Prueba Mazda MX-30: Opinión, precios e interior de su primer eléctrico 100%

El Mazda MX-30 es el primer eléctrico 100% de la marca. Aunque lo más importante es que es un Mazda, también 100%.

En los últimos años hemos visto como distintos fabricantes han ido desarrollando sus modelos eléctricos y en alguna ocasión, han perdido pate de la filosofía de la propia marca, sobre todo en el diseño. No es el caso de Mazda. Su primer coche eléctrico es quizás el más Mazda de todos, con el ADN de la marca nipona todavía más acentuado. Diseño cuidado, alta calidad de materiales y acabados y, sobre todo, un coche que te invita a entrar y disfrutar de la conducción.

Prueba Mazda MX-30: Precios

Mazda MX-30

Es  muy habitual al probar un coche empezar a hablar sobre el diseño, interior…, pero con el paso del tiempo me he dado cuenta que lo primero que queréis saber es cuánto cuesta. Y tiene lógica. Si encaja en precio, el interés por el modelo aumenta.

El precio de este Mazda MX-30 arranca en los 27.665 euros e incluye la ayuda máxima del Plan Moves 2020 que son 5.500, más la aportación de 1.000 euros de la marca.

Mazda MX-30

También puede adquirirse un MX-30 con su método Flexiopción. Con este sistema debes dar una entrada de 6.800 euros y unas cuotas mensuales de 199 euros. Esta opción incluye mantenimiento gratuito, contrato de 24 a 48 meses y un valor futuro garantizado.

Además de esta oferta de lanzamiento, Mazda ha firmado un acuerdo con Iberdrola por el cual Los clientes del Mazda MX-30 recibirán un punto de recarga en el hogar de forma gratuita y podrán beneficiarse de la solución Plan Vehículo Eléctrico de Iberdrola, que permite recargar la batería del coche a un coste de 0,5€ los 100 km con energía 100% renovable.

Mazda MX-30

Los tiempos de carga del MX-30 son de 4,5 horas utilizando un wallbox de 22 kW (AC), y de 40 minutos para recuperar el 80 % usando carga rápida de 50 kW (DC) 

A todo esto hay que añadir que con la etiqueta Cero, el Mazda MX-30 cuenta con todas sus ventaja. Por ejemplo:

-utilizar el carril VAO de alta ocupación en la A6 en Madrid o en la C-58 en Barcelona en cualquier situación.

-solicitando el distintivo ecoviaT (puede hacerse en www.ecoviat.com), los coches eléctricos no pagan peajes en las vías de la Generalitat.

-en Madrid, los coches “cero emisiones” pueden aparcar gratis en la zona SER

-En Barcelona la etiqueta “cero emisiones” da derecho a aparcar gratis en la zona AREA.  

Prueba Mazda MX-30: Autonomía

Mazda MX-30

Este coche tiene una batería de 35,5 kWh y 200 km de autonomía junto a una potencia de 145 CV, una entrega de par máxima de 270,9 Nm, tracción delantera y acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos. De primeras puedes pensar, hay coches eléctricos más potentes y con más autonomía. Pero tiene todo el sentido y te explico por qué.

El Mazda MX-30 es un coche urbano, concebido como el segundo o tercer coche de la familia y para una clientela  de clase media-alta. Según diversos estudios, la gente hace de media 48 km al día  y no necesitan un coche de 500km de autonomía para su uso diario. Para Mazda reducir la emisiones de CO2 no es solo “lo que sale por el tubo de escape”, sino también lo que cuesta producir el combustible o la energía eléctrica. Con estos datos optan por una batería pequeña,  pues creen en la sostenibilidad desde el inicio de la cadena. Producir un coche eléctrico tiene su huella ecológica desde su producción, y el MX-30  tiene un índice de CO2 más bajo que otros coches con  baterías más grandes

Como he dicho, el enfoque del MX-30 es totalmente urbano.  El tamaño elegido es un  SUV compacto con unas medidas que lo hacen ágil para moverse por la ciudad, pero con una habitabilidad interior y maletero suficientes para que el coche pueda usarse a nivel familiar.

En resumen, es una buena opción de compra si vives fuera de las ciudades, sería tu segundo coche, no haces más de 50 km al día, con poder adquisitivo por encima de la media y estás muy interesado por la ecología  y la seguridad.

Prueba Mazda MX-30: interior y dimensiones

Mazda MX-30

Como hemos dicho se trata de un SUV compacto. Sus medias son las mismas que un CX-30: 4,39 metros de longitud, 1,79 m de anchura y 1,57 m de altura y solo hay dos diferencias: 2 cm más alto y la distancia libre al suelo que en el CX-30 es de 17,5cm y en el MX-30 de 13cm, con lo que la accesibilidad al interior es buena. 

El habitáculo es artesanía pura. Y muy sostenible. Casi estamos hablando de un coche vegano. Usan corcho en la consola central y en los tiradores de las puertas, en las telas de los asientos se han utilizado hasta un 20 por ciento de fibras recicladas,  hay nuevas pieles sintéticas y algo que me sorprendió mucho: un  material que se ha utilizado en los paneles de las puertas creado a través de plástico de botellas recicladas. Lo que os digo, casi vegano excepto por la palanca de cambio y el pomo que son de piel.

Mazda MX-30

El diseño en general es minimalista y reúne lo mejor de la filosofía Jinba Ittai de Mazda. Te sientas al volante y todo es una maravilla, muy funcional. Uno de los cambios que se han introducido para dar mayor simplicidad al habitáculo es el panel de control del climatizador, consistente en una pantalla táctil de 7 pulgadas; una novedad en Mazda. Igualmente, la consola central flotante, la sección superior del panel de instrumentos, la zona del cuadro de relojes del conductor y las molduras tienen un diseño general que da sensación de ligereza. Además Mazda ha instalado de serie un sistema de proyección de información en el parabrisas head-up display de buena calidad para visualizar datos como la velocidad y las indicaciones del navegador.

Pero lo que más llama la atención en el MX-30 es su sistema de puertas. Para acceder a las plazas traseras del Mazda MX-30 hay que hacerlo como se hacía en el Mazda RX-8:  primero se abren las puertas delanteras y, a continuación, las traseras. El ángulo máximo de apertura de las puertas delanteras es 82º y de las traseras, 80º. Mazda dice que con este sistema es más fácil acceder a las plazas traseras ( no hay pilar central) y que por ejemplo es muy cómodo instalar una sillita infantil. No les falta razón, siempre que tengamos espacio en el exterior, porque si tenemos que aparcar el coche en uno de los parkings de  cualquier ciudad, o en paralelo al lado de otro coche, creo que la cosa varía bastante, porque primero hay que abrir la puerta delantera para que el pasajero de atrás salga, y ya sabemos que los coches cada vez son más grandes, y las plazas de parking más pequeñas. Si no hay nadie sentado delante, el acceso a la segunda fila se puede mejorar ya que en el respaldo del asiento del conductor hay un botón para desplazarlo.

Mazda MX-30

El volumen del maletero es de 366 litros y el espacio de carga se puede ampliar abatiendo los respaldos posteriores, que están divididos en una proporción 60/40.

Prueba Mazda MX-30: conducción

Mazda MX-30

Lo mejor del Mazda MX-30 es que ofrece sensaciones similares a las de un coche de combustión. El acelerador es muy progresivo y la respuesta buena para cualquier circunstancia pero sin esa sensación de dejarte pegado al asiento como pasa en otros eléctricos. El sonido del coche imita a uno de combustión pero os aseguro que es de lo más agradable. Desde Mazda quieren que el conductor tenga cierto ‘feedback’ al volante, pero sin romper el silencio armonioso típico de un coche eléctrico.

El coche es muy ligero para ser un vehículo 100% eléctrico y tiene un rodar suave y refinado, una suspensión confortable y una dirección con un tacto preciso. Sorprende la ligereza a la hora de tomar curvas, gracias a la tecnología G-Vectoring, que modifica el traslado de pesos para ofrecer cierta naturalidad a la entrada y salida de la curva.

Prueba Mazda MX-30: colores

Mazda MX-30

Hay cinco colores estándar: Polymetal Grey, Machine Grey, Arctic White, Ceramic White y Jet Black y la posibilidad de personalización con techo negro. En estos casos el arco que se forma entre los pilares A y C, al igual que los laterales del portón trasero, están pintados en un tono plateado distinto del empleado en el cuerpo de la carrocería. Este estilo estará disponible en dos versiones de acabado, una plateada y otra metalizada oscura, que se pueden combinar con tonos de carrocería Soul Red Crystal, Polymetal Grey o Ceramic Metallic. 

En el interior hay disponibles dos tipos de tapicerías. El primero de ellos se denomina Modern Confidence. Es un estilo brillante y moderno que combina una semipiel blanca con una tela de mezcla, costuras de color naranja en los asientos y detalles en corcho natural. El segundo, llamado Vintage Industrial, se basa en una semipiel marrón con un look más clásico, combinada con una tela en color denim con un 20% de material reciclado y detalles en corcho de un tono oscurecido.

Fotos Prueba Mazda MX-30: Opinión, precios e interior de su primer eléctrico 100%

Comentarios Prueba Mazda MX-30: Opinión, precios e interior de su primer eléctrico 100%

  •  
    Avatar de Iggy.
    Iggy 10/07/2020 14:42:48

    Por desgracia, las autopistas que dependen de la Generalitat de Cataluña ya no son gratis así como tampoco lo es aparcar en Barcelona, con este tipo de coches (cero emisiones).

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"