Prueba 10 Renault Clio TCe 100: referente en su categoría

Nos puesto a los mandos de uno de los referentes de los utilitarios con su motor gasolina intermedio. Ha aumentado su calidad y ha mejorado en carretera.

Prueba Renault Clio

Los utilitarios han visto como los SUV, de tamaño pequeño y medio, les han arrebatado el primer puesto en ventas en nuestro país, pero en 2020 la guerra volverá a ser feroz. A los Peugeot 208 y Opel Corsa, se les une en las últimas renovaciones de este segmento el Renault Clio, protagonista de nuestra prueba y que en el último año fue el segundo más vendido de su categoría solo por detrás del popular Dacia Sandero. ¿Cuáles son sus argumentos para seguir entre los primeros puestos?

Prueba Renault Clio: un diseño continuista

Si te encontraras en un centro comercial aparcados al lado un Renault Clio de la anterior generación con este modelo podrás apreciar que el diseño es actual, pero siguiendo un poco la estela de su antecesor. Incluso puede parecer un restyling, pero no, es completamente nuevo en plataforma y carrocería.

Me parece acertado que en su parte delantera se hayan adaptado los faros a imagen y semejanza de los Renault Megane o Renault Talisman, otorgando más imagen de marca. Aunque hay ciertos detalles de diseño que no me convencen mucho, como seguir colocando las manetas de las puertas traseras donde terminan los cristales, lejos del alcance los niños, o una boca del maletero que creo ha quedado algo alta y cuya apertura no encuentras a la primera, ya que por el contrario queda algo baja.

Prueba Renault Clio

Prueba Renault Clio: un interior mejorado

Varios compañeros ya me habían avisado del salto de calidad del nuevo Renault Clio en cuanto a materiales interiores y tras la semana que lo tuvimos para la prueba no puedo más que refrendarlo. A primera vista los plásticos tienen más calidad, se han retirado algunos duros para dar paso a otros más mullidos, e incluso el volante cuenta con una apariencia más sofisticada ahora (basta con fijarse en los mandos del manos libres o del control de crucero). Nos quedaría por sumar una botonería en el salpicadero con mejor apariencia.

No podemos olvidarnos tampoco del salto en el apartado de pantallas, del que te hablaré en profundidad más abajo, con un panel de instrumentación que ya cuenta con digitalización, así como el último sistema multimedia Easy Link que pronto heredarán modelos más grandes como el Renault Espace.

Prueba Renault Clio

El espacio de las plazas delanteras me ha parecido bastante bueno para adultos de todo tipo de tallas, con posibilidad de ajustar a medida el volante o los asientos. Sentado a los mandos noto que la visión trasera ha quedado un poco reducida por la forma de la luneta trasera y más lo que te quitan los reposacabezas, aunque vayan en su posición más baja.

Detrás la cosa ya cambia un poco más. Yo me sentí cómodo en cuanto al espacio para las piernas, aunque con la altura no puedo decir lo mismo, pese a que mido 1,73 m. No podemos decir que estas cotas sean malas, porque teniendo en cuenta el tamaño de poco más de cuatro metros se encuentra en la media del segmento, aunque sin llegar a la amplitud del SEAT Ibiza, por ejemplo.

Prueba Renault Clio

En cuanto al maletero ya comenté anteriormente que tiene una boca de carga algo alta. Luego encontramos un espacio de 340 litros, con unas formas muy rectas que ayudarán a colocar los bultos de forma cómoda. De nuevo en este apartado se queda por debajo del SEAT Ibiza, pero supera con creces a los Peugeot 208 u Opel Corsa.

Prueba Renault Clio: aplomo en carretera

Para la primera prueba de este Renault Clio escogimos el motor de gasolina intermedio. Se trata de un bloque tricilíndrico con 100 CV que por ahora solo se ofrece con cambio manual. De primeras me parecido que era más refinado, en cuanto a ruido y vibraciones, frente al de 90 CV de la generación anterior, aunque conservando una gran alegría cuando sube de velocidad. Sorprende como recupera hasta circulando a 120 km/h, como si tuviera más potencia.

Prueba Renault Clio

Aunque claro, tanta alegría puede hacer que el consumo que marque el ordenador de a bordo sea algo alto. Durante los días que tuve el Renault Clio, combinando todo tipo de trayectos y carreteras, me he movido en torno a los 6,5 litros (ha homologado 5,8 litros). En días muy favorables y con velocidades constantes no es difícil verle cómodamente en los 5 litros.

Siempre podrás jugar con sus modos de conducción disponibles para modificar estas cifras. De partida estará activo el My Sense, un modo personalizable por el propio conductor. Con nuestro motor y acabado solo podía cambiar el tacto de la dirección, siendo las otras opciones de personalización. Luego tendríamos el ECO para conseguir mejores consumos e ideal para circular en ciudad ya que no retiene mucho, o el Sport para conseguir sacar el máximo rendimiento a la mecánica.

Prueba Renault Clio

Como indicaba anteriormente, por ahora solo está disponible con cambio manual de cinco velocidades. Sus desarrollos son algo largos, para bajar los consumos, echándose de menos una sexta relación en vías rápidas. No me convenció mucho el tacto de su palanca, que incluso en algún momento emitía algún ruido por debajo del nivel de lo que ha crecido este Renault Clio.

Y para concluir este apartado nos quedaría hablar del chasis. Estrenando la nueva plataforma CMF-B, el Renault Clio parece más un compacto que un utilitario. Aguanta más que de sobra los 100 CV, con un gran aplomo a la hora de abordar cualquier curva en carretera. La pena es que la dirección no acompaña en la misma onda, transmitiendo poco de lo que pasa entre tus manos y el asfalto.

Prueba Renault Clio

Prueba Renault Clio: ¿Cuál es el mejor motor?

Tres motores de gasolina, otro que funciona indistintamente con sin plomo 95 y GLP, además de dos diésel. En el nuevo Renault Clio tenemos varias opciones, pero vamos a intentar ajustar un poco más e intentar ayudarte a encontrar el motor que mejor se adapta a tus necesidades del día a día.

Para un utilitario yo creo que la mejor opción es un motor de gasolina. Dentro de los tres con los que cuenta el Renault Clio me ha gustado mucho el comportamiento del TCe 100 de nuestra unidad de pruebas, ideal para moverse entre semana en la ciudad y poder salir los días descanso por carretera sin problemas. En caso de querer cambio automático ahora mismo deberás decantarte por el TCe 130, un propulsor de cuatro cilindros con mucho más poderío y que mueve a otros modelos más grandes como el Renault Kadjar. El SCe 72 solo lo recomendaría para conductores que necesiten un coche económico (solo está disponible en los acabados más bajos) y que no realicen grandes distancias.

Prueba Renault Clio

Otra opción interesante para el Renault Clio podría ser el TCe 100 GLP, siempre que cuentes con un surtidor de este tipo cerca de tu domicilio. Para empezar el gas es más barato que la gasolina y para él están destinados 18 kg de capacidad, manteniéndose inalterable el depósito de gasolina. Vale solo 1.000 euros más, contarás con la pegatina ECO y perderás algo de prestaciones, pero no de una forma notable.

¿Sigues pensando en el diésel? En caso de ser tu opción, sabiendo que no dispondrán de cambio automático, me quedaría con el más potente de 115 CV. Es tan solo 800 euros más caro que el de 85 CV, te permitirá viajar más holgado cuando circules en carretera y sus consumos son bastante parejos.

Prueba Renault Clio: ¿manual o automático?

Durante la presentación del Renault Clio ya nos avanzaron que el motor TCe 100 contaría con una caja de cambios automática más adelante, variante que todavía no se comercializa. Por tanto, en caso de querer este modelo con ese tipo de transmisión siempre te tendrás que decantar por el más potente TCe 130.

Prueba Renault Clio

Su caja de cambios es la EDC conocida en el fabricante galo, con siete velocidades de doble embrague. El salto entre las distintas relaciones es suave y permite un manejo manual actuando sobre las levas que encontremos detrás del volante.

Prueba Renault Clio: ¿cuál es el mejor equipamiento?

Entrando en el configurador del Renault Clio encontraremos cuatro opciones de equipamientos. Así de primeras ya podríamos descartar el Life, ya que su dotación se quedará algo corta y sólo está disponible con el motor SCe 72. Por tanto nos quedan los Intens, Zen y RS Line.  

De estos tres restantes el que me parece mejor en relación dotación/precio es el Zen. Apenas cuesta 1.200 euros más que el Intens y cuenta con elementos como sensores de lluvia, luz y aparcamiento, una mejor tapicería, climatizador, la instrumentación digital y varias opciones para personalizar el interior. Eso sí, no te olvides de incluir el navegador en tu sistema multimedia que cuesta 300 euros más.

Prueba Renault Clio

En caso de tener menos problemas con el presupuesto, vale 1.400 más que el Zen, tenemos el RS Line, que no solo dota de más deportividad al Renault Clio en el exterior e interior, también incorpora la mayor dotación de equipamiento con la pantalla multimedia grande de 9,3 pulgadas o la cámara de visión trasera.  

Prueba Renault Clio: el equipo multimedia

Una de las grandes novedades del Renault Clio era el sistema multimedia Easy Link. Tiene dos tamaños a elegir entre uno de 7 pulgadas o el de 9,3 pulgadas con el que contaba nuestra unidad de pruebas. Sus dimensiones son de los mejores de la categoría e incluso ha mejorado su manejo gracias a una ubicación más alta que en la anterior generación.

Sus gráficos me han parecido modernos, a la vez que se mueve con soltura entre los distintos menús como hace su motor TCe 100 en carretera. Es muy personalizable con distintos perfiles para cada conductor y ofrece muchos widgets, para los que les gustan las nuevas tecnologías. Además, me pareció muy intuitiva la pantalla para activar o desactivar las ayudas.

Prueba Renault Clio

A esto tenemos que sumar la instrumentación digital. Sin duda es un punto más para un utilitario como el Renault Clio, aunque no dispone de muchos ajustes de visualización. Los principales cambios, a nivel de tonalidades, los descubriremos cuando cambiemos entre los distintos modos de conducción.

Prueba Renault Clio: ¿esperamos al híbrido?

El nuevo motor híbrido para el Renault Clio no llegará a nuestro mercado hasta el mes de junio, para que te hagas tus propios planes si estabas considerando esta opción. Su potencia es de 130 CV y gracias a su pequeña batería eléctrica podrás circular distancias muy cortas en modo eléctrico.

En ciudad tendrá unos consumos muy bajos, sobre todo comparándole con el TCe 130, y pegatina ECO aunque deberás realizar muchos kilómetros al año para compensar el mayor coste de adquisición. No tenemos todavía precios porque queda bastante para su lanzamiento, pero a igualdad de equipamiento esperamos que sea como 3.000 euros más caro que el motor de gasolina de la misma potencia.  

Prueba Renault Clio: frente al Captur

El Renault Clio de nuestra prueba y el nuevo Renault Captur comparten plataforma, pero el SUV cuenta con un mayor tamaño exterior que se traslada posteriormente al interior. El espacio para sus ocupantes es mayor en todas sus cotas, contando con una banqueta trasera deslizable que permite alcanzar un maletero mucho más grande que en el utilitario. También tiene más personalización exterior, el motor TCe 155 o pantallas, tanto de instrumentación como multimedia, de mayor tamaño. El diferencial de precio con el mismo motor y equipamiento es de casi 3.500 euros a favor del Clio

Prueba Renault Clio

Prueba Renault Clio: sus rivales

Renovados de cara a este 2020 como el Renault Clio, los primeros rivales directos que me vienen a la mente son los Peugeot 208 y Opel Corsa que comparten plataforma y motores. De ellos he conducido el alemán y creo que con una buena dinámica, está un punto por debajo de nuestro protagonista. También gana el francés del rombo en espacio interior a ambos contendientes, tanto de plazas traseras como de maletero. Eso sí, tendrán una versión eléctrica.

Y no podemos olvidarnos de su gran rival en la categoría como es el SEAT Ibiza. El modelo español es más grande que nuestro Renault Clio en proporciones interiores y cuenta con nivel en carretera muy parejo. Cambia el motor GLP por un GNC, tiene menos dotación tecnológica (lleva más en el mercado y se nota) y no ofrece un híbrido. Su acabado FR es más deportivo que el RS Line del Renault.

Prueba Renault Clio

Otras pruebas de rivales del Renault Clio:

Fotos Prueba 10 Renault Clio TCe 100: referente en su categoría

Comentarios Prueba 10 Renault Clio TCe 100: referente en su categoría

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"