Prueba del Seat León e-Hybrid híbrido enchufable: precio, motor, autonomía,...

Hemos podido probar en profundidad el primer híbrido enchufable de la historia de Seat, el León e-Hybrid, un coche con una generosa autonomía, un precio competitivo y un motor bastante resolutivo de 204 CV totales.

Seat León e-Hybrid

El Seat León e-Hybrid es la consolidación de la apuesta tecnológica de la firma española, ya que ahora su coche estrella cuenta con cinco tecnologías diferentes, tras la llegada de las versiones TGI. Tras una primera toma de contacto en la presentación, salimos bastante contentos con lo que pudimos ver, pero ahora hemos tenido ocasión de hacer una prueba durante una semana y conocer más en profundidad al híbrido enchufable compacto. Está disponible desde 34.000 euros.

Diseño del Seat León e-Hybrid

Seat León e-Hybrid

El Seat León que tuvimos fue la versión Sportstourer, es decir, la carrocería familiar. También está disponible como compacto, pero optamos por probar el más largo y espacioso de los dos. Un coche que pese a su longitud (4,64 m) se maneja con fluidez y tiene una estética atractiva y dinámica. Es cierto que la deportividad que desprende el compacto es mayor, pero se aprecia el trabajo de Seat en tratar de unir dos conceptos tan opuestos como la habitabilidad familiar y un concepto dinámico.

Respecto a las versiones de combustión, hay muy poquitos cambios estéticos. Tan solo la tapa del cargador, en la aleta delantera izquierda, además de la insignia ‘e-Hybrid’, situada en el portón trasero del coche. Por lo demás, mantiene su atractiva trasera, con la luz infinita tan característica de Seat, además de una delantera con un largo capó para estilizar el conjunto.

Seat León e-Hybrid

Lo más destacable de esta versión que pudimos probar, la Xcellence, son sus acabados exteriores en cromado para darle un aspecto más premium. Estso detalles los vemos en los marcos de las ventanillas o en la parrilla, que quedan muy bien acompañados por unas llantas de 20 radios de 18 pulgadas.

Interior: nivel Xcellence

Seat León e-Hybrid

El interior del híbrido enchufable mantiene la misma calidad que las versiones de combustión. Esto quiere decir que encontramos, en general, materiales de calidad, con algunas excepciones, como en las puertas, donde el agarre cuenta con un plástico algo mejorable. Pese a esto, la calidad percibida es notable, con un acabado minimalista que rompen los cromados situados en el volante o salpicadero.

Desde que nos sentamos en el coche, la mirada se va directamente a la pantalla, ‘alma mater’ del León, ya que a través de ella se utiliza todo. Este sistema multimedia es espectacular, ya que cuenta con muchas funciones, aunque sí es cierto que las áreas donde tenemos que pulsar son algo pequeñas y la multitud de submenús requieren un proceso de aprendizaje para familiarizarse con la interfaz.

Como sucede en el resto de versiones, echamos de menos unos mandos de la climatización manuales, aunque sí es cierto que gracias a la banda háptica situada bajo la pantalla, subir y bajar la temperatura o el volumen resulta bastante sencillo, ya que el proceso, en definitiva, es similar al de los controles tradicionales.

Seat León e-Hybrid

Los asientos, por otro lado, resultan bastante cómodos y en esta versión, el confort parece algo más elevado que en otros modelos más básicos o deportivos. La comodidad es prioritaria y se nota, con unas butacas que sujetan bien la espalda y abrazan muy bien al conductor. Detrás, el espacio para las rodillas y la altura son suficientes para ofrecer confort a una persona de 1,85 m, como es mi caso, por lo cual consiguen una buena nota.

En cuanto al maletero, este es más pequeño que el que tienen las versiones de combustión, debido a que las baterías se encuentran bajo el suelo de este. Es por esto que quizá, la versión compacta se quede algo corta de espacio, ya que posee 270 litros frente a los 380 que posee un Seat León de combustión. Por ello, para beneficiarte de todos los privilegios de la hibridación enchufable sin perder mucho espacio, te recomiendo esta versión Sportstourer que aunque también pierde capacidad (de 620 a 470 litros), la cifra ya permite disfrutar a toda la familia.

En este caso, me ha gustado que el suelo del maletero esté a la misma altura que la boca de carga, de modo que puedes apoyar un objeto en el borde y simplemente empujarlo hasta colocarlo. Esto es realmente útil en cuanto a objetos pesados. ¿Lo malo de esto? Colocar objetos con cierta altura se hace complicado, precisamente por las baterías. Al subir el suelo del maletero, pierde verticalidad.

¿Cómo va el Seat León e-Hybrid? ¿Merece la pena pasarse a la hibridación enchufable?

Seat León e-Hybrid

El Seat León e-Hybrid tiene tres armas principales: el coste por kilómetro, la potencia combinada y la etiqueta cero emisiones. Motivos de sobra para comprar el coche, siempre y cuando cumplas una serie de requisitos que te conviertan en el comprador ideal de esta tecnología en concreto.

Lo primero es que el coste por kilómetro es bajo, siempre y cuando mantengas el coche cargado y lo hagas en casa. ¿Lo bueno? Que su batería es pequeña (13 kWh), por lo que es posible cargarlo en un enchufe normal en menos de seis horas. Por tanto, para ir y volver al trabajo tendrás batería de sobra (63 kilómetros de autonomía) y después, al llegar a casa, lo puedes dejar cargando para el día siguiente.

Seat León e-Hybrid

En este caso, si el uso que haces del coche es ocasional, te recomendamos que apuestes por un modelo gasolina o mild-hybrid, ya que no recuperarás la inversión extra que requiere un híbrido enchufable si haces pocos kilómetros al coche. Lo suyo es que en trayectos urbanos e interurbanos diarios, el coste por kilómetro te permita reducir mucho tus visitas a la gasolinera y de este modo, conseguir que tu coche te salga incluso más barato que otras versiones a priori más económicas.

El siguiente arma es la potencia combinada. El Seat León e-Hybrid cuenta con 204 CV gracias al trabajo conjunto de su motor de combustión de 150 CV y su propulsor eléctrico de 115 CV. Si tenemos el coche cargado, notaremos como el coche se mueve con una facilidad pasmosa, incluso si circulamos en modo 100% eléctrico. Si nos quedamos sin batería, es cierto que notaremos cómo el coche se vuelve menos dinámico que un microhíbrido, ya que con la misma potencia tiene que mover más peso, pero aún así, el Seat León se mueve con solvencia suficiente.

Seat León e-Hybrid

Lo bueno es que el Seat León e-Hybrid permite configurar el uso de la batería a nuestro gusto. Es cierto que arranca en modo 100% eléctrico, pero nosotros, una vez iniciada la marcha, podemos escoger el modo híbrido para que el propio coche optimice el uso de una u otra motorización, además de escoger el modo e-Save, que permite guardar cierta cantidad de electricidad para utilizarla en tramos urbanos, que es donde los coches gasolina sufren más. Si eres capaz de utilizar todos los recursos que ofrece con sabiduría, podrás disfrutar de un elevado nivel de dinamismo y un consumo bastante bajo. Eso sí, mantén el coche cargado, porque de no hacerlo verás como el gasto medio sube al nivel de un gasolina.

A estos modos de gestión energética se unen los clásicos modos de conducción (Eco, normal, Sport e individual), de modo que no solo permite gestionar el uso que hacemos de ambos motores, sino que es posible gestionar cuánto dinamismo queremos. El Seat León e-Hybrid permite, además, en algunos acabados, regular la suspensión de 15 formas diferentes, de modo que es posible encarar las curvas a nuestro gusto. Aunque este detalle entiendo que es para gente con una alta sensibilidad a la hora de conducir, ya que este coche, en el modo que sea, tiene un paso por curva de notable alto.

Seat León e-Hybrid

Por último, con la etiqueta cero podrás disfrutar de muchas ventajas, como acceder a zonas con restricciones o no pagar parquímetros. Por tanto, aquí también estarás logrando cierto nivel de ahorro. Si a todo esto le sumamos un equipamiento bastante completo (ayudas a la conducción, iluminación ambiental, asientos calefactados,…) podemos decir que Seat ha logrado lanzar al mercado un producto muy redondo.

Fotos Prueba del Seat León e-Hybrid híbrido enchufable: precio, motor, autonomía,...

Comentarios Prueba del Seat León e-Hybrid híbrido enchufable: precio, motor, autonomía,...

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"