Trucos para proteger tu coche de las heladas

El invierno ha llegado de repente y trae una bajada de temperaturas importante. Si tienes que aparcar en la calle, no te vendrán mal los trucos caseros que te contamos en este post para evitar cristales helados y empañados.

coche helado

La bajada de temperaturas en España está siendo estos días general y bastante acusada. El invierno ya está aquí, así que si aparcas en la calle y tienes que madrugar para ir a trabajar, lo más probable es que te encuentres a partir de ahora muchas veces con la desagradable escena del parabrisas helado. Para evitar en la medida de lo posible este engorro y ahorrarte tiempo, siempre es bueno contar con un as en la manga (o un par de ellos).

Recuerda que la visibilidad es fundamental para tu seguridad. Si te encuentras con la luna congelada, no debes emprender la marcha hasta que no hayas quitado completamente el hielo que la cubre. Para esto, no se te ocurra echar agua en la luna (ni aunque esté caliente), puesto que lo único que conseguirás es aumentar el grosor de la capa de hielo. Tampoco eches sal cuando el cristal está ya está congelado, porque no conseguirás otra cosa que arañarlo y dañar la pintura cuando la sal resbale, ya que es corrosiva.

Lo que debes hacer es echar en el cristal un poco de líquido refrigerante o de alcohol para que el hielo pueda retirarse con facilidad y con la ayuda de un rascador de hielo, de un carnet o tarjeta de plástico que no necesites, o de la caja de un CD de música si es dura.  

Para prevenir que se hielen los cristales, lo mejor es que cuando aparques, coloques un cartón -lo más grueso posible- entre la luna y los limpiaparabrisas (tanto en la parte delantera como en la trasera). En su defecto, puedes colocarle al coche una lona. Cualquiera de las dos cosas puedes llevarlas en el maletero, puesto que apenas te ocuparán espacio. También para prevenir que se congelen los cristales, puedes preparar en casa una disolución de agua y vinagre, y echarla en los cristales cuando hayas aparcado.    

Si puedes aparcar debajo de una farola (que funcione durante la noche) o de un árbol, también es muy recomendable, puesto que protegerán en cierta medida tu coche de la helada.

Por último, si cuando te montas en el coche encuentras el cristal empañado, lo más efectivo es encender el motor durante unos segundos, activar la calefacción y dirigir el chorro de aire hacia el parabrisas y la luneta. Si quieres que esta acción sea mucho más rápida, también puedes frotar la superficie del cristal con una patata cortada por la mitad y luego secar con un trapo seco para eliminar las impurezas que pueda dejar la patata. 

Fotos Trucos para proteger tu coche de las heladas

Comentarios Trucos para proteger tu coche de las heladas

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"