Paseo con el Ford Mustang GT de 1966 y de 2015

Con la llegada del Ford Mustang al mercado español, tras cincuenta años de vida en América, juntamos el Mustang GT actual con un Mustang GT de la primera generación.

Ford Mustang GT

El Ford Mustang ha tardado medio siglo en cruzar el charco, pero ya está disponible en España. Más maduro y poderoso que nunca, lo comparamos con el verdadero mito de la primera generación y en un formato muy codiciado, el Mustang GT 289 HiPo de 1966.

Ford Mustang GT

Entre estos dos coches hay 50 años de historia de la automoción. El Ford Mustang es uno de los pocos coches que se mantiene a la venta desde hace más de medio siglo. Decenas de actualizaciones y seis generaciones han permitido que hoy en día el Mustang siga vivo, esté más joven que nunca y, por primera vez, se venda en España de forma oficial.

Más información: Prueba del Ford Mustang 2018

Ford Mustang GT

La leyenda del Mustang se ha forjado por la característica imagen de su primera generación, nacida en 1965. Este modelo ha quedado en la historia como un símbolo desenfadado de libertad y juventud. A gente de todo el mundo y de cualquier edad o condición le gusta la imagen del primer Mustang.

Ford Mustang GT

Hoy se puede conservar un Mustang de la primera generación sin problemas, ya que todas la piezas del coche están disponibles de forma oficial o por segundos proveedores. Se usan miles de ellos a diario y Ford vende incluso el chasis y la carrocería entera para restaurar tu propio Mustang. Es un diseño redondo y perfecto que llegó en el momento justo. El resto de generaciones han estado a la sombra y nunca tuvieron el glamour, el descaro o la actitud de la primera.

Ford Mustang GT

El coupé barato

Aunque las versiones más potentes son las que han llenado las páginas de las revistas, durante medio siglo en Estados Unidos el Mustang siempre ha sido un coupé más o menos accesible y vendido mayormente en versiones básicas. El coche de los jóvenes que consiguen su primer sueldo o de quien busca algo con personalidad, hecho en América y no muy complicado. Pero hoy el Mustang ha evolucionado mucho y ha ganado presencia, potencia y calidad como para dejar de ser tan accesible o sencillo.

Ford Mustang GT

El Mustang que puedes comprar hoy en tu concesionario Ford es un coche de presencia musculosa, motor ruidoso y de casi 4,8 metros de largo, imponente para nuestras carreteras. Recuerda a los “muscle cars” de finales de los 60 llamando la atención y llenando la carretera con orgullo. Incluso en la versión de cuatro cilindros entrega 314 CV gracias al turbo, por lo que puede quedar un poco exagerado para ser un coupé útil para todo. Vemos casi más sensata la versión GT con su V8 de 5,0 litros y 418 CV, para dejarlo como un segundo coche para disfrutar del sonido V8 americano y de toda la personalidad. Y si es descapotable, pues más disfrute.

Ford Mustang GT

Diferencias en la conducción

Conducir el nuevo Ford Mustang en su versión GT 5.0 V8 es una experiencia divertida, porque te hace pensar que eres algún antihéroe de película, un Steve McQueen en “Bullit”, Nicolas Cage en “60 segundos” o Paul Walker en “A todo gas” si eres más joven. Capota abajo, codo en la ventana, gafas oscuras, postura chulesca y a disfrutar de la aceleración y el bramido ronco del V8 a la menor oportunidad.

Ford Mustang GT

Introducciones a parte, el nuevo Mustang se conduce con facilidad una vez acostumbrado al tamaño, pudiendo ir más rápido entre curvas de lo esperado en un coche americano. Se siente pesado, pero suficientemente alerta. Es cómodo de rodadura y tiene plazas delanteras amplias. Nos dejaron una versión manual y el cambio se usa con sencillez, con un poco de dureza en el embrague y mostrando las inercias del gran motor a bajas velocidades. Eso sí, la versión descapotable vibra en los baches como que la gelatina.

Ford Mustang GT

Conducir el Ford Mustang GT 289 Hi Power de 1966 que ves en las imágenes fue revelador. No tiene asistencia en la dirección o en los frenos, pero su motor V8 de 4,7 litros ofrece un empuje poderoso sin esfuerzo, con sólo acariciar el acelerador. La dirección es un poco vaga, hay que ir corrigiendo la trayectoria y no medio confianza en el poco rato que lo conduje. Viendo como se manejaba su dueño, está claro que conociéndolo acabas fiándote de él y rodando más alegre.

Ford Mustang GT

Aunque me avisaron, la ilusión de conducir un Mustang del 66 me hizo olvidar que no tenía asistencia en los frenos y al llegar a la primera curva fuerte se me puso el corazón a tope. La postura es un poco forzada con el volante fino y grande un poco cerca. Sientes la mecánica a través de los pedales y el cambio, también manual y de cuatro marchas en este 289 Hi Power.

Ford Mustang GT

Conducir un clásico como el Mustang del 66 te abre los ojos y te recuerda que antes había que conducir realmente los coches por la carretera. La concentración para guiar el coche tiene que ser mayor. A su lado, en el nuevo Mustang pareces más un pasajero que de vez en cuando da una orden al coche.

Ford Mustang Convertible GT 5.0 V8 2015

Tamaño

4,78 metros

Motor

V8 4.951 cm3

Potencia

418 CV(DIN) a 6.500 rpm

Par

524 Nm a 4.250 rpm

Plazas

4

Suspensión del/tras

McPherson/Multibrazo

Frenos

Discos ventilados Del. y discos Tra.

Peso

1.786 kg

Velocidad máxima

250 km/h

Aceleración

4,8 s

Consumo

13,6 l/100 km

Precio

50.500 €

 

Ford Mustang Hardtop GT 289 Hi Power 1966

Tamaño

4,61 metros

Motor

V8 4.735 cm3

Potencia

275 CV(DIN) a 6.000 rpm

Par

423 Nm a 3.400 rpm

Plazas

5

Suspensión del/tras

McPherson/Eje rígido con ballestas

Frenos

Discos Del. (de serie) y discos Tras. (modificado)

Peso

1.360 kg

Velocidad máxima

200 km/h

Aceleración

6,5 s

Consumo

N.D.

Precio

$3,000 Aprox. (1966)

Comentarios Paseo con el Ford Mustang GT de 1966 y de 2015

  •  
    Avatar de eescribano@alfaland.es.
    eescribano@alfaland.es 03/05/2016 13:33:39

    Es una pena que en el nuevo Mustang, mantengan un diseño del volante tan americano, ya podría haberlo realizado al gusto europeo y el freno de mano, es con el sistema antiguo, tirar de palanca. Salvo estas dos pegas, por lo demás es casi perfecto, aunque a un motor V8 de 5.000 cc., se le pueden sacar algo más de 418 CV, sin apurarlo mucho.

  •  
    Avatar de pancracio.
    pancracio 04/05/2016 12:41:09

    anda por favor si los americanos no saben hacer coches no veis que son de todo menos eficientes? 418cv de un v8 con 5.000cc? madre mia pero si eso se hace aqui en europa con un 2litros, mirar si no el mercedes clase a AMG con casi 400cv bmw con el serie 2m con 370cv con un motor 3.000(y por q no le quieren sacr +) audi con el ttrs 2.500cc con casi 400cv como el rs3 y encima gastando un 30% menos q cualquier americano,y bueno de las suspensiones de los coches americanos ya ni hablemos.este munstang como todos los coches americanos potentes solo sirven para lo q los usan ellos para hacer el cuarto de milla,por q como pretendas ir de curvas con ellos prepara la lapida

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"