Prueba nuevo Skoda Karoq 2.0 TDI 4x4

Prueba Skoda Karoq

La selección de vehículos SUV o todocamino de tamaño compacto ha aumentado mucho. Todas las marcas han creado su visión de este tipo de coche y Skoda ha sido un de las últimas con el nuevo Skoda Karoq, modelo primo hermano del Seat Ateca y que se mete en el corazón del segmento SUV-C para luchar con coches conocidos como el Nissan Qashqai o el Hyundai Tucson.

Prueba Skoda Karoq

Prueba Skoda Karoq, tamaño y diseño

El Skoda Karoq es un SUV, con su carrocería ligeramente elevada, ruedas grandes y con versiones 4x4, pero es un coche versátil para ser usado a diario en carretera. Mide 4,38 metros de largo y tiene un diseño muy Skoda, con faros de líneas rectas y formas de la carrocería poco extravagantes, buscando la sofisticación y la sobriedad. El problema es que estos diseños necesitan ruedas grandes y acabados altos para destacar mínimamente. Con suerte nuestro Skoda Karoq tenía el acabado superior Style (de dos posibles) y las llantas opcionales de 19 pulgadas (500 €), así que tenía buena imagen exterior. Y también interior con la tapicería bicolor beis-negro, uno de las tres combinaciones disponibles sin coste para los Skoda Karoq Style.

Prueba Skoda Karoq

Prueba Skoda Karoq, interior y espacio

El interior tiene dos buenas plazas delanteras, con buena visibilidad, buenos materiales en las superficies a la vista y un diseño elegante y simétrico poco llamativo, sin pantallas flotantes o líneas chocantes a primera vista. La calidad es muy buena y se nota en el panel de instrumentación, en la iluminación de los mandos, el tacto del volante o en la perfecta organización de todos los dispositivos. Detrás, hay el espacio típico de un compacto normal (Golf, Focus, 308…), ni mucho, no poco. Skoda sabe que las familias que necesiten mucho espacio atrás tienen el hermano mayor Skoda Kodiaq. Donde brilla el Skoda Karoq, es en el espacio para el maletero, que se anuncia en 521 litros, sumando el espacio de la rueda de repuesto, pero que es muy amplio igualmente. También destaca la cantidad de detalles prácticos típicos de Skoda, como los ganchos para colgar bolsas en el maletero.

Prueba Skoda Karoq

Prueba Skoda Karoq, motor diésel de 150 CV

Hemos probado el Skoda Karoq, con el motor 2.0 TDI de 150 CV, disponible sólo con tracción total, en nuestro caso con cambio manual –también lo hay con cambio automático DSG-. El motor es conocido y es suficientemente poderoso para dar buenas recuperaciones de velocidad en cualquier momento. Anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos. El motor 2.0 TDI ha ganado suavidad en el tacto y el sonido, pero sigue dejando claro que es un diésel. Los consumos son moderados, los 5,0 l/100 km homologados son muy difíciles de conseguir, pero sí puedes moverte con soltura entre 6,5 y 7 litros a los cien y bajar algo en viajes a velocidad tranquila. Tenía miedo de que con la tracción total y el motor diésel grande se sintiera algo pesado, pero no es así. Aunque anuncia 1.500 kg, entre el par del motor y el buen chasis del coche no sientes que lleves un coche pesado, no hay balanceos, inercias en frenadas o falta de aceleración.

Prueba Skoda Karoq

Prueba Skoda Karoq, comportamiento

Un punto muy bueno del Skoda Karoq es su comportamiento, que permite una conducción rápida y muy ágil haciéndote olvidar que llevas un SUV. Los neumáticos de perfil bajo, con estas grandes llantas, se agarraban al asfalto reduciendo al mínimo cualquier tendencia subviradora. No obstante, para una conducción normal, que no se acerque a los límites de adherencia en el día a día, las llantas de serie de 18 pulgadas que vienen con el acabado Style con este motor son un gran compromiso entre estética, agarre y confort.

Prueba Skoda Karoq

Prueba Skoda Karoq, tracción total

La tracción total casa muy bien con el motor diésel de 150 CV, porque cuando se acelera fuerte llega mucho par de golpe y si estamos con suelo mojado, frío y resbaladizo, saliendo de una rotonda sucia o incorporándonos a una carretera desde parado, sería muy fácil hacer derrapar las ruedas. El sistema Haldex de última generación funciona perfectamente en estas situaciones aumentado la tracción para que el par se convierta en aceleración. No hemos sacado el coche del asfalto, aunque vemos que podría defenderse aceptablemente en caminos transitables y no muy complicados. El control de tracción y la tracción total permiten más de lo que parece, pero si se va a conducir fuera del asfalto de forma habitual, recomendamos las llantas de serie y pedir el coche con neumáticos M+S al menos. Incluso existe la opción de protección de bajos (165 €), que protege las partes más sensibles del motor y la transmisión con unas planchas ligeras –no son de acero como en una preparación 4x4 extrema-.

Prueba Skoda Karoq

Prueba Skoda Karoq, equipamiento y precio

En cuanto al equipamiento, el Skoda Karoq Style poco le hace falta. Bueno, en verdad las tecnologías de seguridad y anticolisión son opcionales, sueltas o por paquetes (de 1.000 ó 1.400 €), y creo que algunas de ellas deberían de ser de serie como en algún rival de su segmento. El Skoda Karoq puede llevar en opción hasta la instrumentación digital. Recomiendo instalar el navegador sencillo Amundsen (240 €) a no ser que seas un loco de la tecnología. Si lo eres, el Columbus (1.135 €), trae la pantalla grande, la navegación con alertas de tráfico, conectividad avanzada con smartphones, mejores altavoces y más funciones. Los asientos delanteros térmicos sólo cuestan 195 euros. De todas formas, si hay presupuesto, creo que antes que las llantas, el navegador u otro opcional, con este motor me gastaría el dinero en el cambio DSG, que ayudará a suavizar el comportamiento del motor diésel y a hacer la conducción más agradable. Recuerda que el cambio automático lo utilizarás en cada kilómetro, mientras que el navegador una o dos veces al mes.

Prueba Skoda Karoq

El precio de nuestra unidad era elevado, pasando de 36.000 euros antes de los descuentos, pues llevaba de todo, menos el techo panorámico. La gama de precios del Skoda Karoq es variada, pero si quieres un Skoda Karoq diésel te recomiendo gastarse el dinero en el 2.0 TDI 4x4 DSG y ahorrar en el acabado Ambition (26.350 € con descuento de financiación incluido) con alguna opción. Pero ojo a los gasolina 1.5 TSI de 150 CV, porque serán muchos más agradables y baratos si no se van a hacer muchísimos kilómetros al año. Con acabado superior Style, 4x2 y cambio manual, se queda en 24.540 € con los descuentos.

Fotos Prueba nuevo Skoda Karoq 2.0 TDI 4x4

Comentarios Prueba nuevo Skoda Karoq 2.0 TDI 4x4

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"