces lectura interiores:                        266 € 

Precios BMW X1

GAMA BMW X1 POTENCIA (CV) CONSUMO

(l/100 km)
PRECIO
sDrive 18d 143 5,2 30.650 €
xDrive 18d 143 5,7 32.750 €
sDrive 20d 177 5,3 33.700 €
xDrive 20d 177 5,8 35.800 €
xDrive 23d 204 6,0 39.100 €
xDrive 28i 245 7,9 42.600 €

 

FICHA TÉCNICA  
Motor 4 cilindros, 1.995 cm3
Potencia máxima 204 CV a 4.400 rpm
Par máximo 400 Nm a 2.000 rpm
Frenos Discos ventilados (330 mm)
Neumáticos 225/50-17”
Dimensiones exteriores 4,45 x 1,80 x 1,54 m
Capacidad de maletero 420 – 1.350 l
Depósito de combustible 61 l
Peso 1.660 kg
Velocidad máxima 223 km/h
Acel. 0-100 km/h 7,3 s
Acel. 0-1.000 m 28,2 s
Consumo urbano/extraurbano/mixto 7,3/5,2/6,0 l/100 km
Emisiones de CO2 158 g/km

Fotos Prueba: BMW X1 xDrive 23d con cambio automático

Comentarios Prueba: BMW X1 xDrive 23d con cambio automático

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"