Prueba del nuevo Seat León TGI 2021: motor, precio, opinión,...

Tras una primera generación de motorizaciones TGI, el nuevo Seat León utiliza esta motorización de 130 CV que además de asegurarle la etiqueta ECO, le permite ofrecer un coste por kilómetro muy bajo.

El nuevo Seat León ya tiene su versión de TGI. Un coche que está impulsado por gas natural comprimido (GNC) y que asegura un coste por kilómetro bastante bajo, además de una opción cada vez más interesante, dado el creciente número de gasineras que se están levantando en todo el país (un 35% en 2020).

Este coche posee un motor 1.5 de 130 CV y 200 Nm. Nosotros lo probamos en su versión automática DSG con carrocería compacta, aunque también se ofrecerá con cambio manual y diseño Sportstourer. Asegura una autonomía de 440 kilómetros con GNC y otros 150 extra gracias a la gasolina.

Seat León TGI

Ahora, ¿cómo es el esqueleto de este Seat León TGI? Pues sencillo: cuenta con tres depósitos de gas (17,3 kg) y uno auxiliar de gasolina, con 9 litros de capacidad. Gracias a esta distribución, el coche consigue la etiqueta ECO, que le permite acceder a zonas restringidas y estar exento de cumplir las prohibiciones por contaminación.

Su precio parte de los 26.250 euros sin descuentos aplicados por la marca, estando disponible en tres acabados: Style, Xcellence y FR. Se une a los recientes lanzamientos de la marca española, los rediseñados Seat Ibiza y Arona, ambos con propulsor 1.0 TGI.

Seat León TGI

Los consumos de este Seat León TGI son bastante bajos: entre 3,7 y 4,1 kg/100 km. Algo que pudimos comprobar durante la ruta que nos programó la marca. Pese a no hacer una conducción eficiente, logramos un consumo de 4,6 kg/100 km, por lo que creemos que es sencillo lograr las cifras homologadas mediante un comportamiento más ‘ECO’ al volante de este coche.

La prueba: así va el nuevo Seat León TGI

Seat León TGI

Antes de la prueba ya sabíamos que el Seat León TGI nos iba a gustar. Tras probar las versiones TSI y e-Hybrid, no teníamos dudas de que las sensaciones de conducción serían muy similares: un coche con muy buen chasis y un perfecto equilibrio entre confort y prestaciones. Y lo cierto es que así fue.

Sin la potencia del Seat León TSI de 150 CV (al final los 20 CV se notan), el Seat León TGI es capaz de hacer buenas aceleraciones (de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos), de modo que realizar un adelantamiento en carretera secundaria es bastante seguro gracias a sus buenas reacciones, además de permitir incoporarse a una autovía sin miedos. Más que suficiente para el día a día.

Seat León TGI

Además, su maravilloso chasis permite disfrutar al volante en un tramo de curvas. El Seat León TGI cuenta con una dirección muy directa y una suspensión firme, lo que permite hacer cambios de apoyo con velocidad y al mismo tiempo, disfrutar de la experiencia con confort, gracias a unos asientos que agarran de forma fantástica.

El comportamiento del cambio automático DSG junto a este motor es fantástico. Por algo siempre digo que para mí, es el mejor cambio automático generalista disponible en el mercado y el segundo mejor en general (tras el PDK de Porsche). Agilidad, respuesta y precisión absoluta también en este Seat León TGI, ya que además es posible utilizar las levas tras el volante para recorrer sus siete velocidades a nuestro gusto.

Seat León TGI

A ello hay que sumarle el aislamiento acústico, que es fantástico: tanto la rodadura como el motor no se aprecian en exceso, incluso cuando exigimos al Seat León a subir mucho de vueltas.

Interior del Seat León TGI

Seat León TGI

El Seat León TGI es por dentro como cualquier otro Seat León: la amplitud y la tecnología son los elementos más destacados. El espacio de las plazas delanteras es elevado, además de permitir que detrás viajen dos personas con un buen nivel de confort. La plaza central es utilizable, aunque reduce el confort de los pasajeros de esta segunda fila de asientos.

El aspecto tecnológico es importante, gracias a que cuenta con una pantalla en la instrumentación que es una delicia: permite ver mucha información, gracias a unos menús muy sencillos y que se pueden manipular directamente desde el volante.

Seat León TGI

Está acompañada por otra pantalla en la consola central, en este caso no tan intuitiva: en ella se aglutinan todo lo configurable del coche, desde los modos de conducción hasta la climatización, lo cual exige desplazar la vista de la carretera más de la cuenta. Echamos de menos algunos mandos físicos para facilitar su uso. Además, los elementos pulsables de la pantalla a veces son muy pequeños y requieren precisión, lo que despista aún más. Aquí, la pantalla peca de ser excesivamente ambiciosa a mi parecer.

En cuanto al maletero, el Seat León TGI pierde capacidad, ya que este coche lleva los depósitos de gas bajo el suelo del maletero: de 380 litros, se reduce a 300. ¿Compensa? Pues depende, ya que tienes que poner en una balanza el bajo coste por kilómetro de este coche, que te permitirá viajar por mucho menos dinero y esos 80 litros de pérdida. Aunque si necesitas más espacio, siempre puedes apostar por la carrocería Sportstourer con esta motorización para conseguir el equilibrio perfecto entre ahorro y espacio de carga.

Ficha técnica

Seat León TGI
Seat León TGI

Fotos Prueba del nuevo Seat León TGI 2021: motor, precio, opinión,...

Comentarios Prueba del nuevo Seat León TGI 2021: motor, precio, opinión,...

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"