Comparativa Mini Countryman SE y BMW X1 xDrive25e: duelo de híbridos enchufables

Tanto el Mini como el BMW comparten la misma mecánica, pero en qué aspectos son mejores uno que otro. Te lo desgranamos aquí.

Prueba BMW X1 xDrive25e

El BMW X1 sigue ampliando su gama de motorizaciones. A las ya conocidas diésel y gasolina se le une ahora una variante híbrida enchufable. Con esa misma base mecánica se presenta el actualizado Mini Countryman. Por tanto, no nos ha quedado otra que batirlos en duelo para ver en que apartados se impone cada uno.

Comparativa Mini Countryman SE y BMW X1 xDrive25e: puesto de mando

Como todos sabemos a estas alturas, el Mini Countryman es el modelo más grande de la mítica firma británica, aunque cuando te sientas al volante tienes la misma sensación de recogimiento de la carrocería más pequeña. El conjunto que forma el volante, salpicadero y consola central transmiten una impresión de esta enclaustrado en un coche casi de competición.

Prueba Mini Countryman SE

Con lo anterior no quiero decir que el Mini Countryman sea un coche angosto en las plazas delanteras, pero al montarse en un BMW X1 te darás cuenta de la diferencia. En el modelo alemán también encontraremos un volante de generoso grosor, pero su salpicadero está un poco más alejado del conductor, empezando por el panel de instrumentación y siguiendo por la pantalla multimedia.

Por tanto, podríamos decir que el conjunto es más desahogado en el BMW que en el Mini en términos de sensaciones, pero con el metro en la mano la cosa cambia. Me ha sorprendido comprobar que ambos modelos copian sus cotas de altura, aunque el asiento del Countryman se puede bajar un poco más que en el X1, y en la anchura se impone el modelo de Baviera por un escaso centímetro.

Prueba BMW X1 xDrive25e

Y luego está el apartado estético, más condicionado a los gustos de cada uno. Para mí el Mini Countryman representa un aspecto mucho más joven en su configuración, con esa pantalla redonda multimedia que se ve acompañada por luces en su perímetro, además de los LED repartidos por las puertas. Las distintas palancas parecidas a las de un avión le dan un toque distinguido, aunque a nadie se le ocurrió pensar que dejaron bastante lejos del conductor la que activa los modos de conducción. Lo único que me ha gustado un poco menos es el nuevo panel de instrumentación digital (de serie), porque lo noto pequeño y sin posibilidad de personalización.

En el BMW todo está mucho más ordenado, pese a que tiene botones de aspecto más clásico por todos lados. El mando con el que se controla la pantalla tiene un tacto mucho mejor que en el Mini y en este caso los LED no son tan protagonistas, aunque también permiten cambiar su tonalidad. Para el X1 no hay disponible un panel de instrumentación digital, contando con un diseño más clásico en su configuración pero no en su presentación, ya que da la sensación que se enciende cuando arrancamos el coche.

Comparativa Mini Countryman SE y BMW X1 xDrive25e: espacio interior

Prueba BMW X1 xDrive25e

Ahora nos desplazamos hacia las plazas posteriores. De primeras, la forma del techo del Mini Countryman SE hace que tengas que agacharte un poco más a la hora de entrar al habitáculo. Una vez dentro en ambos cuentan con un túnel central bastante prominente, lo que unido a un respaldo un poco duro, hace que esa plaza central solo sea utilizada de forma ocasional. Las dos laterales son cómodas en su concepción y de buen tamaño para los adultos.

En esta zona volvemos a recurrir al metro para tener una medida objetiva. De manera diferente a lo que pasaba en las plazas delanteras, en las traseras el BMW X1 xDrive25e es mejor tanto en altura como en anchura, respecto al Mini Countryman SE, aunque como indicaba anteriormente, ambos cuentan con buen espacio para dos personas.

Prueba Mini Countryman SE

Ahí y en el maletero es donde se nota la diferencia en centímetros de longitud entre ambos (son 15 centímetros en total). Hablando de este último, como suele pasar en casi todos los coches que tienen versiones de combustión e híbridas en la misma plataforma, suelen perder algo de volumen para la carga y nuestros protagonistas no escapan a ello pero lo hacen de una forma muy digna. En el BMW X1 xDrive25e se reduce de 505 a 450 litros, mientras que en el Mini Countryman SE se pasaría de 450 a 405 litros. Como ves aquí otro punto a favor del SUV alemán.

Comparativa Mini Countryman SE y BMW X1 xDrive25e: comportamiento

La configuración mecánica híbrida enchufable de los dos modelos de nuestra comparativa es exactamente la misma. Se mezclan las bondades de un motor de combustión 1.5 TwinPower de tres cilindros gasolina con 125 CV y las de un eléctrico de 70 kW (95 CV) para ofrecer un rendimiento final de 220 CV y 385 Nm de par instantáneo. Su batería es de 10 kWh de capacidad, que les otorga una autonomía eléctrica de 52 kilómetros.

Prueba BMW X1 xDrive25e

Pese a que el BMW X1 xDrive25e es un poco más grande en su carrocería, tanto solo es 30 kg más pesado frente al Mini Countryman SE, de ahí que la mayoría de las prestaciones sean casi idénticas pero ligeramente mejores para el modelo británico. Por ejemplo en el 0-100 km/h le saca una décima (6,8 frente a 6,9 segundos) y en la velocidad máxima 3 km/h (196 frente a 193 km/h). Lo que clavan son los consumos homologados, con una cifra de 1,7 litros.

Tengo que decir que no pude conducir muchos kilómetros ambos modelos en su presentación, y que en su totalidad fueron en un entorno urbano, por lo que no pude apreciar grandes diferencias en su comportamiento. Ambos cuentan con una dirección o unos pedales tirando a duros, el tarado de sus suspensiones les hace ágiles en maniobras de cambio de carril y la potencia es más que suficiente para realizar fulgurantes arrancadas. Lo que me pareció curioso es que en ninguno de los dos haya una opción para modificar el nivel de retención en las frenadas.

Prueba Mini Countryman SE

Comparativa Mini Countryman SE y BMW X1 xDrive25e: precio y equipamiento

La mayor ventaja en esta comparativa del Mini Countryman SE frente al BMW X1 xDrive25e es el precio. Estamos hablando que el primero tiene un precio de partida de 41.800 euros, mientras que el segundo asciende hasta los 47.600 euros. Repasando el equipamiento de ambos es muy parejo, teniendo un poco de ventaja el Mini, aunque el BMW ofrece la frenada de emergencia de serie, por ejemplo. Los opcionales, por lo general, siempre suelen ser algo más caros en el modelo alemán.

Otra alternativa: El BMW X2 xDrive25e

Por si no estuvieras totalmente convencido con alguno de nuestros protagonistas te ofrezco una tercera alternativa, el BMW X2 xDrive25e. Este SUV tiene un aspecto más deportivo en sus formas que el resto e incluso se deja notar en su comportamiento, ya que sus suspensiones van en ese mismo camino. Con la misma mecánica es tan rápido en el 0-100 km/h como el Mini y casi calca su velocidad máxima (solo 1 km/h menos). Su talón de Aquiles es que su precio es el mayor de todos: 48.500 euros.

Fotos Comparativa Mini Countryman SE y BMW X1 xDrive25e: duelo de híbridos enchufables

Comentarios Comparativa Mini Countryman SE y BMW X1 xDrive25e: duelo de híbridos enchufables

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"