Prueba Kia Xceed 1.4 T-GDI: un crossover llamado a ser un superventas

Hemos tenido la oportunidad de probar el nuevo crossover de Kia, el Xceed, un coche llamado a convertirse en un superventas debido a su precio, prestaciones y un aumento considerable del confort respecto al compacto original.

 

Kia Xceed

 

El Kia Xceed es la versión más campera del compacto coreano. Un coche por el que Kia ha apostado fuerte, ya que nosotros entendemos que está llamado a ser un auténtico superventas. Desde luego, Kia tiene esa intención. Ya en su presentación afirmaron que "el Kia XCeed vendería más que toda la gama Ceed junta". Vamos, que este crossover, con un comportamiento bastante deportivo buscará consolidar la gama Ceed en todos los mercados del mundo apuntando su disparo hacia un segmento SUV que mantiene su auge.

 

 

Prueba Kia Xceed 1.4 T-GDI: cómo es por fuera

 

Kia Xceed

 

El Kia Xceed nos parece un coche muy atractivo. Cuenta con una mayor musculatura que su hermano compacto y con ciertos componentes en su estética que recuerdan a un SUV, como sus pasos de rueda o una mayor altura, aunque sin llegar a serlo. Desde luego no es un Ceed “levantado”: del original, solo perduran los paneles de las puertas delanteras

En este caso, el Kia Xceed que hemos probado equipa la pintura amarilla que la propia marca ha decidido promocionar en toda su campaña comercial. Una especie de color mostaza bastante acertado, en combinación con detalles en negro piano entre la ventanilla delantera y trasera para dar una sensación de que estas son más grandes.

Los cromados son protagonistas en todo el coche: en el marco de las ventanillas, en el faldón lateral, en el diseño frontal o en el paragolpes trasero. Aunque estos dan la sensación de ser algo sensibles a golpes o rozaduras debido a su diseño mate. Cierto es que con el coche nuevo lucen mucho, pero deberás tener mucho cuidado a la hora de decidir dónde aparcas.

Prueba Kia Xceed 1.4 T-GDI: un interior cuidado, con un diseño rompedor

 

Kia Xceed

 

En el caso del Kia Xceed de pruebas que tuvimos, nos encontramos con un interior bastante rompedor. Los asientos, de cuero, cuentan con bordados color amarillo en forma de rombo que los hacen muy llamativos, aunque entendemos que no gustarán a todo el mundo. Eso sí, estos son muy cómodos y resulta fácil encontrar una postura de conducción mediante regulación eléctrica. ¿Lo mejor? Que al abrir el coche, estos se desplazan de forma automática hacia atrás del todo, facilitando de esta manera el acceso al conductor. 

Un buen detalle premium, de los que el coche está lleno. Por ejemplo, vemos cómo Kia ha decidido apostar por el amarillo para bordear las salidas del aire o dar contorno a la pantalla de infoentretenimiento, que en este caso es opcional. Pantalla que, aunque intuitiva y algo orientada hacia el conductor, da la sensación de que está lejos de la mano

Por su parte, la instrumentación digital está muy bien. Buena calidad de imagen y con la información ordenada de forma muy intuitiva para que el conductor dirija la mirada hacia este elemento lo menos posible. Otro detalle que permite tener la sensación de estar ante un coche premium.

La capacidad para guardar objetos es magnífica, ya que cuenta con múltiples compartimentos que quedan muy a mano para ordenar todo lo que necesitemos tener cerca. Eso sí, eliminaba los detalles en negro piano, que son multitud, ya que tienen una capacidad única para registrar sobre ellos cualquier tipo de huella, mancha o desperfecto.

Y aunque el coche parezca muy grande, lo cierto es que no lo es. Se trata de una versión del Kia Ceed, un compacto. Por tanto, no te esperes la habitabilidad de una berlina, aunque esta sea bastante generosa tanto delante como detrás. Quizá, lo peor, sea la distancia que separa las cabezas del techo, en la parte trasera, castigado por llevar a cabo un diseño bastante coupé. Lo que sí encontrarás en este coche es un gran crecimiento del maletero: de los 395 litros del Kia Ceed hasta los 426 de este Xceed.

Prueba Kia Xceed 1.4 T-GDI: un motor con alegría pero sin grandes consumos

 

Kia Xceed

 

El motor que equipa este Kia Xceed es un 1.4 T-GDI turboalimentado de 140 CV que permite conducir con bastante alegría. Acelera con fuerza y permite llegar a velocidades altas con facilidad, acompañado en este caso por un cambio automático de doble embrague y siete velocidades 7DCT que tiene un rendimiento excepcional, que puede ser sustituido por una caja manual de seis marchas.

Eso sí, su turboalimentación y el mapa de la caja de cambios hacen que este sea un coche con el que consumir de forma racional. Homologa 6,2 l/100 km y es fácil acercarse a esas cifras. En Auto10, logramos hacer unos consumos de 6,5 l/100 km, lo cual está bien al tratarse de un motor gasolina, una carrocería crossover y un coche pensado para algo más que entornos urbanos. Sin duda, Kia ofrece un coche racional con capacidad para otorgar al conductor pequeñas dosis de diversión.

¿Lo que menos nos ha gustado? La capacidad del depósito: es de 56 litros según la ficha técnica, pero da la sensación de ser bastante inferior. Esto provoca bastante angustia debido a que es necesario visitar con frecuencia las gasolineras… y a nadie le gusta la sensación de gastar demasiado, aunque no sea real. Por otro lado, nos ha encantado la capacidad del coche para reflejar la autonomía restante de forma casi instantánea: parece un coche eléctrico en este sentido.

Prueba Kia Xceed 1.4 T-GDI: comportamiento

 

Kia Xceed

 

Cuando os hemos dicho que el motor ofrece grandes dosis de diversión, también lo hace su comportamiento. El tacto de la dirección es excelente, la respuesta de los pedales también lo es y el coche coge las curvas con bastante aplomo. Se nota que es un coche que se queda a medio camino entre un SUV y un compacto, por lo que no hereda totalmente los vicios de los todocamino.

Todo ello con un confort de marcha bastante elevado, debido al alto nivel de insonorización con el que cuenta este Kia Xceed. El habitáculo apenas recibe decibelios del motor y desde dentro no se nota la presencia de viento. Lo que sí se aprecia, al tener techo panorámico esta versión, es el sonido de la lluvia, que se estampa contra el cristal superior. Pero esto es común en todos los coches con techo descubierto. Ya es decisión tuya equiparlo o no.

Ese confort también se aprecia a la hora de enfrentarse a irregularidades del terreno. La suspensión absorbe y no filtra al habitáculo la mayoría de los baches o badenes que se topa un conductor habitualmente en su camino. Y tampoco hay una sensación de rebote al salir de ellos, por lo que el Kia Xceed puede convertirse en un gran compañero de viaje. 

Lo cierto es que en este aspecto es donde más nos ha podido gustar, ya que conducirlo es una auténtica gozada en este sentido. ¿Qué echamos en falta? Unas levas en el volante. Aunque entendemos que el comprador de este coche estará más pendiente de la habitabilidad y el confort de marcha que de la deportividad que pueda ofrecer. 

Prueba Kia Xceed 1.4 T-GDI: equipamiento

Kia Xceed

El Kia Xceed que hemos podido probar durante estos días cuenta con el acabado Emotion, el más alto de la gama. Se trata de una versión con un nivel de equipamiento muy elevado, ya que lleva todo lo disponible para este coche: detección de fatiga, sensores de aparcamiento delante y detrás, cámara trasera, asistencia al estacionamiento, advertencia de salida de carril y colisión frontal… Todo por la seguridad.

En ese aspecto, también equipa airbags de cortina, dos en el frontal, laterales delanteros… vamos, que este Kia Xceed, en caso de impacto, te salvará la vida y esto es algo muy importante. Otro detalle de los que gustan: el techo solar panorámico, tan agradable en días soleados. O las barras del techo para cargar objetos. 

Otro detalle que lleva el Kia Xceed que probamos con acabado Emotion son los pedales deportivos, una auténtica delicia para explotar ese motor que, como os hemos comentado, tiene tantísima alegría. De este modo, conducir en ciertos tramos de montaña, por ejemplo, se hace verdaderamente agradable y el cansancio de la pierna se reduce.

El precio de esta unidad es de 28.336 euros, teniendo en cuenta que la pintura es un extra sí o sí de 520 euros (salvo que escojas el blanco, en ese caso es de 219 euros). Podría costar 2.700 euros menos si eliminamos el “pack yellow”, que básicamente, está compuesto por las piezas del interior que van de color amarillo. El coste total ya tiene un descuento ya aplicado por la propia marca de 5.785 euros.

Fotos Prueba Kia Xceed 1.4 T-GDI: un crossover llamado a ser un superventas

Comentarios Prueba Kia Xceed 1.4 T-GDI: un crossover llamado a ser un superventas

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"