Prueba: Ford C-Max 1.0 EcoBoost, ¿es mejor que el diesel?

Probamos el motor tricilíndrico de Ford que con 1 litro de cilindrada desarrolla 100 CV. Encima ahora tiene una promoción de 7.000 euros por liquidación.

Ford C-Max

El motor 1.0 EcoBoost se incorporó al Ford C-Max y Grand C-Max con la promesa de que podía acercarse a los consumos de los Diésel gracias a su arquitectura de tres cilindros y su baja cilindrada. Analizamos si estamos ante un motor de gasolina que realmente pueda ser una alternativa a un diesel, las mecánicas que suelen elegir los usuarios al comprar un monovolumen.

El motor 1.0 EcoBoost

El motor que lleva la unidad de esta prueba está dentro de la familia EcoBoost, que Ford define como motores de gasolina con buenas prestaciones y bajos consumos. Éste tiene la especial peculiaridad de que sólo tiene tres cilindros, una cilindrada más propia de una moto –apenas 1 litro–  y anuncia una potencia de 100 CV.

Pero no es la única solución aplicada al propulsor en busca de un menor consumo. El cigüeñal ha sido desplazado para reducir la fricción, el sistema de refrigeración ha conseguido que el bloque de cilindros se caliente antes que la culata (ahorra combustible en climas fríos), se ha unido el colector de escape a la culata para rebajar la temperatura de los gases y el peso, y lleva un árbol de levas con doble distribución variable, sin olvidarnos del turbocompresor.

Ford C-Max

Todas estas medidas consiguen que el Ford C-Max homologue 5,2 litros en consumo mixto con unas emisiones de 117 gr/km, quedando exento de pagar el impuesto de matriculación. También podremos encontrar este motor en el Ford Fiesta, Ford Focus, Ford B-Max y Ford Grand C-Max.

El comportamiento del Ford C-Max con este motor

Un viaje desde Madrid hasta el circuito de Kotarr nos sirvió de banco de pruebas para probar cómo se movía el Ford C-Max con este pequeño motor. Nada más arrancar el tubo de escape emite un sonido muy bonito, que se mantiene contenido una vez empiezas a engranar marchas y subir de vueltas. Sin duda, la sonoridad no será un problema a la hora de viajar, el ruido en el habitáculo está bien insonorizado.

La fuerza de empuje desde abajo es muy buena, no lo creerías de un motor de esta cilindrada, lo que permite un buen desempeño en ciudad, a lo que se une la nueva dirección eléctrica (antes era electrohidráulica). Una vez en carretera, con el coche lanzado no tendrás problemas para mantener la velocidad de crucero, aunque si le exiges lo que puede dar de sí no esperes los consumos homologados. Es quizás donde pierda su guerra con los diésel de prestaciones equivalentes: puedes gastar muy poco en un recorrido determinado a velocidad constante, y quedarte rozando por debajo los 6 litros. Pero la media real contando todo tipo de utilización difícilmente bajará de los 7,5 l/100 km.

Ford C-Max

El Ford C-Max cuenta con el sistema “Torque Vectoring Control”, una tecnología que hace las veces de diferencial activo frenando la rueda del interior de la curva para que al acelerar no haya tirones en la dirección. Así, junto a la buena puesta a punto de las suspensiones y a la precisión de la dirección, se ha conseguido una gran agilidad, a lo que podemos sumar un balanceo muy contenido, algo muy positivo para un monovolumen: podemos asegurar que el Ford C-Max está entre los monovolúmenes con mejor equilibrio entre tacto deportivo al volante y confort de marcha dentro de su categoría.

El Ford C-Max por dentro

Si has montado, o visto, anteriormente un Ford Fiesta o un Ford Focus no notarás mucha diferencia en el diseño del puesto de conducción, al menos en cuanto a formas o distribución de mandos. El asiento es confortable y rápidamente puedes encontrar tu postura ideal pese al diseño agresivo que muestran todas las molduras.

Ford C-Max

El "pero" que tiene este interior de Ford es la cantidad de botones que encuentras por todos lados. El volante tiene los típicos en los radios a los que se añaden dos extras en la parte inferior que parecen no formar parte del conjunto. Al equipo de música le pasa casi lo mismo con tantos botones, y tampoco estaría mal una pantalla multimedia más grande, algo que ya se ha solucionado en el nuevo Ford Focus.

Para la banqueta trasera tenemos una solución que pude hacer ganar comodidad a los ocupantes de estos asientos si sólo son dos. La plaza central se abate hacia atrás, pudiendo luego colocar los asientos laterales más centrados y atrasados, respecto a su posición inicial, lo que repercute en un espacio mayor para las rodillas. Si llevamos la banqueta completa si notaremos más estrecheces con tres personas montadas.

Ford C-Max

La capacidad del maletero, algo muy importante en este segmento, coloca al Ford C-Max en la media con sus 471 litros, con kit antipinchazos, o 432, en el caso de equipar rueda de repuesto de emergencia. Comparado con su competencia tenemos modelos superiores como el recién renovado Citroën C4 Picasso (537 l), similares como el Renault Scenic (437 l) e inferiores como el Seat Altea (409 l). 

Versión recomendada del Ford C-Max Ecoboost

Para el C-Max, Ford ofrece tres acabados: Trend, Edition y Titanium. El tipo de usuario que busca un coche que consuma poco, como es el de nuestra prueba, también quiere un buen precio por ello es normal que solo se ofrezca la versión Trend, que pese a ser la básica, tiene bastante equipamiento de serie como la radio con Ford SYNC, el climatizador, el control de crucero/limitador de velocidad con un precio sin descuentos de 18.750 euros.

Ford C-Max

Las otras alternativas que podrás escoger en el Ford C-Max son los motores diésel de 95, 115 y 140 CV que te saldrán por unos 3.000 euros más de diferencia con respecto a la versión de gasolina con el mismo equipamiento, y un gasolina también Ecoboost, en este caso de 125 CV con un coste superior de 1.000 euros, opción que deberías tener en cuenta si viajas a menudo con mucha carga, aunque ya hemos dicho que el 1.0 con 100 CV va de maravilla.

Dentro de los opcionales hay dos posibilidades interesantes. Por un lado el “Paquete City” con sensor de parking trasero, retrovisores plegables y elevalunas eléctricos y por otro el navegador, ambos con un coste de 600 euros.  

Rivales del Ford C-Max

Si hacemos una selección con todos los rivales del Ford C-Max dejando sólo a los que tienen un motor de gasolina de potencia similar encontramos cuatro alternativas. Están las que vienen del Grupo Volkswagen, con el Seat Altea y el Volkswagen Touran y sus magníficos motores TSI/TFSI, y luego quedarían el Fiat 500L y el Opel Meriva.

Ford C-Max

Por precio, teniendo en cuenta que hemos elegido el acabado más bajo, quedan por debajo tanto el Fiat 500L (17.900 €) como el Opel Meriva (17.410 €), mientras que el Seat Altea (19.301 €) y el Volkswagen Touran (23.090 €) son más caros.

Promoción de descuento de 7.000 euros

Con la puesta a la venta del nuevo Ford C-MAX a la vuelta de la esquina, la marca americana ha lanzado una campaña en la que se podría conseguir un descuento de hasta 7.000 euros en la compra del monovolumen.

El precio final rebajado dependerá de la versión y equipamientos elegidos e incluye IVA, impuesto de matriculación y descuento por financiar a través del programa “Vente a Ford Credit Classic”.

La promoción afecta a 500 Ford C-MAX y estará disponible hasta finales del mes de abril.

Ford C-Max

En Auto10 || Prueba: Ford C-Max y Grand C-Max. El monovolumen compacto de mejor comportamiento

 

¿Quireres ser un experto en temas de motor?

Descarga nuestra revista digital e interactiva MotorLife Magazine.

¡Es GRATIS!

Motorlife

Fotos Prueba: Ford C-Max 1.0 EcoBoost, ¿es mejor que el diesel?

Comentarios Prueba: Ford C-Max 1.0 EcoBoost, ¿es mejor que el diesel?

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"