Prueba del nuevo Renault Arkana e-Tech híbrido: consumos, opinión, interior, medidas,...

El SUV coupé francés estrena una versión híbrida e-tech que consigue unos consumos muy bajos, con hasta un 80% de conducción 100% eléctrica en ciudad. Sin duda, un Renault Arkana muy interesante.

El pasado marzo, Renault lanzó el Arkana, a la espera de la llegada de las versiones híbridas e-Tech con etiqueta ECO. Pues bien, esa motorización electrificada ya está aquí y hemos podido probarla para llevarnos una sorpresa muy grata, ya que hemos podido comprobar cómo un coche de 4,6 metros es capaz de hacer consumos muy cercanos a los 4 l/100 km y un confort de marcha bastante elevado.

Precios y equipamiento

Renault Arkana e-tech

El Renault Arkana e-tech parte de los 27.100 euros en el acabado Intens, la versión de acceso a la gama. Un precio bastante razonable si tenemos en cuenta que la versión microhíbrida más básica sale por 25.750 euros (bajará si el Gobierno decide bajar las exigencias para pagar el impuesto de matriculación).

Esta versión cuenta con frenada de emergencia, limitador de velocidad, ABS, climatizador, luna trasera  calefactable, retrovisores regulables y abatibles eléctricamente, airbags frontales, tapicería de tela negra, airbags laterales y de cortina, faros delanteros LED, ESC, freno de mano eléctrico, encendido automático de luces y sensor de lluvia, llave inteligente, pantalla táctil de 7 pulgadas, salida de aire en las plazas traseras, llantas de 17 pulgadas, volante símil cuero o sonido de advertencia para peatones.

Renault Arkana e-tech

Un escalón por encima, encontramos la versión ZEN, que parte de los 29.100 euros y suma control de crucero adaptativo, cristales traseros tintados, tapicería mixta tela/símil cuero, asiento trasero con respaldo abatible con reposavasos, freno de parking con Autohold, volante de cuero Nappa, retrovisor interior electrocromado con bordes, asientos delanteros calefactados, pantalla de 9,3 pulgadas, llantas de 18 pulgadas, iluminación ambiental, intrumentación 100% DIGITAL, cuatro modos de conducción y cargador inductivo.

Por último, el acabado R.S. Line es el más potente en cuanto a equipamiento. Parte de los 31.600 euros e incorpora respecto al resto tapicería de alcántara, asientos delanteros con regulación eléctrica, retrovisor interior sin bordes, llantas de 18 pulgadas específicas y diseño exterior e interior R.S. Line.

Diseño del Renault Arkana e-tech: el coupé generalista

Renault Arkana e-tech

El Renault Arkana es un SUV coupé del segmento C, una de las primeras apuestas generalistas por este segmento tan particular. Montado sobre la misma plataforma que el Renault Captur, este coche cuenta con una longitud total de 4.57 metros, de los cuales 2,72 metros están dedicados en exclusiva para la batalla. Por tanto, estamos ante un coche de generosas dimensiones, con una habitabilidad notable.

Delante, el Renault Arkana presume del lenguaje de diseño que ya hemos visto en otros coches de la marca, como el Renault Mégane o el ya mencionado Captur. Los faros y la media luna que los acompaña por debajo ya son cas indispensables para reconocer a la firma francesa cuando vemos alguno de sus modelos por la calle.

Renault Arkana e-tech

Aunque lo más destacado es su vista lateral, que apuesta por ofrecer musculatura y dinamismo al mismo tiempo. ¿Cómo se logra esto? Con un contundente frontal y una trasera que baja casi de forma vertical, aunque con una caída de techo en su tercio trasero que le permite recibir el calificativo de coupé. En directo nos ha parecido más atractivo incluso que en foto.

Ofrece una distancia libre al suelo de 20 centímetros, una cifra bastante elevada respecto a sus competidores, por lo que ofrece más facilidad para recorrer pistas fuera del asfalto. Para proteger la carrocería del coche, Renault ha instalado unos pasos de rueda en plástico, así como un prominente faldón lateral para evitar que rocemos el coche de alguna manera.

Renault Arkana e-tech

Gracias, en parte, a esa silueta coupé, el Renault Arkana posee un buen coeficiente aerodinámico: 0,30 Cx. Sin ser una cifra que destaque enormemente, hay que tener en cuenta que se trata de un SUV sobreelevado y con una masa superior a la de un compacto o berlina. Por tanto, es una cifra bastante positiva que seguro que ayuda a firmar los increíbles consumos que hicimos durante la prueba.

Interior

Renault Arkana e-tech

El acabado que tuvimos entre manos fue el más alto de gama, el R.S. Line, por lo que tenía ciertos detalles deportivos, como el contorno del logo en el volante de color rojo o los asientos de cuero con pespuntes rojos de corte dinámico. Me ha gustado el volante, ya que resulta cómodo, gracias a un buen tamaño y mullido, aunque no tanto las butacas, ya que me parecieron algo duras. Son firmes y agarran bien, pero les falta un puntito de confort indispensable para realizar viajes largos.

La digitalización es un ‘must’ en estos días que corren, de ahí que el Renault Arkana cuente con la pantalla con formato tablet vertical en la que podremos manejar la navegación, el sistema multimedia o la configuración del coche. Se complementa con una instrumentación 100% digital que se maneja a través del volante multifunción. Esta me ha gustado, ya que se manipula con facilidad y ofrece la información con bastante precisión.

Renault Arkana e-tech

La habitabilidad de la que antes os hablábamos es generosa y sorprende cómo una persona alta, como es mi caso, de 1,86 metros de altura, se puede sentar detrás sin tocar el techo con la cabeza, ya que desde fuera, viendo la caída que este tiene, invita a pensar eso. El espacio para las rodillas también está bien: yo toco con las rodillas el asiento, pero no en exceso, por lo que uno no tiene la sensación de estar empujando sin querer al conductor o copiloto. La plaza central baja varios puntos el confort, ya que, como es normal, es estrecha y limita el espacio para las piernas debido al túnel de transmisión.

El maletero, aunque es menor que en la versión de hibridación ligera debido a la ubicación de las baterías bajo este, ofrece bastante espacio: 480 litros frente a los 513 que vemos en las motorizaciones microhíbridas. Por lo general, en esta versión los materiales están cuidados y tienen buena calidad percibida para tratarse de una marca generalista. Los ajustes son correctos y a la vista, los plásticos parecen ofrecer una buena durabilidad. Aunque sobre esto último, ya sabéis, el auténtico juez es el paso del tiempo.

¿Cómo va el Renault Arkana e-Tech?

Renault Arkana e-tech

El Renault Arkana e-Tech nos ha parecido un coche que recomendar debido a su buen equilibrio entre consumos, prestaciones y precio. Ofrece 145 CV totales, que se obtienen gracias a la suma del motor térmico de 91 CV, los 36 kW (50 CV) de su motor eléctrico principal, además de una pequeña suma extra del propulsor eléctrico secundario. Cifras que se dejan notar cuando conducimos, ya que en ningún momento sentimos menos prestaciones de lo que afirma la ficha técnica.

Gracias a una batería de 1,2 kWh, es posible recorrer en línea recta y sin detenernos unos cinco kilómetros, según nos cuenta Renault, aunque el dato que debes tener en cuenta es que con el Renault Arkana e-Tech, es posible recorrer el 80% de los tramos urbanos en modo eléctrico. Una aseveración totalmente cierta, como hemos podido comprobar, ya que en el recorrido por el callejero de Madrid logramos cifras inferiores a los 4 l/100 km, siempre siendo cuidadosos con nuestra conducción para ser eficientes.

Renault Arkana e-tech

¿Cómo se logra esta cifra? Gracias al juego que Renault ofrece a la hora de retener. Cuenta con dos modos de regeneración, la D o la B, que hay que alternar para conseguir frenadas suaves y eficientes. Lo ideal es que aceleremos en una recta y, con la D escogida, soltemos el acelerador para dejarnos llevar a vela. Después, cuando nos acercamos a un semáforo, cambiar al modo ‘B’, de modo que el coche frena poco a poco y regenera bastante energía. De verdad que sorprende ver cómo un coche de 4,6 metros firma consumos tan bajos.

Donde el Renault Arkana e-Tech no tiene tanta influencia del motor eléctrico es el carreteras de circunvalación o autovías, donde el motor de combustión es el principal actor y el eléctrico, un mero acompañante. Se nota el trabajo del motor eléctrico para reducir los esfuerzos del térmico y reducir los consumos, que aún así son notables. Calculo que en un viaje en carretera debe gastar un 6 l/100 km, lo cual está muy bien y se acerca a las cifras de un diesel. Pero como te decimos, donde más partido vas a sacar a la hibridación es en ciudad, donde verás cómo este coche circula en modo eléctrico durante gran parte del tiempo. Firmamos un consumo mixto total de 4,9 l/100 km, una cifra, de verás, fantástica.

Renault Arkana e-tech

En cuanto al comportamiento del coche, rueda con consistencia y con un nivel de confort elevado en cuanto a ruidos. El habitáculo del Renault Arkana e-tech es silencioso, ya que el motor está muy bien aislado (huelga decir que no lo oímos durante la conducción en eléctrico), así como la rodadura.

Por supuesto, cuenta con caja de cambios automática para gestionar el trabajo de ambos motores, aunque bien es cierto que Renault ha decidido no lanzar ninguna versión manual para este coche en cualquiera de sus motorizaciones. El cambio es suave, efectivo y me ha gustado, algo que me sorprende, ya que nunca he sido demasiado fan de las cajas de cambio automáticas de Renault. El sistema e-Shifter me convence por su facilitad de uso y tacto.ç

Fotos Prueba del nuevo Renault Arkana e-Tech híbrido: consumos, opinión, interior, medidas,...

Comentarios Prueba del nuevo Renault Arkana e-Tech híbrido: consumos, opinión, interior, medidas,...

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestro Aviso Legal, sección "4.8. Cookies e IPs"