Barras estabilizadoras: qué son y para qué sirven

Son parte esencial de las suspensiones de un coche, un elemento poco conocido por el gran público pero que sin él se vería comprometida la seguridad al volante.

Barras estabilizadoras - Auto10

Las barras estabilizadoras se encargan de conectar la suspensión de la rueda de un eje con la estructura de la carrocería, un componente que se utiliza fundamentalmente en el eje delantero aunque también se extiende cada vez más en el mercado al eje trasero, y modelos como la barras estabilizadora Ridex 3229S0002 resultan adecuadas para mejorar el comportamiento dinámico de cualquier turismo, haciendo la conducción a la vez más segura.

Se llevan utilizando en los turismos desde hace décadas pero sin una evolución tan marcada como la de componentes más conocidos como los motores o las cajas de cambios. Pero resulta un elemento vital de cara sobre todo a la seguridad y la eficacia en la conducción, pero también de cara a lograr un elevado confort de rodadura. Y es que sin la presencia de estas barras, la estabilidad de los turismos se vería seriamente comprometida en curva hasta tal punto que sin ellas podrían fácilmente llegar a volcar a velocidades relativamente altas.

Pero las barras estabilizadoras conllevan otros componentes para poder desarrollar su trabajo, como son los tirantes de unión o los cojinetes estabilizadores. La estabilizadora se monta principalmente en un bastidor sobre unos cojinetes de goma y los tirantes de unión conectan la barra estabilizadora con los cojinetes de suspensión o con los brazos transversales. Las rótulas especiales que llevan los tirantes de unión garantizan la libertad de movimiento necesaria para que la barra estabilizadora pueda realizar su trabajo de forma eficiente.

En sentido vertical, cuando las ruedas de ambos lados se mueven al mismo tiempo, la acción de la barra estabilizadora es nula. Pero cuando hay una diferencia de recorrido en una rueda respecto de la otra, o cuando hay una inclinación lateral de la carrocería, la barra transfiere peso de esta de una rueda a otra.

Al llegar a una curva, transfiere peso de la parte interior a la exterior del radio de giro. Si la barra es muy rígida, puede llegar en el límite a levantar la rueda interior. Este efecto de torsión en la barra que produce la transferencia de peso de la rueda interior a la curva hacia la exterior, aumenta la adherencia en la rueda exterior. De esta manera, la estabilizadora, a la vez que limita el balanceo, aumenta la adherencia de la rueda exterior.

Pero como todo lo que supone la suspensión, es un elemento que sufre también desgaste con el paso del tiempo y los kilómetros, y no es extraño que acaben surgiendo pequeños ruidos de golpeteo de la suspensión que se pueden atribuir a un desgaste en la zona de la barra estabilizadora. Un daño que es en su mayor parte económico ya que los costes de material son relativamente bajos y es de fácil de instalación.

Además de ruidos, si la barra estabilizadora está dañada aumenta el riesgo de balanceo de la estructura lo que puede hacer que el turismo pierda precisión de guiado en curva. Se nota sobre todo el inicio de los daños con ruidos de golpes en la suspensión al pasar por encima de los muchos baches que encontramos sobre todo en las ciudades. La mayoría de las veces se debe a cojinetes desgastados o a rótulas defectuosas en los tirantes de unión. En el caso del desgaste de los cojinetes, se produce un juego involuntario entre el cojinete y la barra estabilizadora, y esta comienza a vibrar al desviarse y rebotar.

El tirante de unión que se instala con frecuencia presenta las juntas de la rótula protegidas por una cubierta de goma contra el agua y las influencias externas. También están llenas de grasa para que el movimiento sea lo menos friccional posible, pero de vez en cuando la cubierta de goma o la junta asociada se dañan, provocando la entrada de agua y produciendo un desgaste anormalmente alto. Todo ello produce demasiado juego en la articulación, lo que provoca los ruidos mencionados anteriormente. Al sustituir el tirante de unión, debe asegurarse siempre de que se aplica el par de apriete correcto durante el montaje. De lo contrario, sobre todo con un exceso del par de apriete, la rótula puede dañarse, desgastarse antes de tiempo o incluso llegar a romperse.

Manejando adecuadamente la dimensión o el mecanismo de accionamiento de la barra, así como combinando la acción de la delantera y la trasera, podemos conseguir acomodar el comportamiento del vehículo a las necesidades de cada tipo de turismo.

Fotos Barras estabilizadoras: qué son y para qué sirven

Comentarios Barras estabilizadoras: qué son y para qué sirven

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestro Aviso Legal, sección "4.8. Cookies e IPs"