Porsche Panamera S E-Hybrid, probamos el primer híbrido enchufable de Porsche

Porsche ha renovado su gama Panamera al completo, y una de las novedades más importantes es el nuevo Panamera S E-Hybrid, el primer híbrido enchufable de Porsche. Al menos el primero en ponerse a la venta, pues no hay que olvidarse del Porsche 918 Spyder. Pero eso son palabras mayores. Su precio, 114.021 euros.

A diferencia del anterior Panamera híbrido, que en su día comparamos en una prueba especial comparando los Panamera Hybrid y Diesel, este nuevo Panamera S E-Hybrid sí es una opción muy interesante dentro de la gama. Y lo es por varias razones. Primero porque permite recorrer hasta 30 km únicamente en modo eléctrico siguiendo perfectamente el ritmo del tráfico en la ciudad y alrededores. Segundo, porque ahora sí se distancia en prestaciones del Diesel, y ofrece las sensaciones que esperas de un coche que anuncia en esta versión más de 400 CV. Y tercero porque al no pagar impuesto de matriculación debido a sus bajas emisiones homologadas cuesta menos que el nuevo Panamera S de 420 CV. Vamos al detalle.

Modo eléctrico, pero utilizable

Con un nuevo motor eléctrico que ahora rinde 95 CV, y baterías de iones de litio que multiplican por nueve la energía de las baterías de níquel e hidruro de metal del anterior Panamera híbrido (por cierto, el precio de estas baterías es de casi 20.000 euros, y están garantizadas por 6 años o 120.000 km), el nuevo Panamera S E-Hybrid permite a su propietario salir de casa “con las pilas cargadas”, y desplazarse entre 25 y 30 kilómetros en modo de funcionamiento completamente eléctrico.

Desplazarse por la ciudad en modo completamente eléctrico es toda una experiencia. Y si llegan las curvas, pisas a fondo y hay más de 400 CV disponibles bajo el pie derecho.

Sí, salen las cuentas. Si vives a unos 20 km de la oficina y tienes allí donde poder enchufarlo, podrías moverte durante toda la semana de casa a la oficina y viceversa sin gastar ni una gota de combustible, sin miedo a quedarte “tirado” (siempre está ahí el motor de combustión) y con unas prestaciones más que razonables. Traducido a euros, al precio actual de la electricidad, esto supone que en modo eléctrico cada 100 km recorridos con el Panamera híbrido salen por unos 5,5 euros.

Hemos probado el Panamera S E-Hybrid en distintos recorridos, uno de ellos buscando el mínimo consumo posible, alargando hasta más de 50 km de propulsión prácticamente eléctrica al 100 por 100. El consumo de gasolina fue 0,0 durante mucho tiempo, para finalizar con 1,2 l/100 km cuando las baterías se agotaron por completo y el perfil del recorrido ya no permitía recuperar energía en las frenadas o en las cuestas abajo.

Enlazando ya sin batería con un recorrido por carretera en el que al final totalizamos cerca de 70 km ­­–aquí ya sí con algunos tramos que permitían recuperar energía y seguir avanzando de vez en cuando en modo eléctrico– es factible conseguir consumos en torno a los 5 l/100 km. Eso sí, conduciendo más tranquilos que un budista en plena meditación.

Híbrido, pero  deportivo

El segundo motivo por el que recomendaría un S E-Hybrid al comprador de un Panamera es que las sensaciones al volante en conducción deportiva sí ponen distancia con el Panamera Diesel, aunque me reservo un desenlace definitivo de esta hipotética comparación para cuando podamos conducir el nuevo Panamera Diesel con 300 CV, que llega en enero.

El motor eléctrico va acoplado entre el V6 biturbo y el cambio Tiptronic, y las baterías se colocan bajo el piso del maletero. Toda la potencia se transmite únicamente a las ruedas traseras.

Claro que en conducción deportiva no esperes consumos de coche híbrido… ni el ruido de un motor V8. La verdad, el sonido que llega al habitáculo cuando exprimes el motor no es lo que se dice muy Porsche, algo que también sucede en el nuevo Panamera S, en el que el anterior V8 atmosférico deja paso al V6 biturbo de 3 litros que utiliza también el Panamera híbrido como motor de combustión. Pero al menos en el Panamera S puedes optar por el escape deportivo –3.200 euros–, opción no disponible en el híbrido.

La diferencia de peso en contra del Panamera S E-Hybrid si lo comparamos con el Panamera S –unos 200 kg– pasa más factura en forma de unas décimas en las aceleraciones oficiales que en el comportamiento dinámico. Si acaso, se nota más la rapidez del cambio PDK de doble embrague del Panamera S frente a la mayor suavidad de marcha del Tiptronic que lleva el Panamera híbrido.

Como en el resto de la gama Panamera, hay ligeros cambios estéticos, que se notan sobre todo en la zaga, con nuevos grupos ópticos y un diseño del portón ligeramente distinto.

Pero lo tiene difícil el Porsche Panamera S: el híbrido corre casi lo mismo, en conducción tranquila gasta claramente menos… y cuesta 4.000 euros menos al no pagar impuesto de matriculación. Y además lleva de serie suspensión adaptativa y dirección servotronic, para que al volante se note menos ese aumento de peso. Vamos, que compensa el Panamera S E-Hybrid frente al Panamera S, incluso aunque no tengas donde enchufarlo.

Por cierto, no parece muy ecológico, pero también se puede recurrir al botón “e-chargue” para forzar la recarga de la baterías en marcha mientras conduces, algo que lleva entre 45 minutos y una hora. El aumento de consumo siempre será menor que el combustible que ahorrarás utilizando luego la autonomía eléctrica para moverte por la ciudad.

Habitáculo: todo igual… salvo el maletero

Por el hecho de ser un coche híbrido, en el habitáculo del Panamera S E-Hybrid no hay muchas diferencias respecto al resto de los Porsche Panamera. En la instrumentación el velocímetro se reduce a una indicación digital, y aparece un reloj indicador de potencia del sistema, así como un indicador de carga de la batería.

Habrá que ir acostumbrándose a las indicaciones “eléctricas” en la instrumentación: estado de carga de la batería, modo de funcionamiento del sistema híbrido, indicador de potencia…

El menú del ordenador de viaje incluye funciones relacionadas con el sistema híbrido, como un indicador de eficiencia, o gráficos sobre el funcionamiento del mismo, con flechas y diagramas que muestran en todo momento si estamos recuperando energía, y qué motores están generando fuerza, que va siempre a las ruedas. En la consola central sí hay dos diferencias frente a otros Panamera: los botones E-Power y E-Charge, para elegir el modo de conducción eléctrico o el de recarga de las baterías en marcha.

Tampoco hay diferencias en el espacio para los pasajeros, que disfrutarán del refinamiento especial que ofrece rodar en un coche capaz de moverse únicamente con propulsión eléctrica. A cambio, tendrán que controlar algo más lo que ponen en las maletas, pues con las baterías bajo el piso la capacidad del maletero en el Panamera híbrido pierde 100 litros respecto al resto de la gama, quedando en 335 litros, por debajo de la media de lo que ofrece un coche compacto.

Como en el resto de la nueva gama Panamera, el híbrido también incorpora ahora de serie faros de xenón, y puede llevar sistemas de ayuda a la conducción que no estaban disponibles, como la alerta por cambio involuntario de carril o el asistente de señales de tráfico. Lo que no se ofrece en la versión híbrida son los nuevos faros LED, ni la variante Executive de carrocería alargada

Ficha técnica Porsche Panamera S E-Hybrid

 

 

Porsche Panamera S E-Hybrid

Motor

V6 biturbo de gasolina con 3 litros de cilindrada (333 CV), más un motor eléctrico (95 CV).

Potencia máxima

416 CV a 5.500 rpm

Par máximo

590 Nm entre 1250 y 4000 rpm

Transmisión

Propulsión trasera, cambio automático de 8 velocidades.

Frenos

Discos ventilados en las 4 ruedas con 360/330 mm

Neumáticos

Delanteros: 245/50-18”

Traseros: 275/45-18”

Dimensiones exteriores

5,01 x 1,93 x 1,42 m

Depósito de combustible

80 l

Peso en orden de marcha

2.095 kg

Capacidad maletero

335 – 1.153 l

Velocidad máxima

270 km/h (130 km/h en modo EV)

Acel. 0-100 km/h

5,5 s

Consumo medio

3,1 l/100 km

Emisiones de CO2

71 g/km

 

Equipamiento de serie

Seis airbags
Ayuda al arranque en pendiente
Faros antiniebla y xenón
Control de presión de los neumáticos
Climatizador
Retrovisores exteriores eléctricos
Sensor de lluvia y luces
Volante y pomo de palanca en cuero
Conexión USB
Llantas de aleación
Radio con CD
Dirección Servotronic
Suspensión adaptativa
Limpiaparabrisas trasero

Principales opciones     

Pintura metalizada:                         1.197 €
Pintura especial:                             7.865 €
Ayuda al aparcamiento:                    484 €
Cristales tintados y aislantes:            1.887 €
Techo eléctrico:                              1.560 €
Frenos cerámicos:                           8.651 €
Llantas de 19”:                               1.815 €
Llantas de 20”:                               2.904 €
Asientos del. ventilados:                   1.076 €
Control crucero adaptativo:                2.238 €
Asistente cambio carril:                    702 €
Asientos traseros eléctricos:              1.912 €
Climatizador de 4 zonas:                  1.198 €
Airbags laterales traseros:                417 €
PCM con navegador:                        3.200 €
Control por voz:                             459 €
Equipo audio Bose:                         1.373 €
Recogida en fábrica con curso:           1.076 €

Fotos Porsche Panamera S E-Hybrid, probamos el primer híbrido enchufable de Porsche

Comentarios Porsche Panamera S E-Hybrid, probamos el primer híbrido enchufable de Porsche

  •  
    Avatar de ChrsChris.
    ChrsChris 08/10/2013 17:47:51

    Siempre me ha gustado pero ahora es que se sale.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"