Prueba nuevo Ford Focus 2019, nueva referencia

Prueba nuevo Ford Focus 2018

Ford España nos ha llevado a probar la gama del nuevo Ford Focus que se desveló en abril, que cambia de generación este verano. Se trata de la cuarta generación del Ford Focus y supone un cambio total, con un coche más dinámico, más tecnológico y más eficiente, con nuevos motores de gasolina y diésel, nuevas cajas de cambio y hasta con un sistema de modos de conducción de serie. También se presenta con varias líneas de diseño diferenciadas y en dos tipos de carrocería desde su lanzamiento. No se va a hacer esperar, ya hay precios desde 19.575 euros y empezarán a llegar unidades durante el mes de julio y agosto a los concesionarios.

Prueba nuevo Ford Focus 2018

Prueba nuevo Ford Focus, más bajo y ligero

El Ford Focus es un coche que en sus 20 años de historia, ha cambiado mucho con cada generación, tanto en el apartado de diseño como en el tamaño o a nivel técnico, pero su comportamiento dinámico siempre ha sido de los mejores del sector. El nuevo Ford Focus de la cuarta generación no ha sido menos y mantiene un gran comportamiento como hemos podido probar, pero el resto cambia completamente. Ahora es más bajo, más ancho y más largo, llegando a los 4,37 metros. La estructura del coche es más rígida, más ligera y tiene el centro de gravedad más bajo. Además el coche es más aerodinámico. Esto vale tanto para la carrocería compacta de cinco puertas como para la familiar Ford Focus Sportbreak, que se presenta a la vez, con 4,66 metros de largo y un precio desde 22.500 euros.

Prueba nuevo Ford Focus 2018

Prueba nuevo Ford Focus, cinco acabados

El diseño se ha estilizado un poco, con menos aristas que la anterior generación. La parrilla hexagonal de Ford domina el frontal y se extiende de forma más picuda, con unos faros rasgados. La parte lateral es más suave con un juego de formas cóncavas y convexas. Desde atrás se aprecia bien la caída del techo en la carrocería compacta y en vivo es fácil apreciar el aumento de anchura. Ahora cada acabado, Trend, Titanium, ST Line y Vignale, tendrá un diseño más diferenciado tanto en el exterior como en el interior. El ST Line tiene el toque más deportivo, mientras que los Vignale, que ya están a la venta, dan el toque exclusivo con detalles como la parrilla y llantas cromadas, o los materiales exclusivos en el interior. Como gran novedad, aparecerá antes de acabar el año un nuevo acabado llamado Active, ya visto en el nuevo Fiesta, de estilo aventurero, con 3 cm más altura de carrocería, ruedas de mayor diámetro de SUV y protecciones camperas en la carrocería. El Ford Focus Active estará disponible con ambas carrocerías, compacta y familiar. Probablemente en 2019 aparezca el modelo deportivo Ford Focus ST, que tanto éxito ha tenido en la tercera generación.

Prueba nuevo Ford Focus 2018

Prueba nuevo Ford Focus, interior espacioso

En el interior, no se ha buscado una revolución, tiene el diseño que se ha hecho dominante en el sector, con la pantalla multifunción elevada y flotante, unos pocos mandos de acceso rápido a los menús y los mandos del climatizador separados en la parte baja. Lo que sí se aprecia es una intención de dar más espacio a los ocupantes alejando el salpicadero, así como el destacable paso adelante en calidad visual y al tacto. En el acabado ST Line o el Titanium, que fueron los que pudimos probar, la terminación es casi de coche premium. El cuadro de instrumentación tiene en estos acabados una parte digital muy amplia con todo tipo de informaciones y un volante con mandos –y levas si es automático- de cuero de calidad que da gusto tener en las manos. El maletero de 375 litros es más que correcto para el tipo de coche, sin ser el más grande, mientras que el Focus Sportbreak con 608 litros sí va sobrado de espacio.

Prueba nuevo Ford Focus 2018

Prueba nuevo Ford Focus, motores disponibles

La gama del nuevo Ford Focus es enorme, con dos carrocerías, cuatro motores de gasolina, dos diésel, dos tipos de cambio y los cinco acabados antes mencionados. A España llegan dos versiones del motor 1.0 EcoBoost, que ha sido mejorado en emisiones, con 100 y 125 CV, más dos versiones del nuevo motor EcoBoost de tres cilindros de 1,5 litros con 150 y 182 CV, que sustituye al anterior de cuatro cilindros. Estos cuatro motores de gasolina llevan filtro de partículas para pasar la normativa Euro 6c y también, de serie, un innovador sistema de desconexión de uno de los tres cilindros en momentos de baja demanda, siendo la primera vez que se ve esta solución en motores de sólo tres cilindros. La gama diésel la compone un motor cuatro cilindros de 1.5 EcoBlue con dos potencias de 95 y 120 CV, y un nuevo 2.0 EcoBlue de 150 CV. A todo esto hay que sumarle la opción del cambio automático, que ahora es de convertidor de par, en sustitución al anterior de doble embrague, y cuenta con ocho velocidades. El cambio automático está disponible en España en gasolina con 125 y 150 CV, y en diésel con 120 y 150 CV.

Prueba nuevo Ford Focus 2018

Probamos el Ford Focus ST Line de 182 CV 

Uno de los nuevos Ford Focus que probamos fue el ST Line con el 1.5 EcoBoost de 182 CV y cambio manual. Es un motor que funciona suave y silencioso a baja velocidad, con un ligero tracateo de motor tres cilindros que desaparece con la velocidad. Tiene buenas dosis de par y empuje, anunciando 240 Nm, aunque hay que pisarle con ganas para sacar las buenas aceleraciones, lo que va en contra del consumo. Anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos. En algún tramo de curvas que hicimos llegamos a disfrutar con el coche y comprobamos que es una combinación medianamente deportiva, sin compromisos en cuanto a confort de uso. El chasis del Focus ST Line va de serie 10 mm más bajo, con sus propios ajustes más firmes. Con las llantas de 17 pulgadas y los buenos Continental SportContact 5 de serie, está en el punto perfecto para un coche de todo uso con un toque deportivo. Hay un sistema de modos de conducción con tres posiciones (Normal, Eco y Sport) que afectan a la respuesta del motor, los controles electrónicos, la dirección y, en los coches automáticos, del cambio. En cuanto al consumo, anuncia con las llantas de 16 pulgadas (neumáticos 215/50) un consumo medio de 5,6 litros/100 km, aunque con la de curvas que pasamos y el estilo de conducción que hicimos, doblamos esa cantidad.

Prueba nuevo Ford Focus 2018

El Focus ST Line 1.5 de 182 CV podría ser mi elección por lo bien compensado que esta la actitud deportiva con el confort diario, pero antes probaría el mismo acabado con el motor de 150 CV, que tiene el mismo par de 240 Nm y anuncia una aceleración de 9 segundos para coger los 100 km/h. Sólo se notará un poco más lento cuando se exprima el motor hasta la zona roja, en el uso cotidiano no debería haber apenas diferencias.

Prueba nuevo Ford Focus 2018

Probamos el Ford Focus Titanium 1.5 EcoBlue automático

El otro nuevo Ford Focus que probamos fue el Titanium con el motor 1.5 EcoBlue diésel de 120 CV y el cambio automático. En la configuración que tuvimos anuncia un consumo de 4,6 l/100 km. Desde el principio sabes que es diésel por su sonido y actitud, pero el cambio automático suaviza su entrega y con ocho marchas en autovía la rodadura es muy suave y silenciosa. La autovía es su entorno favorito, donde consigue sin mucho esfuerzo moverse con bajos consumos (anduvimos por debajo de 6,0 l/100 km). Para conducir de forma habitual por tramos de carretera convencional, con muchos adelantamientos de camiones, parece mejor subir al 2.0 EcoBlue de 150 CV para tener un poco más de recuperación. El cambio automático se maneja con un mando rotativo, pero cuenta con levas en el volante para ofrecer un manejo manual. Además, el sistema de modos de conducción afecta significativamente su respuesta, tanto en el modo Sport en el que retiene las marchas más tiempo ofreciendo una respuesta de conducción más rápida, como en Eco en el que busca bajar el régimen de revoluciones del motor en todo momento.

Prueba nuevo Ford Focus 2018

Prueba nuevo Ford Focus, conducción autónoma de nivel 2

También pudimos probar el nuevo sistema de control de crucero adaptativo, con función Stop & Go, reconocimiento de señales y dirección activa. El sistema es capaz de adecuar la velocidad del coche a la del tráfico en zonas de atasco, incluso con paradas, o adaptarse a los límites indicados por las señales, ayudando al conductor a cumplir con los límites, sobre todo en zonas donde éstos son cambiantes. A través de la función de centrado en el carril de la dirección activa con cámaras frontales, el coche se puede encargar de girar el volante para mantener el Ford Focus en la trayectoria. Tras probarlo vemos que su funcionamiento es realmente impresionante, con sólo agarrar el volante se puede dejar al coche la labor de girar en carreteras bien señalizadas. Está prohibido soltar el volante, si lo haces, a los 15 segundos te avisa con señales acústicas y visibles en la instrumentación, y después pasa a aplicar frenadas para avisar. 

Prueba nuevo Ford Focus 2018

En una ocasión llegamos a pisar la línea y dirigirnos hacia la mediana en una curva más cerrada de lo habitual y recobramos el control por si acaso, sin llegar a comprobar si el coche iba a retomar la trayectoria. Es decir, no sólo hay que agarrar el volante, también hay que mantener la atención en la carretera para esos "momentos difíciles" para el sistema, pero en general te ayuda en la conducción en situaciones monótonas de autovía o carretera, por ejemplo en viajes largos o en los trayectos diarios si hay muchos kilómetros que hacer cada día. Cada una de las funciones se puede conectar o apagar por separado y desde el propio volante, por lo que se puede quitar el ajuste automático a los limites de velocidad y dejar la dirección activa, o viceversa. Si el presupuesto da para montarlo, no veo mal incluirlo e ir probándolo en todo tipo de entornos para acabar usándolo en aquellas condiciones donde sea más útil.

Prueba nuevo Ford Focus 2018

Prueba nuevo Ford Focus, suspensión adaptativa

Podemos alargarnos mucho contando los cientos de nuevos sistemas e innovaciones en el nuevo Ford Focus, pero nos vamos a centrar en dos apartados más, las mejoras electrónicas de chasis y la conectividad. Las variantes superiores del nuevo Ford Focus podrán montar una nueva suspensión adaptativa (CCD) que además de adaptarse continuamente a las características de la carretera y a los movimientos del vehículo para reducir los balanceos y dar confort, tiene varios niveles de ajuste que se conectan a través del sistema de modos de conducción de serie. Al montar el CCD el sistema de modos de conduccón pasa de tres a cinco niveles desde Normal a muy Deportivo. Cuando se monta la suspensión CCD con el acabado deportivo ST Line, la carrocería no baja los 10 mm que hace con la suspensión pasiva, pero se compensa con los modos deportivos, según nos comentó el jefe de chasis del Ford Focus, Guy Mathot.

Prueba nuevo Ford Focus 2018

Prueba nuevo Ford Focus, FordPass Connect

En cuanto a la conectividad, el nuevo Ford Focus puede montar el sistema FordPass Connect, que incluye un modem y conectividad online para recibir actualizaciones en vivo, por ejemplo, en la aplicación Live Traffic, lo que permite que el navegador pueda buscar rutas alternativas y evitar atascos. Con FordPass, el cliente puede controlar decenas de aspectos del coche desde su Smartphone, desde encontrarlo en un aparcamiento a mandar rutas al navegador, chequear el estado del vehículo, la autonomía y hasta la calidad del aceite del motor. FordPass viene con acceso Wifi para hasta 10 dispositivos a la vez.

Prueba nuevo Ford Focus 2018

En defintiva, el Ford Focus nuevo es uno de los compactos más avanzados del momento, con un gran comportamiento marca de la casa, motores modernos y eficientes y la posibilidad de incluir mucha tecnología opcional. Un Ford Focus nuevo con uno de los acabados superiores y los paquetes de tecnología disponibles tiene muy poco que envidiar del nuevo Mercedes Clase A, probado en Auto10, por ejemplo, y le recortará en precio bastante. Como suelo decir desde hace muchos años, nadie con menos de tres hijos necesita realmente más coche que un Focus. No vamos a poner la lista completa de precios, pues es infinita, la podrás ver en breve en nuestra sección de Coches Nuevos. Lo que vamos a hacer es separarte cuatro buenos ejemplos de versiones interesantes para que te hagas una idea –ojo estos precios van sin descuentos-:

- El sencillo no tan sencillo: Ford Focus Trend+ 1.0 EcoBoost 125 CV manual: 22.350 €

- El familiar diésel equipado: Ford Focus Sportbreak Titanium 1.5 Ecoblue 120 CV automático: 27.475 €

- El compacto deportivo: Ford Focus ST Line 1.5 EcoBoost 182 CV manual: 25.100 €

- El Focus con aspiración Premium: Ford Focus Vignale 1.5 EcoBoost 150 CV automático: 29.825 €

Fotos Prueba nuevo Ford Focus 2019, nueva referencia

Comentarios Prueba nuevo Ford Focus 2019, nueva referencia

  •  
    Avatar de Aridane.
    Aridane 29/07/2018 23:14:16

    Exteriormente es una nueva vuelta de tuerca de Ford que como siempre es llamativa, por fin mejoraron la trasera del compacto, siempre dije enel actual que los pilotos traseros parecian que se habían despegado y escurrido por el bastidor en el proceso de diseño y alguien los pego donde quedaron. me parece más limpio y mas acertado los pilotos horizontales. en el interior tambien hicieron limpieza y hasta las salidas del aire las volovieron a poner en horizontal. Lo de la pantalla es lo que no me gusta, aunque sea tendencia, prefiero una pantalla integrada en el salpicadero, porque al estar ahí que parece pegada, corre mas riesgo a robos,golpes e incluso la "inclemencia del sol".
    una pregunta, dicen que en cajas automáticas ahora es CVT de 8, ¿se ha descartado la Poweshift?y si es así ¿porque motivo?.Yo soy partidario de las automáticas y sobretodo las de verdad, porque la Powershift a igual que otras no deja de ser una manual que funciona como automática, entonces la verdad, prefiero ese cambio, porque el resto de marcas incluida Ford, utiliza éstas cajas o las tradicionales en otros mercados donde está más a la orden del dia como el americano.

  •  
    Avatar de gerardojimenez.
    gerardojimenez, 06/08/2018 15:36:47

    Hola Aridane. Se ha descontinuado la caja Powershift en la gama Focus y se sustituye por una nueva de convertidor de par (no es CVT), es decir por una automática de toda la vida, con ocho marchas, compacta y rápida. Tengo un Focus con Powershift y va bien, pero esta nueva caja automática es más suave a velocidad baja y sólo por quitarme el mantenimiento cada 60.000 km o 3 años de 340 €, vale la pena. Pero sobre todo lo han hecho porque es más barata de producir y permite ajustes con los nuevos modos de conducción más fácilmente.

  •  
    Avatar de Aridane.
    Aridane 08/08/2018 21:35:41

    entonces es una caja de convertidor, me parece bien y si además es de 8 velocidades se notará en los desarrollos los consumos, ya que hasta hace no mucho tiempo como mucho tenian 5 o 6 vel.Es una apuesta que Ford tiene mas que sobrada experiencia.
    Te diré que hace unos meses yo tambien adquirí un Focus con Powershift y todavía me estoy adaptando, tengo experiencia con las CVT y las de convertidor , pero nunca habia probado las doble embrague, mi sensación comparando con las automáticas conocidas es:
    -mas directa, ya que no hay ese patinaje de los convertidores.
    -menor consumo.
    -en tramo de carretera de montaña,sobre todo en curvas cerradas, penaliza en que se queda como "dudando" que cambio meter, si vas en largo, te cambia en medio de la curva y luego como con una velocidad no basta, con la misma te mete un 2 o 1 segun la velocidad yo demanda del pedal. Lo que hago normalmente es cambiarlo manualmente en los botones +/- y buscar la adecuada para afrontar la curva o cuesta. Es la ûnica falta que veo ante una automática normal.
    Gracias por resolver las dudas.

  •  
    Avatar de gerardojimenez.
    gerardojimenez, 11/08/2018 16:41:06

    Hola Aridane. Yo llevo más de 60.000 km con la Powershift y estoy muy habituado. Prueba a poner el modo Sport entre curvas aunque no conduzcas rápido, retiene mejor las marchas para que no te cambie en plena curva. También suelo usar Sport cuando voy en atasco en una zona de subida despacito, para que no esté cambiando tanto entre primera y segunda y cuidar los embragues. Mucho ojo a los cambios de aceite de la caja de cambios son muy importantes. Cada 60.000 o cada 3 años, lo que se cumpla antes. Con la caja de cambios automática del nuevo Focus, este mantenimiento te lo ahorras. Por lo demás, me encanta el Powershift. Saludos.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"