Prueba: Jaguar XE 2.0d 180 CV

Probamos la versión más equilibrada de la gama Jaguar XE, con el motor 2.0 turbodiésel de 180 CV y con cambio automático.

Jaguar XE 2.0d 180 CV

Jaguar acepta el reto y con el nuevo Jaguar XE planta cara a las tres marcas alemanas que dominan con mano firme el segmento de las berlinas medias del segmento Premium. Y lo hace con un coche que puede presumir de la deportividad de un BMW Serie 3, del refinamiento de un Audi A4 o de la eficiencia y la carga tecnológica de un Mercedes Clase C. ¿Cómo lo hace? Vamos a verlo en esta prueba.

Todo un Jaguar desde 33.250 euros

Llámalo X, pero sea como sea, las marcas Premium también hacen ofertas y descuentos. Algunos con series especiales, otros sencillamente no lo publicitan pero te encuentras la rebaja sobre el precio oficial nada más entrar por el concesionario a preguntar por el coche.

Jaguar XE 2.0d 180 CV

 

En el caso del nuevo Jaguar XE, la promoción es de lo más interesante: de los 37.000 euros del precio de tarifa, el XE 2.0d de180 CV con acabado Pure se queda en 33.250 euros, y añade el sistema de navegación Premium Pack. Para ello, hay que financiar la compra con la marca, un mínimo de 20.000 euros.

Jaguar XE 2.0d 180 CV

Jaguar ofrece el XF con motor 2.0d de 180 CV con acabados Pure, Prestige, R-Sport y Portfolio, con cambio manual o automático

 

La oferta es interesante, y coloca a este Jaguar XE al nivel de sus rivales de potencia similar, e incluso con un precio más competitivo, considerando las ofertas. En Jaguar también hay una versión de potencia por debajo de este XE 2.0d de 180 CV, con una variante del mismo motor que anuncia 163 CV y a la que podríamos calificar de “ecológica”, pues baja el consumo medio homologado de 4,2 a 3,8 l/100 km. Sin haberla probado, me atrevo a asegurar que interesa el de 180 CV, y te voy a dar dos razones: cuestan exactamente lo mismo, y a la larga  (ya sabes, el consumo homologado es una cosa, y el real es otra bien distinta) en el día a día el consumo será el mismo. .

 

Jaguar XE 2.0d 180 CV

Bonitas llantas de aleación de 5 brazos en la versión probada, con acabado Prestige.

Así las cosas, el Jaguar XE más equilibrado de la gama ahora mismo es este 2.0 d de 180 CV, en el que invertiríamos antes los 2.500 euros que cuesta el cambio automático que en pasar a una versión superior de equipamiento.

Habitáculo y maletero del Jaguar XE

Jaguar presume de su plataforma en aluminio –la misma que lleva el nuevo Jaguar F-PACE– y promete ligereza, un reparto de pesos 50/50 –¿no te suena esto a BMW?– y un equilibrio entre deportividad y confort, todo ello aderezado por la eficiencia de los motores Ingenium. Vamos por partes, pero ya te adelanto que el chasis es tan bueno que destaca por encima del motor, aunque por encima tienes donde elegir, tanto en diésel con el fantástico V6 de 3 litros, como en gasolina, con un brioso 2.0 Turbo en versiones de 200 y 240 CV, sin olvidarnos de los V6 sobrealimentados que el XE comparte nada menos que con el F-TYPE.

 

Jaguar XE 2.0d 180 CV

El Jaguar XE está pensado principalmente para el conductor, y eso se nota nada más ponerte al volante. Hay lujo y refinamiento, pero sobre todo se respira deportividad, con un puesto de conducción que deja a las claras que estamos ante un coche pensado para conducir, no para que te lleven. Buenos asientos, volante multifunción de tacto magnífico con dos grupos de mandos bien organizados –lo que permite no tener que recurrir en exceso a la pantalla táctil–, huecos para dejar objetos y materiales de calidad… La sensación general es muy buena, sobre todo en esta versión Prestige, con tapicería de cuero y cromados, aunque algún pequeño ajuste todavía tiene margen de mejora. Se puede optar por distintos materiales y acabados para los guarnecidos de la consola; el de nuestra unidad de pruebas, en negro brillante resulta muy elegante, pero se ensucia con facilidad y cuesta tenerlo libre de huellas de dedos.

 

Jaguar XE 2.0d 180 CV

Jaguar sigue apostando en el XE por el pomo giratorio emergente para el selector del cambio automático, que puede manejarse en modo manual-secuencial a través de las levas en el volante

Los pasajeros también podrán disfrutar de la elegancia y la clase de Jaguar, y de unas posibilidades de equipamiento tecnológico de alto nivel. Para conseguir una silueta muy deportiva la luneta trasera y los montantes delanteros están muy inclinados, pero esto no compromete la visibilidad, el acceso a las plazas delanteras o la altura libre en las traseras, aunque en espacio interior es donde el Jaguar XE se queda algo por detrás de sus rivales, que le superan en centímetros para las piernas de los pasajeros.

 

Jaguar XE 2.0d 180 CV

Los asientos delanteros, cómodos y con buen agarre incluso en las versiones con tapicería de piel.

Eso no quiere decir que no se pueda viajar cómodamente en el XE: dos adultos lo harán sin más problemas –el túnel de la transmisión y la anchura impedirán que lo haga un tercero, como en prácticamente todos los coches de este tamaño– que buscar cómo acomodar bien los pies entre el espacio que queda bajo los asientos delanteros.

Jaguar XE 2.0d 180 CV

No es el mejor en capacidad de maletero, aunque 450 litros no es una cifra ni mucho menos mala. Eso sí, las formas no son regulares, y el piso hace un pequeño “escalón”.

 

Con el maletero sucede algo similar. Prima el dinamismo, y para conseguir el equilibrio de pesos perfecto la batería se sitúa bajo el piso del maletero, lo que hace que la capacidad se quede en 450 litros. Una cifra correcta, pero el hueco de carga podría ser más aprovechable si el suelo de carga no hiciera un escalón; opcionalmente ­los respaldos traseros se pueden abatir de forma remota mediante unos tiradores, aunque el hueco que queda de comunicación con el habitáculo es en cualquier caso pequeño.

El Jaguar XE en marcha

Con los datos en la mano el Jaguar XE no resulta tan ligero como podrías esperar al compararlo con otros coches que no pueden presumir de una carrocería realizada en su mayor parte en aluminio. Pero da igual lo que diga la báscula: el Jaguar XE se siente tan ágil y preciso que parece que tuviera menos kilos y fuera más pequeño. La clave no es sólo la ligereza: hay que hacer un chasis ligero, pero a la vez rígido, y el del Jaguar lo es.

 

Jaguar XE 2.0d 180 CV

Una buena alternativa a los Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes Clase C. Este nuevo XE planta cara a los alemanes.

Lo hemos probado con la suspensión deportiva, y con una combinación de neumáticos que supone toda una declaración de intenciones: 225/45-18 delante y 245/40-18 detrás, frente a los 205/55-17 de serie en las cuatro ruedas. Pero aun así conserva un confort más que aceptable incluso en zonas bacheadas, y la precisión de su dirección permite enlazar las curvas con gran facilidad.

Se inscribe muy bien en la trayectoria marcada desde el volante, deja corregir sobre la marcha, y los frenos son potentes y dosificables. Opcionalmente se puede montar una suspensión adaptativa con amortiguadores regulados electrónicamente, pero el compromiso entre eficacia y confort que ofrece con la suspensión convencional –incluso con el tarado más deportivo– hace que puedas dejarla en la lista de opciones prescindibles.

 

Jaguar XE 2.0d 180 CV

Desde un mando situado tras la rueda del cambio se puede elegir entre cuatro programas de conducción –normal, económico, deportivo o invierno– que modifican la respuesta del motor y del cambio y el tarado de la dirección, con una diferencia entre ellos apreciable. Resumiendo: sí a la suspensión deportiva, y piénsate bien lo de los neumáticos anchos, quedan muy bien estéticamente, pero el coche va mejor con unas ruedas menos “deportivas”.

Potencia y eficiencia

El motor del Jaguar XE 2.0d es el turbodiésel de cuatro cilindros de la familia Ingenium, que también está empezando a utilizar Land Rover en sus modelos. Para alcanzar el sobresaliente le faltaría un puntito de refinamiento, más por ruido en frío –una vez en marcha y desde dentro está bien aislado– que por asperezas o vibraciones. Y también por un sistema start-stop que podría ser más suave cuando quieres reiniciar la marcha de nuevo con rapidez tras detenerte.

 

Jaguar XE 2.0d 180 CV

Por lo demás, es un motor que mueve al Jaguar XE sin problemas, destacando por su capacidad de aceleración y por un buen empuje a cualquier régimen. Lo hemos probado con el cambio automático, que recomiendo sí o sí. Mejora muchísimo el confort de conducción en uso diario, permite “desmelenarse” en carreteras de curvas utilizándolo de forma secuencial con las levas en el volante (sólo aquí podrías echar en falta algo más de rapidez), y con sus ocho velocidades, se consiguen cruceros en viajes largos con el motor girando a muy bajo régimen, lo que beneficia el consumo.

 

Jaguar XE 2.0d 180 CV

¿Qué cuánto gasta? Pues poco, si tenemos en cuenta que con el mencionado equipo opcional de ruedas hemos medido un consumo medio de 6,8 l/100 km en conducción normal, rozando los 5,5 con el programa “ECO” y siendo cuidadosos con el pie derecho. Con las ruedas de serie no será difícil rebajar esas cifras un par de décimas más, como poco.

Jaguar XE 2.0d 180 CV

Entre las ayudas a la conducción disponible se puede elegir el programador de velocidad activo, el sistema de aparcamiento automático, la mencionada suspensión Adaptative Dynamics, el aviso de presencia de vehículos en ángulo muerto o el de reconocimiento de señales de tráfico.

Equipamiento de nivel

El acabado básico Pure del Jaguar XE tiene prácticamente todo lo imprescindible, aunque puestos a pedir y desmarcarse de algunos rivales, los faros de xenón o los sensores de lluvia y luces deberían ser de serie, al menos a partir del acabado siguiente al este de acceso a la gama.

 

Jaguar XE 2.0d 180 CV

Pantalla táctil de 8 pulgadas de serie, con botones auxiliares a los lados para las funciones principales. Con el sistema InControl Apps opcional se puede conectar un dispositivo móvil y contar con WiFi en el interior del vehículo

La pantalla de 8 pulgadas InControl es de serie, pero con InControl Plus Pack –850 €–  puedes mejorar la conectividad de tu smartphone, utilizar aplicaciones que permiten obtener datos del coche a distancia, y contar con WiFi a bordo. Entre las opciones, destacan el magnífico equipo de Audio Meridian.

 

Jaguar XE 2.0d 180 CV

Dos grupos de mandos en el volante para manejar los sistemas multimedia (izquierda) o el control de velocidad de crucero (derecha).

Y más allá de las múltiples posibilidades de personalización (colores, tapicerías, embellecedores o guarnecidos), como opciones tecnológicas destacan el sistema de pre-calentamiento del habitáculo por control remoto, o la información proyectada Head-up-Display con tecnología láser, de la que sí esperaba aportase algo más en nitidez o calidad de presentación de los datos respecto a otros sistemas de este tipo.

Comentarios Prueba: Jaguar XE 2.0d 180 CV

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"