Prueba del nuevo Honda Jazz 2020 y Jazz Crosstar: opiniones, precio, equipamiento,...

Hace mucho que no veo un coche que dé un salto de calidad tan grande como el que ha dado este nuevo Honda Jazz 2020. Mejora en todo a su predecesor para convertirse en un coche que merece bastante la pena.

nuevo Honda Jazz 2020

Hace cinco años, tuve la oportunidad de probar el Honda Jazz de anterior generación. Un utilitario de ciudad que me dejó algo frío debido a sus bajas prestaciones, pese a tener una habitabilidad sin rival. Ahí había un amplio margen de mejora que bajo mi punto de vista, la marca japonesa ha superado con creces. El nuevo Honda Jazz sigue siendo generoso en cuanto a espacio, pero además de mejorar de manera sobresaliente el comportamiento de su motor, ha conseguido convertirlo en un “mechero”: sus consumos, gracias a su sistema híbrido, son muy bajos.

Lo cierto es que el nuevo Honda Jazz me ha sorprendido porque esperaba mejoras en esta nueva generación, pero ha pasado de ser un coche que aprobaba a obtener un notable alto. El salto es evidente y el esfuerzo de la marca, digna de aplaudir. Porque ha escuchado a sus clientes y, por supuesto, ha seguido la estela del mercado con la introducción de la versión Crosstar, cuya estética SUV  pretende seducir a todos los amantes del género.

Diseño: compromiso por la habitabilidad

nuevo Honda Jazz 2020

Al observar desde fuera el Honda Jazz, se nota que la marca japonesa ha construido el coche desde dentro hacia fuera. Su compromiso con el diseño, como es evidente, es alto. Pero lo es más con la comodidad de los pasajeros. Por ello, se ha alejado de la tendencia actual, que busca darle a los compactos cierta estética coupé, para volver al concepto que vimos con el Seat Altea o el que Mercedes mantiene con su Clase B: un coche más redondeado, de techos altos.

En la prueba, pudimos subirnos a la versión ‘Elegance’, el nivel intermedio de equipamiento de los tres disponibles. En este caso, monta llantas de 15 pulgadas con una estética llamativa y cuyo rodar nos ha gustado. Nos hemos quedado con ganas de sentir la versión Executive, cuyas llantas son de 16 pulgadas y quizá cambien algo el comportamiento del coche, que como veréis más abajo, nos ha gustado mucho.

nuevo Honda Jazz 2020

El Honda Jazz destaca, a primera vista, por su pantalla central, ya que tiene un sistema táctil tan intuitivo y funcional como el de un smartphone. Buscar direcciones en el teclado es rápido y su sistema de uso resulta bastante accesible. En esta versión Elegance, el Jazz no cuenta con navegador, pero sí con Apple Carplay o Android Auto, por lo que puedes reflejar el de tu teléfono.

Se complementa con la pantalla en la instrumentación, ideal para conocer al dedillo cada elemento del coche: consumos, velocidad, eficiencia,… en este aspecto, me gustó no tener varios menús a los que acceder para intercambiar la información que ofrece: hay que acostumbrarse, ya que da mucha información en poco espacio, pero una vez te haces a ello puedes ver lo que necesitas con un golpe de vista, sin necesitar manipular la pantalla y en consecuencia, retirar la vista de la carretera.

nuevo Honda Jazz 2020

La habitabilidad fue la apuesta del Honda Jazz en su anterior generación y se mantiene en esta. Con una persona de 1,86 metros sentada delante, el de atrás, con la misma altura, tiene espacio de sobra para las rodillas… y esto es algo casi imposible de encontrar en este segmento.

El único pero del interior es la altura de los asientos posteriores: Honda ha situado las baterías bajo la segunda fila de asientos, elevando unos centímetros su posición. Y esto implica que las personas que midan en torno al 1,90 toquen la cabeza en el techo. El llevar un coche con consumos irrisorios conlleva algún sacrificio.

nuevo Honda Jazz 2020

Pese a ello, cuenta con la solución Honda Magic Seats, que permite modular el interior del coche como pocos vehículos del mercado. Además de poder tumbar los asientos posteriores de forma que queden planos, lo que facilita la carga de objetos largos, la zona donde apoyamos las posaderas se levanta y se cierra como un libro junto al respaldo. Esto permite colocar objetos sobre el piso donde están los asientos traseros, como una bicicleta. Una de las grandes virtudes del anterior Honda Jazz, que se mantiene en esta nueva generación.

Lo bueno de los asientos es que además de cómodos para un adulto, tienen buenas calidades. La tela combinada con cuero resulta atractiva y agradable al tacto. Lo mismo ocurre con los materiales del salpicadero.  Además resulta reconfortante saber que el coche cuenta con multitud de zonas portaobjetos, con muchos recovecos donde depositar objetos o bebidas, además de dos guanteras pequeñas que facilitan su accesibilidad al piloto. Lo cierto es que si podemos describir el interior del Honda Jazz con una palabra, sería funcionalidad.

nuevo Honda Jazz 2020

El climatizador, de ruedas clásicas, es muy intuitivo. Como véis, el diseño nunca está por delante de lo práctico. El único pero que recibe el interior del Honda Jazz son algunos acabados, con plásticos que no me han gustado demasiado y que contrastan con las calidades de la parte superior del coche. Además, para mi gusto, al volante le falta algo de grosor para hacerlo más ergonómico... pero eso depende de las manos de cada uno.

Motor: ahora sí, Honda

nuevo Honda Jazz 2020

El anterior Honda Jazz era un coche con una potencia adecuada, 102 CV, pero con un par excesivamente bajo: 123 Nm. Esto le impedía moverse con agilidad o hacer aceleraciones necesarias para hacer adelantamientos. No quiero ser excesivamente duro con el Jazz de 2015, pero con ello quiero destacar el tremendo salto de calidad, en este aspecto, que ha realizado Honda. Porque el funcionar de este motor es brillante: ofrece potencia, tiene respuesta y posee unos consumos muy bajos.

En la época del downsizing, Honda ha pasado de un motor 1.3 clásico a un 1.5 i-VTEC con hibridación autorrecargable con dos motores eléctricos (un generador y un impulsor) y una potencia ligeramente superior al anterior: 107 CV. El par motor del propulsor de combustión no mejora en exceso lo visto en el anterior Jazz, con 130 Nm y aquí es donde entra en juego la electrificación: los 253 Nm de par máximo que aporta el motor eléctrico encargado de la impulsión son clave para conseguir aceleraciones óptimas sin que el consumo se dispare. Una solución práctica en cuanto al uso y para el bolsillo.

nuevo Honda Jazz 2020

Destaco mucho los bajos consumos porque en nuestra ruta, de unos 100 kilómetros que combinó ciudad, autovía y carreteras secundarias, firmamos unas cifras, sin ser comedidos a la hora de pisar el acelerador, de 5,5 l/100 km en su modo híbrido. Unos números que en ciudad se redujeron hasta los 4,5 l/100 km gracias a su eficiente sistema híbrido.

La caja de cambios automática CVT con control electrónico funciona de maravilla. La única pega de este sistema es común en todos los coches: en una aceleración, el sonido del motor se multiplica y el habitáculo del Jazz no cuenta con el mejor aislamiento acústico del mercado, por lo que la cabina se vuelve ruidosa. Pero el comportamiento del coche en este aspecto es fantástico y mueve con soltura el coche a cualquier velocidad dentro de las limitaciones de la normativa de tráfico.

nuevo Honda Jazz 2020

Cuenta con tres modos de conducción, entre las que se encuentra la posibilidad de circular en modo 100% eléctrico. Al ser un híbrido convencional, circular sin gastar una gota de gasolina dura muy pocos kilómetros, pero para la ciudad, con constantes aceleraciones y frenadas en semáforos, puede valer, ya que la batería se recarga con rapidez debido a su compacto tamaño.

Comportamiento del nuevo Honda Jazz 2020: agilidad y confort

nuevo Honda Jazz 2020

El Honda Jazz 2020 es un coche verdaderamente confortable. Su puesto de conducción, algo elevado, no está pensado para hacer una conducción deportiva, sino para poder observar bien lo que ocurre alrededor. Y esto ofrece una gran sensación de seguridad a la hora de circular en autovía.

En carreteras secundarias, se comporta con solvencia. Su suspensión, con una clara idea de potenciar el confort, hace que el coche tenga cierto balanceo, que se acrecenta mínimamente en la versión Crosstar, cuyo concepto campero eleva ligeramente su altura libre (30 mm). Pese a ello, resulta un coche que responde con precisión a la aceleración y la frenada, además de tener un chasis lo suficientemente correcto como para ir hacia donde apuntemos sin sobresaltos.

nuevo Honda Jazz 2020

El Honda Jazz destaca por su apuesta por la seguridad. Aunque nosotros probamos la versión intermedia, la Elegance, este compacto cuenta con todo el equipamiento relacionado con este aspecto desde el modelo más básico. Cuenta con un total de diez airbags, además de bastantes ayudas a la conducción.

En este aspecto, hay que destacar que uno sabe que esas ayudas están ahí porque el coche lo refleja en su instrumentación digital, pero son muy poco intrusivas, de tal modo que actúan con precisión ante cualquier vicisitud y solo cuando es indispensable. Aviso de neumáticos, avisador de colisión frontal, limitador de velocidad inteligente, sistema de mantenimiento de carril o función de seguimiento a baja velocidad. Desde luego, en cuanto a seguridad es muy completo y, sobre todo, demócrata. La cámara trasera, que sí está en el Crosstar y su equipamiento único (no hay versiones en este coche), funciona de maravilla, tiene buena visibilidad y permite ver lo que ocurre detrás nuestra con diferentes ángulos.

 

nuevo Honda Jazz 2020

En cuanto a sonido, el del Crosstar es un poco mejor, gracias a que cuenta con 8 altavoces en lugar de cuatro, además de equipar el equipo de audio premium. Por tanto, si te apasiona la música además de una posición más elevada de conducción, quizá el Honda Jazz Crosstar sea la opción idónea.

También hay diferentes llantas. El Honda Jazz Elegance que pudimos probar equipaba los mismo neumáticos que la versión básica, con llantas de 15 pulgadas, algo que cambia en la versión executive y en el Crosstar, que aumentan el tamaño hasta las 16”.

nuevo Honda Jazz 2020

Por tanto, si lo que buscas es un coche con lo último en seguridad que además ofrezca un equipamiento más que correcto, el Honda Jazz puede ser una gran opción para ti. Y como os hemos dicho, todo ello desde la versión más básica del mercado, lo cual es digno de alabar.

Fotos Prueba del nuevo Honda Jazz 2020 y Jazz Crosstar: opiniones, precio, equipamiento,...

Comentarios Prueba del nuevo Honda Jazz 2020 y Jazz Crosstar: opiniones, precio, equipamiento,...

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"