Nuevos radares de “tramo” para 2010


A primeros de 2010 los radares de “tramo” comenzarán a multar. Estos sistemas permiten medir la velocidad media de un vehículo en un tramo determinado de una carretera. La DGT hará público en su momento la fecha y ubicación de estos nuevos radares, que según Tráfico estarán situados en zonas peligrosas e indicados con la misma señalización que los radares fijos.

Estos dispositivos están homologados por el Centro Español de Metrología y ya funcionan en pruebas. El sistema calcula la velocidad media mantenida por un vehículo y si es superior a permitida, realiza una foto y la remite por fibra óptica al centro de gestión de multas.

¿Pueden evitarse los radares de tramo?


Muy difícil. Lo de frenar antes de la cámara instalada al final del tramo de nada sirve, ya que el dispositivo calcula la velocidad media. Tampoco vale cambiarse de carril, ya que los sensores están interconectados y funciona de día y de noche.

Los nuevos radares estarán instalados en los túneles más peligrosos como el de Guadarrama en la AP-6 entre Madrid y Segovia. Las sanciones por velocidad media nos son posibles sin la reforma a la “Ley de Seguridad Vial” que se aprobará en el próximo Congreso de los Diputados.

¿Medida de seguridad o recaudatoria? Déjanos tus comentarios, nos interesa mucho tu opinión.

Fotos Nuevos radares de “tramo” para 2010

Comentarios Nuevos radares de “tramo” para 2010

  •  
    Avatar de makinatre.
    makinatre 16/08/2010 19:53:59

    La cuestión de si el radar es un instrumento para mejorar la seguridad de las carreteras o un mero elemento recaudatorio tiene una respuesta muy clara: Para que la gente levante el pie del acelerador es mucho más efectiva una baliza encendida de un coche patrulla que un radar escondido.
    Pero las incongruencias de las leyes de tráfico no quedan ahí. No hace mucho hicieron una campaña con el lema "no podemos conducir por tí", pues yo digo: ¡gracias a Dios!
    Ejemplos sobran:
    -Si adviertes a otros usuarios (yo siempre lo hago con una doble ráfaga) de la presencia de la policía de tráfico o de un radar semioculto, te pueden sancionar, cuando en realidad tú estás contribuyendo a que quien ve la señal sea del todo prudente ¡deberían premiarte! ¡sería mejor, más efectivo, que el coche con el radar en vez de estar oculto, se paseara haciendo ráfagas!
    -Si te pillan hablando por el móvil la sanción es inmediata (me parece muy bien), pero puedes fumar, jugar con el navegador (hasta ahora), hurgarte la nariz, discutir con la suegra, etc y mil cosas más que distraen la atención y nadie te dice nada. ¡asombroso! Claro que si eres "colectivero" como llaman en Argentina a los conductores de autobús, tienes Bula Pontificia, puedes cobrar, devolver, vigilar que los usuarios paguen, atender al chisme altoparlante que te está dando instrucciones, etc, además, claro está, de conducir en la jungla urbana sin que las autoridades te sancionen ¡así se ahorra un puesto de trabajo! y yo pregunto, con la cantidad de parados que hay ¿no sería mejor que los buses urbanos llevaran como antaño un cobrador? ¿no podría ser un buen método para colocar personas con alguna deficiencia?
    -Las limitaciones genéricas de velocidad son lo más absurdo del mundo, por ejemplo es igual de peligroso un exceso de velocidad con un Ferrari que frena de 120 a 0 en 40 mts que con un camión que frena en 80 y encima lleva más inercia ¡ridículo! En ciudad, es igual de temerario un exceso de velocidad en la Castellana que en la calle Montera o en la Av del Cid que en la Calle Bonaire. ¡Tremendo!
    -Los dichosos badenes que les ha dado por poner a muchos ayuntamientos son un claro atentado al derecho constitucional de presunción de inocencia: pagan todos, justos y pecadores, pues perjudican al vehículo aunque vayas a la velocidad prescrita, y para más INRI muchas veces sirven de entretenimiento para los descerebrados que van por ahí haciendo el cabra: los saltos son muy divertidos.
    -La obligación de identificar al conductor que ha cometido una infracción y no le han parado, es otro atentado contra la norma más elemental de un Estado de Derecho: NADIE ESTÁ OBLIGADO A DECLARAR EN CONTRA DE SÍ MISMO. Corresponde a la Autoridad la prueba de los hechos y al Ministerio fiscal inculpar con nombres y apellidos. Como mucho valdría que las fotos del radar fueran de frente y que se pudiera identificar al infractor. Lo mismo debería valer para las multas de estacionamiento.
    -En un callejón ir a 20 es una verdadera temeridad, mientras que en una gran avenida puedes ir a 100 sin poner a nadie en peligro.
    Hay muchos más ejemplos que nos llevan a la conclusión de que quienes hacen y hacen cumplir las leyes tienen poca seriedad ¡mejor que no conduzcan por nosotros!
    De todas maneras, hay un método elemental y práctico para incordiar a las autoridades y hacer que se metan sus radares donde les quepan: respetemos estrictamente las normas por muy absurdas que parezcan. Tendrían que retirar los radares por falta de uso.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"