Vídeo: prueba Peugeot 208 GTI y Peugeot 308 GTI

La herencia deportiva de Peugeot se aprecia en cada poro del Peugeot 208 GTI y Peugeot 308 GTI by Peugeot Sport. Suspensiones puestas a punto por el departamento de carreras, el toque de pureza de sus cambios manuales y lo último en tecnología turbo y electrónica crean coches para verdaderos aficionados... utilizables en el día a día.

Los GTI tuvieron su época dorada a mediados de la década de los 80, y algunos como el Peugeot 205 GTI se convirtieron en auténticos mitos. Pero luego fueron llegando las leyes anticontaminantes cada vez más severas, las ayudas electrónicas a la conducción, el “boom” de los diésel y el carné por puntos… y pasó lo que pasó. En cierto modo los GTI se “transformaron”,  evolucionaron hacia coches más pensados para el día a día, en los que el “look” deportivo empezó a cobrar casi más importancia que las cualidades dinámicas asociadas a estas siglas. 

Y así nos plantamos en una época en la que cuando se habla de GTis lo único que oímos son tópicos: que si los GTI actuales son aburridos, que si un coche potente y deportivo es muy caro y además gastan mucho combustible, que si la deportividad y el confort para uso diario no son compatibles….

Peugeot 208 308 GTI

Borrón y cuenta nueva. En Peugeot se decidieron a coger el toro por los cuernos y volver a poner en su sitio unas siglas a las que cualquier aficionado pide, sobre todo, comportamiento dinámico y placer de conducción. Y con las versiones firmadas por los especialistas en competición de Peugeot Sport para los 208 GTI y 308 GTI, la marca del león da en la diana de pleno. Sus GTI son coches con prestaciones y comportamiento deportivo de altísimo nivel, referencia en su categoría. Pero a la vez son coches refinados, bien acabados, eficientes a la hora de pasar por el surtidor, cómodos y agradables, muy agradables de conducir. 

Además, Peugeot completa su oferta de modelos deportivos con las versiones GT del Peugeot 308, que permiten incluso acceder a un auténtico deportivo con espíritu de GTI y motores de gasolina o el potente BlueHDI de 180 CV, que demuestra que dinamismo y mínimo consumo son compatibles. Y no te pierdas el acabado GT Line –disponible en los 208, 308, 508 y ahora también en el 2008– la alternativa ideal si simplemente quieres dar a tu coche ese toque personal que encaja con tu personalidad deportiva.

Fotos Vídeo: prueba Peugeot 208 GTI y Peugeot 308 GTI

Comentarios Vídeo: prueba Peugeot 208 GTI y Peugeot 308 GTI

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"