Revisa la calefacción de tu coche: llega el frío y te damos consejos para utilizarla

La calefacción de tu coche comienza a ser necesaria. La llegada del frío requiere que revises su estado, además de aprender a usarla en condiciones para calentar rápidamente tu coche.

El invierno y el frío ya están entre nosotros. Ya hemos olvidado el calor del verano para vestir ropa de abrigo, disfrutar de una buena estufa y, por supuesto, encender la calefacción del coche. ¿Cómo debes usarla y hacerle el mantenimiento? Vamos con ello.

Lo primero. ¿Funciona adecuadamente tu calefacción? Si no es así, revisa el líquido refrigerante. Es probable que tengas una fuga o pérdida de esta sustancia, aprovechada por el coche para aumentar la temperatura del habitáculo.

En el caso de que te toque rellenar el líquido refrigerante, ten mucho cuidado y sigue las recomendaciones del fabricante. Elige el mismo que te indica la marca y jamás mezcles dos productos diferentes, ya que puedes destrozar el sistema de refrigeración al completo.

Por otro lado, si al principio el aire sale frío, ten paciencia. La calefacción se nutre de la temperatura del motor y si este no se ha calentado, el aire que saldrá será frío. Por tanto, a menos que seas consciente de que el motor está a la temperatura ideal, espera unos minutos antes de encender el climatizador… porque probablemente, pases aún más frío.

Consejos para calentar el coche rápido

- Pon la calefacción en modo recirculación al principio. Obtendrás el mismo aire que ya está en el interior del vehículo, de modo que la temperatura aumentará de una forma más rápida que si optas por pulsar el botón “auto”.

- El flujo del aire, hacia el suelo. El aire caliente tiende a subir, por lo que si eliges apuntar las rejillas hacia el techo, lograrás que el coche tarde mucho más en calentarse. Lo ideal es que apuntes hacia abajo para que el aire caliente se reparta de forma uniforme por el habitáculo de forma rápida.

- Primero, las extremidades. En lugar de activar la calefacción para que salga por todas las rejillas posibles, elige calentarte los pies. Los brazos y las piernas tienen más sensibilidad al frío, por lo que calentarlas aumentará rápidamente tu sensación térmica.

- Revisa con asiduidad las mangueras que componen el sistema de refrigeración. Estas deben estar en buenas condiciones para transportar adecuadamente el líquido refrigerante hacia el radiador.

Fotos Revisa la calefacción de tu coche: llega el frío y te damos consejos para utilizarla

Comentarios Revisa la calefacción de tu coche: llega el frío y te damos consejos para utilizarla

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"