Cómo BMW empezó a fabricar coches con tracción delantera

En 2014, BMW salió de su zona de confort lanzando su primer modelo sin propulsión trasera. Ahora ya puedes encontrar hasta seis modelos con esta configuración.

 

BMW Serie 2 Gran Coupe

 

Al igual que yo con este artículo, BMW comenzó el diseño del BMW Serie 2 Active Tourer con un folio en blanco. No solo se trataba de crear por primera vez un monovolumen para competir con ese Mercedes Clase B que campaba a sus anchas en el segmento (tras el intento fallido de Audi con el A2), sino también de desarrollar su primer modelo sin propulsión trasera.

Te puede interesar

Nuevo BMW Serie 2 Active Tourer y Grand Tourer

Prueba 10 del BMW Serie 1 116d: opinión, fotos y precio

Prueba BMW Serie 2 Gran Coupé: datos, precio, opinión y fotos

Nuevo BMW X1: un lavado de cara para el SAV pequeño

Nuevo BMW X2: primera prueba, gama y precios al completo

Muchos seguidores de BMW, que en la mayoría de los casos no suelen poseer luego un modelo del fabricante alemán, se echaron las manos a la cabeza, pero había una lógica muy evidente, se necesitaba más espacio. Un coche de este tipo es apreciado por esa característica y era algo que desde el principio había entendido su gran rival, Mercedes, que lo lanzó con tracción delantera cuando todavía lo llamaba Mercedes Clase A.

 

BMW Serie 2 Active Tourer

 

Con todo esto bastante claro, los ingenieros se enfrentaron a su último desafío. Con el cambio de preponderancia de los ejes había que modificar la posición de los motores, que siempre había sido longitudinal, para pasar a la transversal. La cuestión se resolvió con una gama nueva de propulsores para el BMW Serie 2 Active Tourer.

Este plan estratégico de desarrollo se realizó sobre la plataforma UKL, que un año más tarde dio paso al BMW Serie 2 Gran Tourer, capaz de albergar siete asientos en su interior, o la segunda generación del BMW X1. En el SUV es donde mejor podemos ver las ventajas de aplicar la tracción delantera, ya fue presentado por la marca afirmando que era “mucho más espacioso, acogiendo ahora más holgadamente a los pasajeros y su equipaje”. Traducido con el metro en la mano es que pese a ser más corto en longitud y en distancia entre ejes, permitía a los pasajeros de la zona trasera contar con 10 cm más de espacio en las piernas y un importante incremento del volumen del maletero de 85 litros.

BMW X1

Los planes de BMW no acababan con esos lanzamientos. En 2018 aparecía un nuevo modelo dentro de la ya extensa gama del fabricante con el nombre de BMW X2. Su naturaleza era convertirse en una opción para un público más joven y que no necesitara tanta versatilidad como en un BMW X1. Del “club de los tracción delantera”, desde la marca prometían en su presentación que contaba “con la deportividad y el dinamismo que forma parte del ADN de BMW”.

BMW X2

Así, casi sin querer, hemos llegado hasta hace pocos meses, donde aparecía en escena la tercera generación del BMW Serie 1. Hasta ese momento era el único compacto que mantenía la propulsión trasera, pero dados los buenos resultados que se estaban obteniendo con la arquitectura de los modelos antes mencionados, se decidió incorporarle a este selecto grupo. Este paso le afectó también al BMW Serie 2, que por ahora sólo se ha presentado en carrocería Gran Coupé.

BMW Serie 1

Fotos Cómo BMW empezó a fabricar coches con tracción delantera

Comentarios Cómo BMW empezó a fabricar coches con tracción delantera

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"