Prueba y opinión BMW Serie 2 Gran Coupé: interior, precios y su mejor motor

Analizamos la nueva propuesta de BMW para el segmento de acceso a las berlinas, con un cierto toque coupé que le hace muy atractivo. Desgranamos sus equipamientos y motores disponibles, así como la comparación con sus rivales directos.

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

Con la nueva generación del BMW Serie 2, que se presentó a finales de 2019, la marca alemana decidió emprender un camino nuevo. Primero se lanzó como una berlina de cuatro puertas y tracción delantera adoptando la denominación de Gran Coupé, como en sus hermanos mayores, y más adelante sacó la Coupé (a secas) con dos puertas, un diseño un claramente diferenciado y propulsión trasera. Aquí probamos la primera de ellas, en concreto con su motor de acceso diésel, el 216d.

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupé: diseño y análisis interior

Coloquialmente podríamos decir que este BMW Serie 2 Gran Coupé es un BMW Serie 1 con “culo”. En otra marca esta solución aplicada a un compacto ni se plantearía, pero el fabricante alemán es especialista en berlinas y debe seguir luchando en cada segmento contra sus conocidos rivales de Mercedes (con el CLA) y Audi (en este caso el A3 Sedán).

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

Para que no nos recuerde tanto a una berlina convencional, de la que ahora el público en general parece huir, este BMW Serie 2 Gran Coupé tiene una fuerte caída del techo en la parte trasera en la búsqueda de una silueta más atractiva. La pega es que está solución provoca que las puertas posteriores ofrezcan un espacio más reducido (comparado incluso con un BMW Serie 1), provocando que los más altos tengan que esforzarse algo más al acceder al habitáculo.

Mi unidad de pruebas que ves en las fotografías que acompañan este texto contaba con el acabado Sport (suma 2.300 euros al base), que añade una serie de detalles en color negro brillante en el exterior, las llantas de 17 pulgadas y, como contaré más adelante, unos asientos más deportivos. Completaríamos el “traje” de este BMW Serie 2 Gran Coupé con el color metalizado “Sunset Orange” (+ 997 euros).

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

Con tú permiso voy a entrar ya en el interior. Con gran acierto los compañeros de BMW han elegido la tapicería con detalles “Orange”, que no tiene coste añadido sobre la que es igual pero en “Grau” (gris), y pegan bastante con el color exterior. De carácter deportivo, destacan por cómo te agarran todos los contornos de tu cuerpo y cuentan con la pieza extensible para encontrar una mejor posición al volante. Y un pequeño aviso, son un poco duros, por si no te gustan este tipo de butacas.

El puesto de mando de este BMW Serie 2 Gran Coupé sigue manteniendo la esencia propia de la marca, que no varía con el tiempo. Hay una gran limpieza en sus formas, con una buena cantidad de botones que están bien colocados y un volante de cuero de serie. Además, teniendo en cuenta que es el segundo acabado de la gama, la calidad percibida de sus materiales es bastante alta.

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

Rompen un poco la tradición las pantallas digitales, cada vez más presentes en todos los coches. En nuestro caso contábamos con un panel de instrumentación, que no tiene muchas opciones de personalización y que se modifica dependiendo del modo de conducción escogido (lo explico más abajo). A su lado la multimedia más grande denominada Live Cockpit Professional (2.277 euros más), con gráficos modernos, que fluye con rapidez entre los menús (tiene bastantes) y que se puede manejar de forma táctil o con el práctico mando ubicado en la consola central.

Respecto a su espacio interior, creo que este BMW Serie 2 Gran Coupé es el que mejor aprovechado está entre sus rivales. Frente al Mercedes CLA, que es más largo (16 cm) y más ancho (3 cm), logra igualar en las cotas del espacio para las piernas, tanto delante como detrás, y de anchura en la zona delantera. Con el Audi A3 Sedan, los dos anteriores pierden en altura, pero es superado en el resto.

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

De las plazas traseras, además del acceso antes comentado, podemos señalar que están pensadas para que dos adultos viajen de forma cómoda. La central, ya que está homologado para cinco personas, no tiene forma de asiento y además se ve lastrada por un túnel central, en mi opinión, demasiado alto para una variante de tracción delantera. Aquí encontraremos dos salidas de aire y otros tantos puertos USB de tipo C.

Positivamente hay que puntuar el esfuerzo realizado con el diseño de la boca de carga del maletero de este BMW Serie 2 Coupé. Conocido es que en las berlinas no es muy grande, pero en este caso creo que se ha maximizado al límite. Luego encontraremos unos modestos 430 litros, algo por encima de un Audi A3 Sedan (+5 litros) y por debajo del Mercedes CLA (-30 litros). Digo esto porque comparado con modelos de este segmento de marcas generalistas se queda lejos, como los 520 de un Fiat Tipo, los 478 de un Honda Civic o los 471 de un Toyota Corolla Sedan. Como último apunte, debajo de la bandeja que hace de suelo, que no se puede sacar, podrás meter algún que otro objeto de más.

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupé: el mejor motor

En concreto la unidad que pude probar de este BMW Serie 2 Gran Coupé era la 216d, que unos meses antes os habíamos analizado con el BMW Serie 1. Se trata de un bloque diésel de 1.5 litros con tres cilindros que arroja 116 CV y que siempre va asociado a un cambio automático (para este motor no existe la posibilidad de equipar la caja automática deportiva).

Al arrancar y en aceleraciones un poco más fuertes de lo normal, el propulsor deja notar por su sonido que se mueve con gasóleo. No es algo por lo que te tengas que preocupar en exceso, ya que una vez alcanzas una velocidad de crucero, el gran trabajo de aislamiento, pese a contar con ventanillas sin marco, disimula por completo al tricilíndrico.  

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

Sobre su potencia, a mí personalmente se me queda algo corto, sobre todo si pensamos en viajar algo cargados. En ciudad sus 270 Nm de par lo hacen moverse con bastante soltura, pero en carretera no tendrás una gran aceleración y verás, gracias al gráfico de su panel de instrumentación, que mantener una velocidad legal en autovía provocará circular al 80 % del rendimiento así que circules por una subida.

A su favor tiene los excelentes consumos que registra, que unido a lo anterior lo convierte en una opción válida para conductores tranquilos. Durante el tiempo que lo he probado me he movido en torno a los 5 litros, alguna vez incluso por debajo, lo que reafirma el comienzo de este párrafo, todo ello sin recurrir a ningún tipo de electrificación. Si tenemos en cuenta su depósito de 42 litros, obtendremos sin mucho esfuerzo autonomías por encima de los 800 km, que te harán olvidarte de las gasolineras durante mucho tiempo.

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

Respecto al BMW Serie 2 Gran Coupé en general, ofrece un tacto duro típico de la marca y mucho aplomo tanto en su dirección como en la suspensión. Esta última puede cambiarse por la M Sport (+ 398 euros), que mejorará la dinámica pero restará algo de confort en marcha. Y los frenos me parecieron que mordían bastante bien, siendo de una buena calidad para tratarse del motor menos potente.

La caja de cambios utilizada para este 216d cuenta con una configuración de doble embrague, que funciona a un alto nivel como el resto del conjunto. Solo se podría mejorar en caso de poder contar con la instalación de levas en el volante, para cuando queramos accionarla en modo manual, aunque haciendo la operación desde el pomo no me pareció incómodo.

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

Su comportamiento, con el de otra serie de elementos como el volante o el acelerador, cambia bastante según el modo escogido. Podremos elegir entre el Sport, que parece que le quita hasta kilos al coche volviéndolo más ligero, el Comfort y el Eco Pro. No existe un modo individual como tal, pero podremos retocar tanto el primero como el último en ciertos aspectos.

Teniendo en cuenta todo esto, siempre y cuando quieras coger un motor diésel para este BMW Serie 2 Gran Coupé, yo me decantaría por el 218d de 150 CV, pese a que cuesta 4.550 euros más. Pasando a los de gasolina, el 218i ofrece un buen rendimiento, pero quizás apostaría por el 220i de 178 CV, dejando para los más deportivos el M235i de 306 CV.

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupé: el mejor equipamiento

En un principio este BMW Serie 2 Gran Coupé con el acabado Sport me pareció una buena opción, ya que suma solo 2.300 euros y es más que asumible por los elementos que incorpora sobre el modelo base. Aunque analizándolo detenidamente me di cuenta que no cuenta con elementos como la apertura de las llaves sin mando (569 euros) o la cámara de marcha atrás (solo hay disponibles sensores). Por lo que te recomiendo pasarte por la lista de opcionales para que no se te quede nada fuera.

Aunque puestos a sumar, los otros dos acabados denominados Luxury y M Sport apenas sumar 1.000 y 1.500 euros respecto al comentado Sport, aportando un toque más lujoso o deportivo, respectivamente a este BMW Serie 2 Gran Coupé.

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupé: frente al Serie 1 y Serie 2 Coupé

A la hora de comprar este BMW Serie 2 Gran Coupé nos puede asaltar la duda de si quedarnos con el BMW Serie 1 con el que comparte plataforma, motores y tecnologías. Primero deberás elegir si te gusta más una berlina o un compacto, que ofrece una entrada mejor a las plazas traseras (tampoco es su fuerte) y un maletero más pequeño (-50 litros). En cuanto a los precios no hay una cifra exacta que se cumpla en todos los propulsores, pero la diferencia siempre será de menos de 1.000 euros a favor del cinco puertas.

Comparado con el más actual BMW Serie 2 Coupé estamos ante dos mundos completamente diferentes. Así lo marca la forma de propulsar el coche, ya que este último lo hace predominantemente sobre el eje trasero como había sido habitual en BMW en toda su historia. También cuenta con menos motores en su gama (solo los 220i, M240i y 220d), 40 litros menos de maletero y menos practicidad a la hora de aprovechar las plazas traseras.

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupe

No incluyo en esta comparativa a los BMW Serie 2 Active Tourer, y su variante Grand Tourer, ya que aunque también utiliza la misma plataforma con el resto de elementos, su carrocería monovolumen está orientada a otro tipo de público diferente.

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupé: conoce a sus rivales

Volvemos a traer a la palestra a los rivales de nuestro BMW Serie 2 Gran Coupé. Como comentaba anteriormente, el Audi A3 Sedan, de un corte más clásico en su carrocería, es más pequeño lo que repercute en su interior. Cuenta con un motor diésel de idéntica potencia al aquí probado (30 TDI) que en su acabado inicial cuesta 35.220 euros, por los 34.350 euros de nuestro protagonista. A favor del modelo de los cuatro aros está que tiene versiones microhíbridas y una variante más deportiva, a la vez que potente, con el RS 3.

Por otro lado tenemos al Mercedes CLA. En este caso le hemos elegido frente al Mercedes Clase A Sedan, porque su filosofía coupé encaja mejor con nuestro BMW Serie 2 Gran Coupé. Lo único es que no tiene un motor diésel de la misma potencia, ya que comienza en el 200 d de 150 CV. Su precio es de 42.691 euros, por los 38.900 euros del BMW con el 218d. El de la estrella suma una variante híbrida enchufable (250 e) y otra más potente como pasaba con el Audi con el AMG 45.

Fotos Prueba y opinión BMW Serie 2 Gran Coupé: interior, precios y su mejor motor

Comentarios Prueba y opinión BMW Serie 2 Gran Coupé: interior, precios y su mejor motor

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestro Aviso Legal, sección "4.8. Cookies e IPs"