Prueba Hyundai IONIQ Hybrid: la mejor berlina híbrida de su clase

Hyundai lanza la versión híbrida del IONIQ, al que seguirá una variante de propulsión eléctrica y un híbrido enchufable. Ya se puede comprar con un precio desde 20.900 euros.

Hyundai IONIQ Hybrid

Teníamos ganas de probar el nuevo Huyndai IONIQ, tras haber leído y escrito mucho sobre la nueva apuesta de Hyundai para un coche único, que contará con tres sistemas de propulsión: eléctrico, híbrido enchufable y el híbrido que aquí probamos.

De los coches híbridos que hay en su categoría con tamaño y precio parecido, lo más parecido es el Toyota Prius: el nuevo Hyundai IONIQ hybrid es una berlina de 4,47 metros de longitud con un sistema de propulsión híbrido que rinde una potencia de sistema de 141 CV, y con tres versiones de acabado disponibles que parten con un precio desde los 23.900 euros, que pueden quedarse en 20.900 euros aprovechando los descuentos que ofrece la marca.

Hyundai IONIQ Hybrid

Un repaso a la tecnología del Hyundai IONIQ

Desarrollado desde cero para utilizar sistemas de propulsión híbridos y eléctricos –no es una berlina “adaptada”–, el Hyundai IONIQ Hybridutiliza un motor eléctrico de 43,5 CV que sirve para iniciar siempre la marcha, y para dar asistencia al motor de combustión, un 1.6 GDI atmosférico de 4 cilindros con 105 CV. La potencia total de sistema alcanza los 141 CV, con un par máximo de 265 Nm.

Una característica del IONIQ que como veremos más adelante va a marcar su comportamiento dinámico y su conducción frente a otros híbridos como el Prius es su transmisión. El motor eléctrico se acopla y desacopla al motor de combustión a través de un embrague intermedio, mientras que para la selección de las marchas se utiliza una caja de cambios de doble embrague de 6 velocidades. El IONIQ tiene, por tanto, tres embragues, pero no te asustes: como siempre arranca en modo eléctrico, los embragues quedan “protegidos”.

Hyundai IONIQ Hybrid

Para las baterías, ubicadas bajo los asientos traseros –apenas restan espacio al maletero y bajan el centro de gravedad–  Hyundai recurre a la tecnología de polímeros de litio, con una capacidad de 1,56 kWh. Otro detalle interesante es la eficiencia aerodinámica: el coeficiente anunciado de 0,24 resulta especialmente bueno; no será casualidad, ni mucho menos, pero conviene recordar que es exactamente el mismo que el del Toyota Prius. Para ello, además de bajos carenados, el Hyundai IONIQ tiene una trampilla frontal de refrigeración activa, bajos carenados y un difusor trasero.

Amplitud, calidad y equipamiento

Nada más sentarte al volante del nuevo Hyundai IONIQ sorprende la calidad de acabado y presentación. Por tacto y presencia de los materiales, y por el abundante equipamiento que puede tener. La posición de conducción es muy buena, así como la ergonomía, únicamente empañada por la presencia de un freno de estacionamiento de pedal en el lado izquierdo, que desentona no ya en un coche tan tecnológico como este, sino en cualquier coche moderno. Pero salvado este detalle, y el de la visibilidad trasera mejorable debido al diseño del portón, el IONIQ hybrid es toda una caja de sorpresas, para el conductor y para los pasajeros.

Hyundai IONIQ Hybrid

Se nota que en Hyundai han cuidado los detalles. En otros coches eléctricos e híbridos hay un aspecto más “plástico” en el interior, mientras que en el IONIQ la sensación es más de estar en una berlina convencional, sin futurismos ni estridencias. No sobra espacio, pero tampoco falta, un rebaje en la parte posterior del techo permite ganar unos buenos centímetros de anchura, y dos pasajeros viajarán sobrados en estas plazas, aunque no quede mucho margen para colocar los pies por debajo de los asientos delanteros. Y el equipaje puede colocarse fácilmente en los más de 440 litros disponibles en el maletero gracias a la generosa apertura de carga que deja el portón; bajo el piso se puede dejar algún pequeño objeto.

Tres niveles, completo desde la base

En cuanto a posibilidades de equipamiento, no sólo no falta de nada, sino que las versiones básicas vienen muy bien equipadas. Como suele suceder en Hyundai, no hay muchas posibilidades de configurar el coche a tu gusto tirando de lista de opciones, más allá de los 8 colores de carrocería disponibles. Pero las versiones existentes están muy bien configuradas.

Hyundai IONIQ Hybrid

Así, el acabado Klass incluye de serie llantas de aleación de 15”, aibags de rodilla, sistema de ayuda al mantenimiento de carril, control de velocidad de crucero inteligente, sensor de parking trasero, sensor de luces, climatizador automático, cámara de aparcamiento trasera, radio con pantalla táctil de 4” y cuadro de instrumentación con pantalla de 4,2”.

A partir de aquí la versión de equipamiento más interesante del Hyundai IONIQ, denominada Tecno, suma el navegador, luces de xenón, llantas de 17 pulgadas, llave inteligente, arranque por botón, cargador de móvil por inducción, compatibilidad con Apple Car Play y Android Auto y la versión avanzada de la instrumentación digital, ya con pantalla de 7 pulgadas. Son 3.000 euros de diferencia, aunque si de todo esto sólo te interesa el navegador, al IONIQ con acabado Klass puedes sumarle este elemento por apenas 850 euros.

Hyundai IONIQ Hybrid

Como versión superior queda el acabado Style, que supone de nuevo un salto de 3.000 euros en precio frente al Tecno (6.000 más que el Klass), pero aquí cuentas ya de serie con techo solar, sensor de ángulo muerto, asientos tapizados en cuero con reglaje eléctrico, ventilación y masaje, volante calefactado, sensor de aparcamiento delantero y alerta de tráfico trasero.

Los precios de la gama IONIQ Hybrid empiezan en los 23.900 euros de la versión Klass, que pasan a ser 26.900 euros en el Tecno y 29.900 euros en el más equipado Style, que prácticamente clava lo que cuesta un Toyota Prius, disponible ahora con un único nivel de acabado. Hyundai ofrece en la actualidad un descuento directo de 1.800 euros en toda la gama, que se convierten en 3.000 financiando con la marca (en este caso además se añaden 5 años de mantenimiento gratuito), lo que deja el precio de salida del Hyundai IONIQ Hybrid en unos muy competitivos 20.900 euros.

Hyundai IONIQ Hybrid

Otro apartado importante que suma a favor del IONIQ: la garantía. Hyundai ofrece para el IONIQ Hybrid la misma garantía que el resto de su gama, 5 años sin límite de kilómetros, y amplía de 5 a 8 los años de asistencia en carreteraPara las baterías, la garantía es de 8 años o 200.000 km.

Al volante del Hyundai IONIQ Hybrid: dinamismo eficiente

En un recorrido de unos 140 km con carreteras de doble sentido, ciudad y autopista, el Hyundai IONIQ confirma que la calidad que transmite al verlo y examinarlo se mantiene al conducirlo. Confortable y tan silencioso en su funcionamiento que en ciertas situaciones puede llegar a molestar el ruido de rodadura de los neumáticos, el IONIQ es, además, un coche con el que puedes realizar viajes de largo recorrido. Por consumo, por prestaciones y por el confort y aislamiento que ofrecen las suspensiones.

Hyundai IONIQ Hybrid

Como todos los coches híbridos el IONIQ saca ventaja en ciudad cuando se trata de consumos y suavidad de marcha. Pero a diferencia de su principal rival, el Prius, el IONIQ no sólo se muestra más dinámico y con mayor capacidad de aceleración y una velocidad máxima superior, sino que no necesita adaptarse al peculiar funcionamiento de la transmisión del Toyota. Aquí no tienes que mantener un ritmo estable o viajar a velocidad constante para que el IONIQ gaste lo mínimo posible y su motor suene poco. Claro que los 3,4 l/100 km de media homologados, como sucede también con todos los coches híbridos, también quedan lejos: 5,3 l/100 km medimos durante el recorrido, que no está nada mal.

La transición entre el acoplamiento y desacoplamiento del motor eléctrico es muy suave, casi imperceptible para el conductor, y si mimas el acelerador y en modo ECO puedes superar fácilmente los 2 km de autonomía máxima que tiene en momo EV, siempre que no superes los 110-120 km/h. Desplazando la palanca a la izquierda entra en accionamiento el modo SPORT, en el que además de cambiar a más revoluciones, el motor eléctrico suministra más apoyo al de combustión para unas prestaciones más dinámicas, aumenta la asistencia de la dirección y el cuadro de instrumentos cambia a un modo con el cuentavueltas como protagonista.

Hyundai IONIQ Hybrid

Y todavía queda un modo más: el manual, en el que manejas la palanca de forma secuencia, como en cualquier otro coche automático. Las sensaciones no son las de llevar un híbrido: buena aceleración y capacidad de respuesta para viajar a buen ritmo o realizar adelantamientos sin tener que andar haciendo cálculos.

Fotos Prueba Hyundai IONIQ Hybrid: la mejor berlina híbrida de su clase

Comentarios Prueba Hyundai IONIQ Hybrid: la mejor berlina híbrida de su clase

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"