Prueba Mazda 6 2.2 SKYACTIV-D 150, una de las mejores berlinas

La conjunción de un diseño atractivo con un comportamiento excelente y unos buenos materiales convierten a la berlina japonesa es una opción muy recomendable.

Mazda 6

Tengo que reconocer que de las berlinas que he podido probar en Auto10 el Mazda 6 es una de las que más me ha gustado. Además de su diseño embriagador, y de su excelente calidad de rodadura y de materiales, también cuenta con algunos pequeños fallos provocados por ser un coche que se lanzó en 2012, ahora convenientemente actualizado. Hoy probamos el motor SKYACTIV-D 150, el más recomendable de la gama de la berlina japonesa.

Pocos cambios a la espera de una nueva generación

Teniendo en cuenta los ciclos de los coches es muy probable que el Mazda 6 tenga una nueva generación en 2018 o como muy tarde en 2019, lo que le convierten en una de las berlinas sobre el papel más veteranas del mercado. Esto no es un lastre para nuestro protagonista ya que su diseño “KODO” le mantiene actual y fresco, y tecnológicamente tampoco se ha quedado atrás.

Mazda 6

Cuando estuvimos en la presentación de la versión de 2017, os contamos los pequeños cambios estéticos que estrenó el Mazda 6, centrados sobre todo en la parrilla y la nueva configuración de luces que cuentan con la tecnología LED. Como bien indicaba antes, todas estas modificaciones permiten disfrutar de una línea actual y que se aleja de las aburridas carrocerías de las berlinas.

Los cambios en el interior se centraron en mejorar el día a día del conductor. Empezando con el volante, con una posición bastante recta que recuerda al Mazda MX-5, cuenta con una mejor ergonomía de los botones que dan aspecto de ser bastante duraderos. Quizás los de manos libres se han quedado algo descolgados, pero no lejos del alcance de la mano. Otro elemento que ha cambiado significativamente es el Head-up Display. Ahora se muestra en color, lo que mejora considerablemente su lectura y además incorpora el aviso de ángulo muerto, que siempre lo podrás ver antes que los que están colocados en espejos o puertas.

Mazda 6

Sobre los materiales del habitáculo, desde Mazda nos prometieron un aumento de la calidad y lo podemos corroborar. Es verdad que esta unidad contaba con el acabado Luxury Premium, el más alto, pero no por ello debemos esconder que los materiales y sus ajustes tienen un nivel elevado, aunque yo prescindiría de esta tapicería de cuero blanca que te costará 1.900 euros y es algo más problemática con las manchas que la negra de serie.

Y otro aspecto importante a tener en cuenta en una berlina es el espacio interior. En la parte delantera podemos decir que tiene un espacio cómodo, en la media de su segmento. Detrás la cosa mejora, ya que pese a la caída del techo hay hueco más que suficiente para sus ocupantes siendo uno de los mejores en su categoría. Del maletero podemos decir lo mismo que en otros modelos de la marca como el Mazda 3, para el tamaño que tiene de carrocería sus 489 litros se ven superados holgadamente por otros rivales como los 586 del Volkswagen Passat o los 608 del Renault Talisman, por poner unos ejemplos.

Mazda 6

Con este simple sistema se abaten los asientos cómodamente.

Al volante del Mazda 6 2.2 SKYACTIV-D 150

Una vez analizada la parte estética del Mazda 6 nos toca ponernos al volante. Lo primero que hay que señalar es que los asientos son muy cómodos y se adaptan perfectamente al cuerpo. Si a esto añadimos la calefacción y el reglaje eléctrico de este acabado tenemos un puesto de conducción listo para devorar kilómetros sin ningún tipo de problema.

Apretamos el botón de arranque -un poco escondido entre el panel de instrumentación y la pantalla flotante- y sale a relucir el sonido del 2.2 SKYACTIV-D. En un principio me sorprendió el volumen, teniendo en cuenta el trabajo destinado al aislamiento, pero todo esto desaparece una vez vamos cogiendo velocidad. Entonces la berlina se convierte en coche muy silencioso y sin vibraciones hacia el habitáculo.

Mazda 6

Nuestra unidad de pruebas contaba con el cambio automático de convertidor de par, que se mostró muy suave cuando actuaba sólo y rápido en su funcionamiento secuencial, sin apenas notarse algún tirón al cambiar de marcha. La pena es que no cuente con algún modo para cambiar su comportamiento. Aún así, me gusta demasiado el cambio manual del Mazda 6 como para decantarme por esta opción.

Pero lo que más curiosidad tenía de probar era el nuevo sistema G-Vectoring de Mazda. No se trata de un bloqueo electrónico de tracción como el XDS, sino que juega con el par del motor. Me explico. Cuando llegas a una curva, cuanto más revirada más se nota, y apuntas con el volante al ángulo notas una pequeña deceleración en el eje delantero que provoca instantáneamente que el morro se “cierre” más hacia la curva. Tras acostumbrarte notarás que aumenta la seguridad con un paso por curva mucho mejor. Sin duda un acierto.

Mazda 6

Sobre la conducción podemos decir que este 2.2 SKYACTIV-D 150 es muy progresivo y empuja con fuerza suficiente a la berlina nipona, aunque vayas cargado. Sus suspensiones, pese a ser algo más duras que las de otros rivales, tienen un punto intermedio perfecto entre comodidad y deportividad. Y respecto a los consumos, durante el tiempo que estuvimos con el coche registramos 7,5 litros en todo tipo de situaciones, pero podría bajar a poco más de 6 litros circulando en carretera.

Equipo multimedia: MZD Connect

Al principio del artículo señalaba que el Mazda 6 contaba con algunos elementos en cierta desventaja con sus rivales y el MZD Connect o sistema multimedia es el ejemplo más claro. Su pantalla de 7 pulgadas se queda algo pequeña frente al Discover Pro de Volkswagen con 9,2’’, el R-Link 2 de Renault con 8,7’’ o las 8’’ del SYNC 3 de Ford.

Mazda 6

Con la última actualización se consiguió una mejor resolución de la pantalla, que se ve muy bien desde el puesto de conducción, pero le siguen faltando cosas importantes como la conectividad por Apple Car Play o Android Auto. Sobre esto hay rumores que la marca lo incorporará más adelante, pero sin saber una fecha exacta.

Como punto muy positivo tenemos que poner el controlador HMI Commander. Situado en el túnel central. Está colocado al alcance de la mano y una vez te aprendes la ubicación de los botones verás lo rápido que puedes manejar el sistema multimedia. A mí me pareció sobre todo cómodo cuando necesitas cambiar algo mientras conduces y vas solo en el coche.

Mazda 6

Los otros motores

¿No te han convencido mucho los buenos argumentos del motor 2.2 SKYACTIV-D 150? No hay problema el Mazda 6 cuenta con otros tres motores más. Estudiando la gama está claro que la firma japonesa ha querido dar más importancia a los bloques diésel ya que son los únicos que tienen disponibles tanto el cambio manual como el automático. Por ello el 2.2 SKYACTIV-D 175 es también una excelente opción e incluso con la carrocería familiar se puede equipar con tracción total. Sus consumos serán un poco más altos, pero siempre tendrás ese extra de potencia.

Respecto a los gasolina tenemos dos vicisitudes. Si optas por el 2.0 SKYACTIV-G 145 solo lo encontrarás con cambio manual, pero su precio es algo más de 2.000 euros más barato que el diésel que cogimos para la prueba. El otro bloque es el 2.5 SKYACTIV-G 192, que sólo se ofrece en combinación con el cambio automático, y que se convierte en la opción más potente. Está claro que tanto uno como otro no podrán conseguir los consumos de los diésel si vas a realizar muchos kilómetros al año.

Mazda 6

¿Merece la pena el Wagon?

El Mazda 6 también cuenta con una variante familiar o Wagon que es la única que puede equipar la tracción de las cuatro ruedas. Como pasa con el resto de coches, el cambio más significativo se encuentra en la parte posterior, donde el diseño del maletero provoca que se aumente la capacidad hasta los 522 litros.

Pero la peculiaridad que tiene este Mazda 6 Wagon es que vale exactamente lo mismo que la versión de cuatro puertas y cuenta con las mismas configuraciones motor/equipamiento. Llegado a este punto deberás decidir si necesitas más espacio atrás o si te gusta más la línea de la berlina. Sus ventajas en cuanto a versatilidad a la hora de utilizar el maletero son innegables, y no le vemos ningún inconveniente.

Mazda 6

2+2 Equipamientos

El Mazda 6 divide su gama en dos equipamientos, Style y Luxury, que tienen respectivamente dos versiones mejoradas con los Style+ y el Luxury Premium (el equipamiento de la unidad de nuestra prueba). Los diferenciales de precios quedan de la siguiente manera: del Style al Style+ hay 1.900 euros, del Style+ al Luxury son 2.370 euros y del Luxury al Luxury Premium son 2.300 euros.

En mi opinión como mínimo deberías comenzar a considerar desde el Style+, el más recomendable. El diferencial de precio con el Style bien se paga añadiendo la iluminación LED, los sensores de parking delanteros y traseros, el control de ángulo muerto, la alerta de tráfico trasera y el acceso sin llave. Sobre el Luxury ya tengo más dudas. Pese a que cuentas con la iluminación “Smart Full Led”, el reconocimiento de señales, el equipo de sonido BOSE, el navegador, los asientos calefactables, el Sistema de aviso y prevención de cambio de carril o el Detector de fatiga, se podría vivir sin ellos. En cuanto al Luxury Premium son más elementos de confort que otra cosa.

Mazda 6

Los rivales del Mazda 6

Con la última actualización, el Mazda 6 puede mirar cara a cara al Volkswagen Passat sin ruborizarse. Quizás la berlina alemana sea algo más amplia y moderna, pero su chasis es algo más “aburrido”. También es más cara, sobre todo si lo comparamos con el Variant.

Aquí la prueba del Volkswagen Passat

Otras opciones a considerar dentro de este segmento con unos precios similares pueden ser el Renault Talisman, del que puedes leer una Prueba 10 aquí, el Ford Mondeo, que también hemos podido probar en Auto10, o el más reciente Opel Insignia Grand Sport

Fotos Prueba Mazda 6 2.2 SKYACTIV-D 150, una de las mejores berlinas

Comentarios Prueba Mazda 6 2.2 SKYACTIV-D 150, una de las mejores berlinas

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"