Prueba Kia Stonic: el pequeño SUV se arma de tecnología

Obviando los pocos cambios estéticos, el Kia Stonic suma mucha más tecnología a su equipamiento y la hibridación ligera.

Prueba Kia Stonic

En el año 2017 Kia entraba en el incipiente segmento de los SUV urbanos (el mismo que ahora se lleva un 22 % del pastel de las ventas) con el Stonic. Ahora le llega la actualización de mitad de generación, con pequeños cambios estéticos, una mayor dotación tecnológica y la llegada de versiones híbridas en detrimento de los diésel.

Y tan pequeños son los cambios en el diseño de este nuevo Kia Stonic que cuesta encontrarlos. Una nueva disposición de las luces LED principales, un nuevo contorno para las antiniebla y nuevas llantas los resumirían en una frase. Ahora bien, con el acabado GT Line, por primera vez en el SUV, hay alguna modificación más con tres entradas de aire por encima de la matrícula, que van del mismo color que el techo en carrocerías de dos tonos, o el nuevo diseño del parachoques con entradas de aire más grandes y los antiniebla en la zona más baja. Detrás le diferenciará la gran pieza gris que hace las veces de difusor, que cubre la doble salida de escape.

Prueba Kia Stonic

Las cotas, por lo tanto, no cambian respecto al Kia Stonic que reemplaza con una longitud que se mantiene en los 4,14 metros. Eso sí, seguirá siendo el Kia más personalizable de la oferta del fabricante coreano al ofrece 7 colores para la carrocería (se estrenan los “Sporty Blue” y “Perennial Grey”), así como ocho opciones más en combinación de dos tonos.

Del puesto de mando del Kia Stonic podemos decir lo mismo que del exterior, los cambios son contados. Volante o mandos a tu alrededor son los mismos, así como los huecos para dejar objetos, mientras que la novedad se la llevan las pantallas. La multimedia mueve todos los botones a la parte baja y será de serie siempre con un tamaño de 8 pulgadas. Adopta un nuevo diseño de menús e incorpora el sistema UVO Connect. Además, el ordenador de a bordo colocado entre las dos esferas ha mejorado su visualización gráfica. De nuevo, con el acabado GT Line hay más novedades como los pedales de aluminio, el volante achatado o la tapicería exclusiva.

Prueba Kia Stonic

Prueba Kia Stonic: hibridación bienvenida

Mientras que en algunos de sus rivales ya cuentan con opciones híbridas (Toyota Yaris Cross) o incluso eléctricas (Opel Mokka-e), el nuevo Kia Stonic se conformará con variantes híbridas ligeras. Aunque antes de esas hay que señalar que se ofrece un motor de gasolina 1.2 DPi de 84 CV, sin turbo y asociado a un cambio manual de cinco velocidades, para aquellos que deseen ahorrar costes y hagan pocos kilómetros al año.

Volviendo al titular de este apartado, el Kia Stonic contará con los mismos propulsores 1.0 T-GDI tricilíndricos que ya se utilizaban en potencia de 100 ó 120 CV, pero ahora con la ventaja de contar con la hibridación suave que les permite lucir la etiqueta ECO de la DGT. No será su única novedad ya que estrenan también la caja de cambios manual de seis velocidades conocida como iMT, más eficiente que la anterior. Además, en el más potente se ofrece en exclusiva la caja de cambios de doble embrague DCT de 7 relaciones.

Prueba Kia Stonic

Para modular su comportamiento, el Kia Stonic contará por primera vez con el “Drive Mode” o selector de modos de conducción. En su caso cuenta con tres opciones disponibles que son la Eco, para una conducción más eficiente, el Normal, y el Sport, que modifica la dirección, la respuesta del motor y la transmisión para ofrecer un tacto más deportivo.

Prueba Kia Stonic: llega el acabado GT Line

Como ya te he contado en el análisis del exterior, el Kia Stonic contará por primera vez con el acabado deportivo GT Line, que además de la deportividad remarcada por sus distintivas piezas, marcará el tope de gama al contar con el mayor equipamiento. Me gustaría remarcar que en esta actualización se suman tecnologías de ayudas a la conducción como el sistema de asistencia a la frenada de emergencia, el asistente para evitar colisiones en ángulo muerto, el asistente de aparcamiento, el sistema de reconocimiento de límites de velocidad, el asistente de seguimiento de carril, el control de crucero adaptativo y el asistente para evitar colisiones perpendiculares en la parte posterior.

Prueba Kia Stonic

A todo esto tenemos que sumar nuevas funcionalidades para el sistema de servicios conectados UVO Connect. Son tres empezando por la navegación de última milla (te guía a través del teléfono una vez has bajado del coche), la posibilidad de transferir tu perfil (por si te compras otro Kia) y una alerta que te avisa en caso de dejar el coche arrancado.

Por tanto, la gama del Kia Stonic en nuestro país se escalonará en tres acabados diferentes de la siguiente manera:

Concept

  • Llantas de 16 pulgadas
  • Sistema multimedia de 8 pulgadas con Android Auto y Apple CarPlay
  • Asiento del conductor regulable en altura
  • Control de crucero
  • Sensor de luces
  • Barras en el techo
  • Retrovisores exteriores eléctricos y calefactables

Drive

  • Sistema de mantenimiento de carril
  • Sistema de detección de fatiga del conductor
  • Asistente dinámico para luces de carretera
  • Sistema de asistencia de frenada de emergencia (colisión frontal)
  • Asistente para seguimiento de carril con tráfico intenso
  • Sistema multimedia con navegador UVO Connect integrado y doble conectividad Bluetooth
  • Cámara de marcha atrás
  • Reposabrazos central y USB traseros
  • Climatizador automático
  • Sensor de lluvia
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros

GT Line

  • Llantas de 17 pulgadas
  • Diseño interior y exterior GT Line
  • Tapicería de tela + piel artificial
  • Sistema de botón de arranque eléctrico y llave inteligente
Prueba Kia Stonic

A este último acabado GT Line del Kia Stonic se le puede sumar el denominado como Pack Premium. Con un sobrecoste de 1.000 euros (200 euros más en caso de equipar el cambio automático) se añaden elementos interesantes como el sistema de detección de ángulo muerto, el sistema de reconocimiento de señales, los faros LED o el control de crucero adaptativo.

El precio del Kia Stonic comienza en 19.350 euros, pero con los descuentos que tiene actualmente la marca (promocional más la financiación con ellos, pero no son iguales para todos) se quedaría en 13.200 euros para el acabado Concept y el motor 1.2 DPi. El salto entre el acabado Concept y el Drive es de 2.100 euros (100 euros menos con el motor menos potente), mientras que entre el Drive y el GT Line es de 1.425 euros. Como último dato, equipar la transmisión automática suma 1.600 euros.

Precios del Kia Rio

Motor

Cambio

Acabado

Precio

Precio con descuentos

1.2 DPi

Manual

Concept

19.350 €

13.200 €

1.2 DPi

Manual

Drive

21.350 €

16.194 €

1.0 T-GDI 100 CV

Manual

Concept

21.000 €

15.844 €

1.0 T-GDI 100 CV

Manual

Drive

23.100 €

17.944 €

1.0 T-GDI 100 CV

Manual

GT Line

24.525 €

19.369 €

1.0 T-GDI 120 CV

Manual

Concept

21.725 €

16.764 €

1.0 T-GDI 120 CV

Manual

Drive

23.825 €

18.864 €

1.0 T-GDI 120 CV

Automático

Drive

25.425 €

20.269 €

1.0 T-GDI 120 CV

Manual

GT Line

25.250 €

20.094 €

1.0 T-GDI 120 CV

Automático

GT Line

26.850 €

21.694 €

Prueba Kia Stonic

 

Prueba Kia Stonic: de ruta por Madrid

Para realizar esta primera toma de contacto con el nuevo Kia Stonic disfrutamos de una ruta muy variada con tramos de carreteras secundarias con muchas curvas, kilómetros por autovía y el resto por las calles de la capital. Ámbitos en los cuales mi unidad de pruebas equipada con el motor 1.0 T-GDI de 120 CV se desenvolvió con total soltura.

Como ya lo había probado con la misma combinación en su antecesor pude comparar verazmente los cambios acontecidos. Su naturaleza tricilíndrica se sigue notando al arrancar y en algunas aceleraciones, pero creo que ya no tanto cuando mantenemos un ritmo constante, como en la autovía. La incorporación de la microhibridación ha permitido mejorar un poco el empuje, mostrándose como un coche más voluntarioso, sobre todo si vas con el modo Sport activo. Y encimas sus consumos han bajado, ya que entonces comentaba que me costaba mantenerme en los 7 litros y esta vez me quedé en 6,5 litros, sin ningún cuidado.

Prueba Kia Stonic

El tacto de la dirección de este Kia Stonic me sigue pareciendo un poco blando, aunque con el modo Sport esta sensación se mitiga. En otro punto distinto está el chasis, porque aunque mi unidad de pruebas contaba con el acabado GT Line que retoca ligeramente las suspensiones, su pisada es de coche compacto, con mucho aplomo.

De su puesto de mando puedo decir que ha ganado en modernidad con las nuevas pantallas, mientras que el conjunto de su botonería sigue manteniendo un tamaño grande para ser manejado de una forma más cómoda. No es SUV de esta categoría que ofrece la mayor habitabilidad, pero pocos pueden superarle tanto en espacio interior como en sus 352 litros de maletero (estrena bandeja modulable en altura).

Prueba Kia Stonic

Si bien es verdad que se echa en falta algún cambio algo más profundo en diseño, para diferenciarlo más del anterior, creo que el Kia Stonic ha dado un salto cualitativo notable en materia de tecnologías y con la incorporación de la etiqueta ECO en sus motorizaciones 1.0 T-GDI. Así podrá seguir manteniéndose como el tercer Kia en ventas en nuestro país.

Fotos Prueba Kia Stonic: el pequeño SUV se arma de tecnología

Comentarios Prueba Kia Stonic: el pequeño SUV se arma de tecnología

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"