Prueba Jeep Compass, el SUV compacto con esencia 4x4

El Compass es la apuesta de Jeep en uno de los segmentos con más éxito. Probamos su motor 1.4 Multijet de 140 CV y te aconsejamos las mejores opciones para su compra.

Prueba Jeep Compass

Hoy probamos en Auto10 el Jeep Compass, un SUV con alma de todoterreno, que para eso es un Jeep, que se encuentra dentro de la categoría media con rivales tan duros y líderes en ventas como el Nissan Qashqai, el SEAT Ateca o el Peugeot 3008. Por ello, vamos a analizar las cualidades que le hacen diferenciarse dentro de esta difícil competencia.

Análisis del Jeep Compass

Este Jeep Compass es la segunda generación del modelo americano. La primera estuvo a la venta en nuestro país entre 2007 y 2014, con un diseño un tanto peculiar, mientras que la actual se empezó a comercializar en 2017. Tomando como punto de partida la base del Jeep Renegade con el que también comparte motorizaciones, queda englobado dentro de la gama Jeep por encima de éste y por debajo del Jeep Cherokee.

Prueba Jeep Compass

A mí el diseño de esta generación si me ha parecido agradable, con una parrilla que recuerda mucho a los modelos de Jeep, cierta altura al suelo para diferenciarse bien como SUV y detalles a la moda del segmento como pueden ser el techo en un color distinto a la carrocería. No le falta tampoco el detalle de los diseñadores, que han dibujado una serpiente en el cristal trasero como puedes ver en la fotografía de la galería.

El interior del Jeep Compass

Tras dar la vuelta de rigor alrededor de nuestro coche de pruebas, toca entrar en nuestro Jeep Compass. Lo primero que te das cuenta al colocar los retrovisores es que los pilares traseros son grandes, incluso los delanteros también un poco, por lo que te restan algo de visibilidad. No es algo muy grave ya que no estamos ante un coche muy grande, a la hora de hacer maniobras, y siempre te podrás ayudar de los avisos o de la cámara de marcha atrás (si está equipada).

Prueba Jeep Compass

Los asientos me parecen cómodos y como comprobaré más adelante en ruta, tienen un agarre normal. El volante es más bien tirando a grueso y tiene unos botones grandes, ideales para aquellos que tengan dedos anchos. Metiendo la mano por detrás encontraremos botones a ambos lados que pueden modificar el volumen (derecha) o la frecuencia de la radio (izquierda). Si bien no son visibles de primeras, me parece una opción más cómoda y fácil de usar que colocar más “piñas” o palancas de accionamiento.

Repasando un poco a tu alrededor, encontrarás en este Jeep Compass materiales acordes a lo pagado, con algunos plásticos blandos y ajustes correctos. Si me parece que dentro del diseño del salpicadero ha quedado un poco baja y recta la pantalla multimedia, dificultando levemente su visión desde el puesto del conductor. Nuestra unidad de pruebas contaba con el sistema de sonido de Beats, que aporta un sonido de calidad.

Prueba Jeep Compass

En la zona trasera encontramos unos asientos con un respaldo un poco duro, con salidas de aire acondicionado y con una plaza central algo lastrada por el túnel de transmisión de la tracción total. Tienen un buen espacio para las piernas y correcto, pero no muy holgado, en altura.

Nos quedaría la zona del maletero, que por el diseño de la parte trasera del Jeep Compass ha quedado la boca de carga un poco alta. Cuenta con una bandeja que separa en dos la carga y con sus 438 litros homologados se ve superado en este apartado por bastantes de sus rivales.

Prueba Jeep Compass

Prueba del Jeep Compass

Nada más arrancar nuestro Jeep Compass su motor nos da la bienvenida. Nuestra unidad de pruebas equipaba el 2.0 Multijet II de 140 CV que se deja notar cuando está frío. Pero no hay que alarmarse, este ruido desaparece rápidamente en cuando empezamos a sumar kilómetros, solo apareciendo eventualmente en alguna aceleración fuerte.

Su configuración, teniendo en cuenta que venía con la caja de cambios automática Auto9, me ha parecido muy centrada a bajar consumos, ofreciendo su acelerador cierta resistencia para “no correr”. Esto puede dar la sensación de que tiene menos potencia de la anunciada, aunque si le exiges con aplomo el Jeep Compass te responderá (teniendo en cuenta que tiene 140 CV).

Prueba Jeep Compass

Realizando rutas de todo tipo (ciudad, urbanas e interurbanas) el ordenador de a bordo me ha marcado 7 litros. Es curioso porque no recordaba un coche que te lo indicara en número enteros como pasa en este Jeep Compass. Teniendo en cuenta como se movía, podría decir que estaría entre los 6,5 y los 7 litros (homologa 5,7 litros).

Circulando con el cambio en modo automático si se deja notar levemente la transmisión entre marchas, hay coches en el mercado con cajas de convertidor de par más bruscos, recalcando en su puesta a punto el carácter eficiente del coche. No cuenta con un modo “Sport” para sacar más rendimiento y se puede manejar de forma manual accionado la palanca (no existe la posibilidad de contar con levas). En este modo también se percibe la transición entre las nueve relaciones.

Prueba Jeep Compass

En cuanto a su dinámica, me ha gustado mucho el tacto de la dirección, siendo muy directa a mis órdenes. La pena es que el espíritu aventurero de este Jeep Compass le hace contar con unas suspensiones algo altas para rodar en carretera, lo que penaliza al SUV americano en el paso por curva donde es más lento que algunos de sus competidores.

Respecto a su pantalla multimedia, obviando el tema de su posición antes comentado, me ha parecido que cuenta con una interfaz moderna y con todos los elementos imprescindibles (radio, conectividad para móviles, navegador, aplicaciones Uconnect). Era la versión de 8,4 pulgadas que es de serie en el acabado Traikhawk y con un coste de 1.650 euros en nuestro acabado Limited.

Prueba Jeep Compass

El Jeep Compass fuera del asfalto

Jeep no ha descuidado las capacidades off-road de este Compass, aunque con ciertos matices. Es verdad que contamos como punto de partida con una buena altura libre al suelo con 20,4 cm, si es una variante con 4x4 como nuestra unidad de pruebas, y unos ángulos de ataque y salida correctos en ambos lados, comparados con sus rivales, pero tampoco nos permitirán muchas alegrías.

Otro punto a nuestro favor en este tipo de rutas es contar con distintos modos electrónicos (Select-Terrain) que modifican el comportamiento. Para empezar podrías activar la tracción total con el gran botón “4WD Lock”, al que se suman los “Auto” (el coche circula con tracción delantera hasta que nota una pérdida de adherencia y pasa a total), “Snow” (para nieve), “Sand” (para terreno arenoso) y “Mud” (para barro).

Prueba Jeep Compass

Mi consejo es que si de verdad vas a hacer bastantes kilómetros por tierra mires el acabado Trailhawk. Éste cuenta con una mayor altura libre al suelo (+ 2,5 cm), parachoques rediseñados que mejoran los ángulos de ataque y salida, placas protectoras para los bajos y neumáticos M+S más aptos para estas condiciones. La pega es que te costará casi 1.800 euros más que el acabado Limited que tiene nuestra unidad de pruebas y que únicamente va asociado al motor 2.0 Multijet II de 170 CV, con cambio automático y tracción total.

¿Qué motor es mejor para el Jeep Compass?

Los motores de acceso tanto para la gasolina como para el diésel son los que más posibilidades de equipamientos tienen disponibles (Sport, Longitude, Limited, Night Eagle). En ambos casos siempre van asociados a la tracción delantera y al cambio manual. Teniendo en cuenta que este coche se enfoca a viajar en familia, yo los descartaría por poca potencia, sobre todo en el caso del 1.4 Multiair. Es por ello que en gasolina siempre iría a por el 1.4 Multiair de 170 CV, aunque como contrapunto tiene que siempre combina 4x4 y cambio automático además de ser exclusivo para el equipamiento Limited.

Prueba Jeep Compass

Teniendo en cuenta todo esto, me parece una opción más recomendable que los anteriores el 2.0 Multijet de 140 CV de nuestro Jeep Compass. Pese a su carácter “ecológico” puede mover bien a este SUV y lo puedes escoger con cambio manual o automático, aunque siempre con la tracción total que nos subirá algo el consumo. Si quieres algo más de brío, siempre podrás recurrir al 2.0 Multijet 170, automático y con tracción total.

Antes de que acabe el año llegarán las versiones híbridas enchufables 4x4e para el Jeep Compass con potencia de 190 o 240 CV. Con 50 kilómetros de autonomía eléctrica contarán con la pegatina 0 emisiones y habrá que ver sus precios porque podría cambiar todo lo escrito anteriormente.

Prueba Jeep Compass

¿Qué equipamiento es mejor?

La gama de equipamientos del Jeep Compass está escalonada de la siguiente manera: empieza con el Sport, le sigue el Longitude y por encima de éste quedan el Limited, Night Eagle y Trailhawk, cada uno con sus peculiaridades.

Revisando la lista de elementos que tiene cada uno de los citados equipamientos hay que decir que el acabado Sport (no es deportivo pese a su nombre) no está nada mal para ser el de acceso. Su punto débil es su combinación de motores disponibles (1.4 Multiair 140 y 1.6 Multijet 120).

Prueba Jeep Compass

Por tanto mi recomendación es claramente decantarse por el Longitude, que añade elementos interesantes como el climatizador en dos zonas, los sensores de aparcamientos traseros o el sistema multimedia Uconnect en pantalla de 7 pulgadas. Tiene disponibles los 1.4 Multiair 140, 1.6 Multijet 120 y 2.0 Multijet 140 con cambio manual.

Sobre los otros tres que me quedan un comentario para cada uno. El Night Eagle es más un acabado estético por lo que no suma mucho al Longitude y cuesta 1.500 euros más. El Limited justifica su subida de precio, pero le faltaría el avisador de ángulo muerto o la cámara de marcha atrás que debes pagar como opcionales. Y en cuanto al Traikhawk, ya lo he comentado antes siendo ideal para salir mucho del asfalto aunque solo tiene un motor disponible (2.0 Multijet 170).

Prueba Jeep Compass

Los rivales del Jeep Compass

Este Jeep Compass está englobado en los SUV compactos, uno de los segmentos que más se venden en nuestro país y que cuentan con una gran competencia. Es por ello que aquí te dejo una lista de pruebas que hemos realizado sobre alguno de ellos para que puedas comparar de la mejor manera.

Fotos Prueba Jeep Compass, el SUV compacto con esencia 4x4

Comentarios Prueba Jeep Compass, el SUV compacto con esencia 4x4

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"