Prueba del Ford Puma ST Line X de 155 CV: precio, opinión, motor,...

Hemos probado el nuevo motor del Ford Puma, el tricilíndrico de 155 CV de potencia, que demuestra una gran deportividad y diversión en carretera.

Ford Puma ST Line X

El Ford Puma nació como un coupé de corte deportivo. De ahí que la marca del óvalo nos sorprendiese al anunciar que la nueva generación de este coche iba a ser un SUV… algo que llevó las manos a la cabeza a mucha gente. Pero desde Estados Unidos quieren convencer incluso a los más haters. Y motivos no le faltan: cuenta con un diseño atractivo, acabados de buena calidad y en este caso, un motor potente microhíbrido. Vamos a conocerlo... pero antes, los precios.

Precios del nuevo Ford Puma

Versión

Acabado

Precio

1.0 EcoBoost 125

Titanium

21.925 €

1.0 EcoBoost 125 mHEV

Titanium

22.275 €

1.0 EcoBoost 155 mHEV

Titanium

23.175 €

1.0 EcoBoost 125

ST-Line X

24.875 €

1.0 EcoBoost 125 mHEV

ST-Line X

25.225 €

1.0 EcoBoost 155 mHEV

ST-Line X

26.125 €

Diseño del Ford Puma: vanguardia y personalidad

Ford Puma ST Line X

El nuevo Ford Puma es un B-SUV de gran atractivo, con gran personalidad. Desde luego, creo que en este aspecto es donde este coche destaca más, ya que al verlo venir de lejos, su silueta y su firma lumínica es inconfundible.

En nuestro caso, probamos el Ford Puma ST Line X, que es algo más largo que las versiones convencionales (4,21 metros frente a 4,19). En general, la sensación de este Ford Puma es que está bien acabado. El cierre de las puertas denota consistencia, así como los ajustes de las piezas de la carrocería.

Ford Puma ST Line X

El color azul, muy utilizado por Ford para sus anuncios, es muy acertado y creo que es el que mejor le sienta. Se complementa a la perfección con elementos como sus luces LED traseras, que tienen forma de circunferencia. Por lo general, tiene un aspecto musculado y, como decimos, muy personal, algo indispensable en su segmento, donde el aspecto exterior es fundamental para captar clientes, dada la enorme competencia que hay.

Interior del Ford Puma: alta calidad, poca novedad

Ford Puma ST Line X

Mientras el Ford Puma presume de un exterior muy especial, el interior se diferencia poco de otros modelos de la marca. Salvo algunos detalles, como la ‘intro’ de la pantalla cuando entramos al coche, este coche cuenta con pocos elementos diferenciadores de, por ejemplo, el Ford Kuga o el Ford Fiesta. 

Para un coche tan llamativo por su diseño exterior, echamos en falta un interior acorde. Priman los colores oscuros y salvo por los pespuntes de color rojo en el volante o los plásticos de este color en las salidas de la climatización, no hay excesivos elementos diferenciadores.

Ford Puma ST Line X

En cuanto a la habitabilidad, el Ford Puma destaca por su elevado confort en las plazas delanteras. Me ha gustado sentirme como en un compacto pese a ir sentado en un SUV, dado que la posición de los asientos permite sentarse muy bajo. Y esto no es algo muy común entre la competencia. También me ha gustado la multitud de espacio portaobjetos, indispensable para mantener un habitáculo ordenado. 

La pantalla de instrumentación me ha gustado porque ofrece la información de una forma muy limpia. Todos los datos necesarios quedan a un golpe de vista y resulta sencillo de editar. La pantalla central es un ejemplo más del salto tecnológico de Ford, que desde hace unos años ha reforzado la calidad de sus sistemas de infoentretenimiento. 

Ford Puma ST Line X

Donde peca este coche es en las plazas traseras, algo justas para personas de estatura media-alta. Esto se debe a que la distancia entre filas de asientos es pequeña, lo que supone que para ir de acompañante en este Ford Puma hay que sacrificar las rodillas. En cuanto altura, no está nada mal, aunque también hemos echado en falta una mayor anchura, ya que la plaza central es diminuta, casí testimonial. 

Donde sí tiene un valor añadido de importancia el Ford Puma respecto a la competencia es en el maletero. Sus 401 litros son suficientes para hacer cualquier escapada. Pero en su fondo, Ford le ha instalado un “Mega Box”. Esto es un compartimento en el doble fondo de 80 litros, que deslumbra por estar hecho de plástico y tener un tapón en el fondo, de modo que lavarlo con agua es sencillo y no ocasiona desperfectos. Permite, además, llevar objetos de cierta altura sin necesitar plegar los asientos. Todo un acierto.

Motor: potencia en detrimento del consumo

Ford Puma ST Line X

Este Ford Puma ST Line X cuenta con un motor de tres cilindros con 155 CV de potencia asociado a una microhibridación de 48V. Un propulsor que empuja con ganas, aunque es algo perezoso a bajas revoluciones. Entrega bien arriba del cuentarrevoluciones todo su potencial y esto impide, en muchas ocasiones, disfrutar del coche si se busca hacer buenos consumos. 

Tiene buenas soluciones para aumentar la eficiencia de su funcionamiento, como la desconexión automática de cilindros. O mismamente, la microhibridación, que según la propia marca permite reducir el consumo en un 9% respecto al mismo bloque sin ayuda eléctrica.

Las recuperaciones, salvo que lo bajemos demasiado de vueltas, son de calidad. Y el coche se mueve con agilidad gracias a este propulsor. ¿Lo malo? Lo que hemos dicho de soslayo: los consumos, en la práctica, son altos. Bajarlo de siete litros mediante una conducción eficiente es bastante complicado y esta cifra se queda lejos de los 5,7 l/100km que homologa. 

Ford Puma ST Line X

En este caso, el Ford Puma se asocia a un cambio manual de seis velocidades que se maneja con bastante facilidad. Las guías hacia las distintas relaciones están bien marcadas y el movimiento de la palanca es bastante suave. Un diez para Ford, como siempre, en este aspecto 

Los modos de conducción tienen un gran peso en el comportamiento de este propulsor. El modo ECO dulcifica las reacciones del motor con el objetivo de hacer unos consumos más bajos, mientras que el modo sport permite explotar al máximo las capacidades de este bloque tricilíndrico.

Comportamiento: un B-SUV para los que buscan divertirse

Ford Puma ST Line X

Al subirse a un SUV, uno siempre espera un buen nivel de confort a la hora de conducir, dejando en segundo plano la deportividad. Pero Ford ha invertido estos papeles en una continua búsqueda por diferenciarse. De este modo, la suspensión del Ford Puma es más firme que otros modelos de la competencia. 

Esto es algo positivo cuando circulamos por carreteras secundarias, donde el disfrute es alto gracias a un balanceo escaso y a un traspaso poco brusco de pesos. Esto convierte al Ford Puma en un coche preciso, algo destacable para los que busquen las virtudes de un SUV pero con ciertos tintes deportivos. 

Como no podría ser de otro modo, esto supone un impedimento a la hora de sortear baches o badenes. Ahí, la suspensión no absorbe las irregularidades de la carretera como en otros coches de la competencia. Esto es especialmente notable en las plazas traseras, donde los pasajeros sentirán el rebote en sus carnes.

Ford Puma ST Line X

La dirección es, independientemente del modo de conducción, bastante agradable gracias a su buen equilibrio entre asistencia y transmisión de información entre el conductor y el asfalto.

Esto es un gran aporte para la conducción alegre de la que presume este coche. Gracias, en parte, a la dirección y su chasis, es fácil moverse con alegría en zonas urbanas con este Ford Puma. Y si a ello le sumamos su potente motor y su estabilidad en carretera, estamos ante un coche bastante polivalente.

Desde luego, si eres una persona que adore conducir y busque más que un vehículo con el que moverse de un punto A a una localización B, este Ford Puma tiene que estar en tu lista de deseos. Porque en carretera, la sensación de conducción en tramos de curvas es parecida a la que uno siente en un compacto.

Equipamiento del Ford Puma: completo y con muchos opcionales

Ford Puma ST Line X

De serie, el Ford Puma cuenta con multitud de equipamiento, a lo que hay que sumar otras opciones bastante interesantes, como los asientos calefactables o el techo panorámico. Aunque desde luego, pese a la multitud de posibilidades existentes, si decides llevarte la versión de serie, no echarás nada en falta. Entre el equipamiento de serie destacamos los siguientes elementos, donde también hay abundantes ayudas a la conducción que, en este caso, son bastante poco intrusivas. 

  • Navegador con pantalla táctil 8' B&O + 10 Altavoces + SYNC 3 + 2 USB + DAB
  • Cuadro de mandos digital de 12,3'
  • Cristales privacidad
  • Asiento del conductor con soporte lumbar y función de masaje
  • Asiento del pasajero con soporte lumbar y función de masaje
  • Luz ambiente LED
  • Pomo de la palanca de cambio con inserciones de aluminio
  • Keyless Start
  • Control de crucero con limitador de velocidad
  • Sensores de Parking traseros
  • Asistente electrónica de frenada (EBA)
  • Luces antiniebla con iluminación según dirección
  • Cámara con asistente precolisión y frenado post impacto
  • Mantenimiento de carril con advertencia de cambio de carril
  • Asistente Inteligente con reconocimiento de señales de velocidad

Fotos Prueba del Ford Puma ST Line X de 155 CV: precio, opinión, motor,...

Comentarios Prueba del Ford Puma ST Line X de 155 CV: precio, opinión, motor,...

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"