Prueba y opinión del Mazda MX-30: 4 claves para comprarlo

¿Estás dudando en comprarte un Mazda MX-30? Has llegado al lugar idóneo para descubrir sus puntos fuertes y los que no son tanto.

El Mazda MX-30 y Auto10 vuelven a encontrarse. Fuimos a la presentación de su motor eléctrico sobre la base de un Mazda CX-30 y a una segunda prueba semanas después. Ahora volvemos a conducirlo para contarte en cuatro claves porque deberías comprar este modelo y repasar en qué podría mejorar para subir todavía más su nivel.

Prueba Mazda MX-30: su calidad interior

En los últimos lanzamientos de Mazda siempre destacamos una cualidad de los modelos japoneses, su calidad interior. Decir que sus habitáculos se acercan mucho a las marcas premium no es ninguna osadía y en este Mazda MX-30 se corrobora. Cuanto te sientas al volante primero visualizas un entorno de gran calidad, con ajustes muy bien definidos, acompañados por unas líneas simples y muy claras. Incluso se han permitido el lujo de incorporar materiales ecológicos a la vez que innovadores como el plástico reciclado de botellas en las puertas o el corcho en la zona central. Toda una experiencia para el sentido del tacto.

Prueba Mazda MX-30

La postura es típica de Mazda, no cambia pese a ser su primer modelo eléctrico, con un volante de buen grosor con botones de calidad, así como un asiento que puede bajar bastante, pese a que se trata de un SUV. Me gustó la forma en la que te envuelve la butaca, pero quizás sea algo estrecha en la espalda para personas de tallas grandes.

Como novedad en este Mazda MX-30 se ha incorporado una nueva pantalla para controlar los mandos del climatizador, al estilo de lo que viene haciendo últimamente Audi, que se complementa con la multimedia (de muy buen manejo desde su mando de la consola central), el head-up display de serie en todos los acabados y la del panel de instrumentación. Esta última no es completamente digital, lo que se resta algún punto en esta valoración.

Prueba Mazda MX-30

Prueba Mazda MX-30: dinámica

Si te has montado anteriormente en otro modelo de Mazda y posteriormente lo haces en este Mazda CX-30 no vas a notar grandes diferencias, amén del comportamiento de un coche eléctrico. Incluso en este aspecto los ingenieros han trabajado para que no lo aprecies tanto, ya que no tiene esa gran “patada” de otros modelos con este tipo de motor. Podemos decir que empuja a demanda, se nota sobre todo en cuestas donde el par es inmediato, pero de una forma más suave.

Con esto no quiere decir que el Mazda MX-30 no corra. Con sus 107 kW (145 CV) tiene potencia suficiente para conseguir ritmos reglamentarios sin problemas (su velocidad máxima es de 140 km/h), aunque como indicaba antes, de una forma más progresiva que en otros eléctricos. Es importante que en circulación vayas modificando con las levas los modos de retención. Mi consejo sería que utilizases la inicial, el punto medio, para circular por ciudades en tramos interurbanos. Uno hacia abajo sería para cuando te va quedando poca batería y necesitas recargar más (seguimos en entorno urbano), mientras que el posterior a este es idóneo para atascos por su frenada más fuerte (en este aspecto también es más suave que su competencia). Respecto a los dos modos hacia arriba, yo los utilicé cuando sales a carretera y necesitas que el Mazda MX-30 se mueva de una forma más ligera.

Prueba Mazda MX-30

Nuestros compañeros de prensa de Mazda nos prepararon una ruta con bastantes curvas y el MX-30 no desentonó. Sus suspensiones ofrecen un comportamiento muy rutero, trasmiten comodidad y en las curvas permiten entrar con confianza (aquí ayuda mucho el G-Vectoring Control Plus o control de par entre ruedas). En paralelo trabaja una dirección muy bien configurada, directa y precisa.

Tengo que reconocer que no hice una conducción muy eficiente, por lo que los consumos que daré a continuación no son muy representativos. Combinando todo tipo de carreteras, incluso tramos del centro de Madrid, el ordenador de a bordo registró 17 kWh altos (homologa 19). Y eso teniendo en cuenta que las ruedas montadas con una anchura de 215 no son muy ecológicas.

Prueba Mazda MX-30

Por último me gustaría hacer una reseña sobre su peculiar sonido. Al ser eléctrico habrás pensado que no "cantaría" nada, en lo que se refiere a la parte mecánica, pero en Mazda han querido incluir una tecnología llamada “Mazda Sound Concept” que virtualmente imita el sonido de un motor de combustión. Para mi gusto me parece una buena idea haberla incorporado y además tiene un volumen bajo, por lo que no llega a ser molesto. Es verdad que no se puede quitar, pero a poco que subas un poco la radio o mantengas una conversación en el interior ya no te percatarás que está ahí.

Prueba Mazda MX-30: espacio habitable

Teniendo en cuenta que la batería de 35,5 kWh del Mazda MX-30 es pequeña para pensar algo más que rodar lejos de las ciudades (con el que consumo que te he dado anteriormente yo hubiera podido circular 195 km) es complicarte un poco la vida. Diseñado por tanto como coche urbano, algo que remarcan bastante desde la firma japonesa, su habitabilidad es muy buena comparada con otros modelos que cuestan lo mismo y son más pequeños. Como ejemplo podríamos citar al Honda e, un vehículo que también destaca por un gran comportamiento.

Prueba Mazda MX-30

En las plazas delanteras disfrutaremos de un espacio holgado para ambos ocupantes. De las traseras podríamos decir lo mismo, pero su acceso no es del todo aseado. La solución de utilizar unas puertas contrapuestas como las del RX-8, son poco útiles cuando van más de dos personas en el coche, ya que los ocupantes posteriores siempre deberán esperar a que el piloto o copiloto se quiten el cinturón y abran su puerta, para poder hacer lo mismo con la suya. Además, la caída del techo también penaliza algo al entrar, que no luego una vez sentados, ya que como en la parte anterior, el espacio en altura o para piernas es bueno para adultos.

Nos quedaría hablar del maletero. Pensado este Mazda MX-30 para poder llevar a la familia dentro de él, sus 366 litros de capacidad le colocarían un poco por debajo de sus rivales, pero dadas sus formas cuadradas, creo que puede ser muy aprovechable para este tipo de viajes de distancias cortas.

Prueba Mazda MX-30

Prueba Mazda MX-30: el precio

Hemos repasado ya bastantes puntos positivos y algunos mejorables del Mazda MX-30 llegados a este punto, pero quizás todavía puedas tener dudas. Entonces te daré mi último argumento, su precio. Ya sé que podrás pensar que los coches eléctricos son caros comparados con los de combustión, pero centrémonos en sus verdaderos rivales y me entenderás.

El coste de comprar un Mazda MX-30 con su acabado más bajo, el Origin que no viene nada mal equipado por otra parte, es de 34.375 euros sin descuentos. Ahora miramos a su competencia y todos quedan por encima, tanto Peugeot e-2008, Kia e-Niro y Volvo XC40 Recharge.

Prueba Mazda MX-30

Como resumen, este Mazda MX-30 me parece un coche muy urbano, con algo de limitación para entrar en sus plazas traseras, pero que a su favor ofrece una gran calidad de acabado y un comportamiento de los mejores entre los eléctricos. Pero que no se olviden para el próximo restyling de incluir un climatizador de dos zonas o el cargador inalámbrico para móviles.

Prueba Mazda MX-30: otros datos importantes

Durante la presentación de este Mazda MX-30 la marca nos confirmó a los periodistas presentes que a finales del 2021 llegará una segunda mecánica para el SUV japonés. Conservando el motor eléctrico se añadirá otro de tipo rotativo (va ubicado en el hueco que queda en el capó de la parte delantera), que no moverá el coche ya que solo se encargará de generar más electricidad para la batería. Movido por gasolina, se estima que con su ayuda la autonomía ascienda hasta los 600 kilómetros, pero este dato tiene que ser todavía homologado.

Además, Mazda ha llegado a un acuerdo con Iberdrola en el que te regalan el Wallbox (valor estimado de 840 €) y tú solo tendrás que pagar la instalación. Este acuerdo no obliga a cambiar a esta compañía eléctrica, pero si lo haces te obsequiarán también con seis meses gratis para poder cargar en los postes públicos de la compañía.

Fotos Prueba y opinión del Mazda MX-30: 4 claves para comprarlo

Comentarios Prueba y opinión del Mazda MX-30: 4 claves para comprarlo

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"