Así funciona un coche eléctrico: radiografía del Seat Mii Electric

Desde su carga hasta que se pone en movimiento, la electricidad sufre un proceso que es importante conocer para saber el funcionamiento de un coche eléctrico.

Los coches eléctricos están en boca de todos. Cada vez hay más modelos, pero nos surge una duda: ¿sabéis cómo funciona? Seat se ha planteado la misma pregunta y por ello, ha utilizado su Mii Electric para explicarlo de una manera sencilla.

Lo más importante, evidentemente, es la corriente. Porque este coche, al igual que la inmensa mayoría de coches eléctricos, son capaces de recibir corriente alterna y continua. La continua es utilizada por los cargadores rápidos, mientras que la corriente alterna es propia de los enchufes o wallbox de casa.

Seat Mii Electric

La corriente alterna no recorre el mismo camino que la corriente continua. Porque la batería únicamente es capaz de recibir electricidad de forma continua, por lo que es necesaria una transformación. Por ello, la electricidad de forma alterna llega a un cargador ubicado bajo el motor, que se encarga de transformar esa energía para enviarla a la batería.

Por otro lado la corriente continua va directamente a la batería. Debido al proceso y a la capacidad de los cargadores que usan esta corriente, utilizarla permite cargar el vehículo hasta cinco veces más rápido, dependiendo de los kWh del punto de carga y el cable utilizado.

La batería está protegida para no sufrir un fallo que provoque un error masivo en el coche. Están divididas en módulos y estos a su vez en celdas independientes, por lo que si algo falla, no afecta al resto de la batería. Además, los módulos son sustituibles sin necesidad de cambiar la batería al completo. Y, por supuesto, cuando cargamos el coche, las medidas de seguridad son altísimas. Al fin y al cabo, los eléctricos trabajan con altos voltajes, así que un fallo puede ser catastrófico.

Seat Mii Electric

Por eso, el Seat Mii Electric cuenta con una batería que comprueba continuamente los parámetros del sistema. En caso de fallo durante el proceso de carga, el coche se desconecta automáticamente para evitar que el coche se estropee.

Con la batería cargada, el e-motor del Seat Mii Electric ya puede arrancar. Este se encarga de convertir la tensión trifásica en fuerza motriz. ¿Lo positivo? Su capacidad para ofrecer todo el par desde parado, lo que le permite pasar de 0 a 50 km/h en 3,9 segundos pese a no contar con una potencia tremenda (83 CV) ni un par motor apabullante (212 Nm).

Seat Mii Electric

Y lo mejor es que los coches eléctricos, al contar con componentes más pequeños, permiten que el habitáculo aumente. O al menos, que no se reduzca, como en el caso del Seat Mii Electric, un coches convencional transformado a cero emisiones. Esto se debe a que las baterías se han diseñado de forma específica para este modelo.

Con esto, ya sabéis un poquito más de los coches eléctricos. Vehículos que no solo son el futuro de la automoción, también el presente, ya que cada día están más presentes en nuestras calles.

Fotos Así funciona un coche eléctrico: radiografía del Seat Mii Electric

Comentarios Así funciona un coche eléctrico: radiografía del Seat Mii Electric

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"