Volkswagen e-up!, probamos el primer coche eléctrico de VW

Nos hemos puesto a los mandos del primer coche eléctrico que comercializará Volkswagen en nuestro mercado, el VW e-up!, que estará disponible a mediados de 2014, con un precio de tarifa de 26.300 euros, sin contar posibles ayudas a la compra de coches eléctricos.

Sí, ya sé lo que me vas a decir. Primero, que por 14.600 euros te llevas el Volkswagen up! tope de gama actualmente con motor de combustión, un 1.0 de gasolina de 75 CV con cambio ASG y acabado White up! Segundo, que incluso con ayudas a la compra el VW up eléctrico se quedaría en torno a los 20.000 euros, y con la diferencia te pagas el combustible de muchos años de uso. Y tercero, que todavía no estás preparado para eso de salir de casa "en la reserva", y además depender de un enchufe y, en el mejor de los casos –si encuentras disponible un poste de carga rápida–, tener que tomarte un café de media hora para recuperar la energía necesaria en las baterías para seguir avanzando... en la reserva.

Pero de momento es lo que hay, así son los coches eléctricos, que siguen teniendo el problema del precio, de la autonomía –salvo, en el nuevo BMW i3 con "range Extender"– y del tiempo de recarga. Aun así, en Volkswagen apuestan por esta tecnología, y al e-up! le seguirá también durante 2014 el VW e-Golf... y hay en cartera unos cuantos modelos híbridos enchufables.

Con las pilas bien puestas

Entremos más al detalle en el Volkswagen up! eléctrico, que a diferencia de otros vehículos de este tipo como por ejemplo el Renault Zoe o el Nissan Leaf, no es un coche eléctrico desarrollados desde cero como tal, sino una versión "electrificada" del mismo VW up! que puedes comprar con motor de combustión.

¿Diferencias? Pues muy pocas. Estéticamente mínimas, salvo por la ausencia de salida de escape, por los anagramas específicos, las luces LED diurnas y por el color azul en el logotipo. Bueno, y también por las llantas de diseño más aerodinámico, y con neumáticos específicos de baja resistencia a la rodadura. Pero lo que quiero decir es que por fuera es casi igual que cualquier up!... y también por dentro.

La batería de iones de litio, con una capacidad de 18,7 kWh y que permiten una autonomía teórica de 160 km, tiene una forma plana y se ubica bajo la plataforma del suelo, por lo que apenas restan espacio al maletero. Y el motor eléctrico cabe de sobra en el vano delantero. Rinde 82 CV, y tiene un par máximo de 210 Nm. Para que te hagas una idea: eso es un empuje similar al del motor 1.6 TDI de la propia Volkswagen... solo que disponible desde cero, nada más iniciar el arranque.

Precisamente por esa "energía" que demuestra el motor, los 200 kg más que pesa un e-up! respecto a un VW up! con motor de gasolina pasan desapercibidos a la hora de acelerar o recuperar. Salvo en carretera, donde los 130 km/h a los que está limitada la velocidad máxima y lo preocupantemente rápido que se reduce la carga de la batería por encima de los 100 km/h  –como suele suceder en estos coches–, el e-Up! se mueve con más agilidad incluso que un up! de gasolina de 75 CV.  Y tampoco al volante se resiente la estabilidad o la calidad de rodadura, con el VW e-up! no te mueves entre el tráfico urbano, te "deslizas", y puede llegar a ser tan ágil como suave y silencioso.

Tres programas para recuperar energía

Una diferencia del VW up! respecto a otros coches eléctricos es que existen tres modos de conducción... y hasta cuatro formas distintas de aprovechar la transmisión automática monomarcha para recuperar energía en fases de deceleración. Si no quieres complicarte, seleccionas la "D" y hasta que toque enchufarlo de nuevo. Pero si te involucras con una conducción ecológica, seleccionas el programa más "económico" y le coges el truco, puedes hacer que la batería se acerque a los 160 km de autonomía que anuncia.

Estos tres modos son el Normal, el Eco y el denominado Eco+. En cada uno de ellos se va limitando más la potencia y la respuesta al acelerador, e incluso en el más económico, el Eco+, se desconecta automáticamente el climatizador. Y puedes elegir hasta tres niveles de retención moviendo la palanca de cambios de forma secuencial, con toques de un lado a otro, más una posición adicional "B" de máxima retención. En el modo "D" cuando levantas el pie del acelerador navegas "a vela", no hay retención que frene el coche, pero tampoco recuperas energía. A partir de aquí puedes usar los tres modos siguientes para aumentar la intensidad con la que el sistema recupera energía... y frena al vehículo.

Vídeo del funcionamiento del Volkswagen e-up!

 

Anticipándote, por ejemplo, a la llegada a un semáforo en rojo –o al circular cuesta abajo–, se puede utilizar esta funcionalidad incluso para reducir la velocidad sin tener que recurrir a los frenos, que también cuentan con función regenerativa en la primera parte del pedal, y por cierto, con un tacto muy bueno.

Y ahora viene la verdadera clave de estos coches: el consumo real del VW e-up! Y traducido a euros por kilómetro, el coste de utilización del VW e-up!, según lo estimado por Volkswagen teniendo en cuenta el consumo medio en kWh/100 km y la autonomía máxima anunciada, es de 2 euros por cada 100 km, aunque en realidad estará sobre los 3-3,5 €/100 km, si tenemos en cuenta que la autonomía media estará más cerca de los 120 que de los 160 km.

Tres modos de recarga

Para recargar el VW up! existen tres posibilidades, pues viene equipado de serie con el sistema de carga combinada CCS. Así, puedes conectarlo a un enchufe doméstico convencional de 230 CV, en el que con los 2,3 kW de la red eléctrica necesitarás unas nueve horas para cargar las baterías.

La opción más aconsejable es instalar el Wallbox que ofrece Volkswagen, con un precio de unos 1.000 euros (instalación incluida). Y no sólo porque en este caso la potencia de recarga se eleva a los 3,6 kW, y el tiempo se reduce a unas siete horas, sino porque se certifica la instalación y se prepara para que no existan problemas y, por ejemplo, no puedas poner la lavadora o el lavavajillas mientras el up! "se pone las pilas".

Por último, también puedes enchufar el VW up! a un poste de recarga de corriente continua, que suministran hasta 40 kW, y de esos que esperamos empezar a ver pronto funcionando por nuestras grandes ciudades, por el bien de los coches eléctricos. En este caso, la batería alcanza el 80 por ciento de su capacidad en "sólo" 30 minutos.

Por cierto, Volkswagen garantiza la batería del e-up! por ocho años o 160.000 km, independientemente de los ciclos y del tipo de recarga utilizado.

Los servicios de "electromovilidad" de Volkswagen

Como casi todos los fabricantes que ponen coches eléctricos en el mercado, Volkswagen también ha desarrollado una serie de servicios o prestaciones adicionales para facilitar la movilidad a sus clientes. Actualmente se está cerrando un acuerdo con un proveedor de energía para garantizar a los usuarios que contratando con dicho proveedor, la electricidad utilizada para recargar el VW up! es energía "limpia".

Pero también se ofrecerá a los clientes del VW up! ventajas a la hora de alquilar un coche para desplazamientos largos por carretera –por ejemplo en fin de semana o en vacaciones–, 24 horas de asistencia cubriendo incluso si el usuario se queda sin batería, y aplicaciones para smartphones en el denominado Volkswagen Car Net e-Remote, un servicio gratuito durante el primer año que permite controlar a distancia la recarga y la autonomía del vehículo, o incluso gestionar la conexión de la calefacción mientras está enchufado, la ubicación en la que has aparcado o el estado de las luces o si el coche está abierto o cerrado. 

FICHA TÉCNICA VOLKSWAGEN e-Up!

 

 

VOLKSWAGEN e-Up

 

Motor

Eléctrico, síncrono de imanes permanentes.

Potencia máxima

82 CV

Par máximo

210 Nm

Frenos

Discos/tambor

Neumáticos

165/65-15

Dimensiones exteriores

3,54 x 1,64 x 1,47 m

Baterías

 

Peso en orden de marcha

1.139 kg

Capacidad maletero

250 l

Velocidad máxima

130 km/h

Acel. 0-100 km/h

12,4 s

Consumo urbano/extraurb./mixto

11,7 kWh/100 km

Autonomía

Entre 120 y 160 km

Emisiones de CO2

0 g/km

Tiempo de recarga

9 horas en enchufe doméstico

7 horas con instalación de Wallbox

30 minutos para 80% en carga rápida (40 kW)

 

 

Fotos Volkswagen e-up!, probamos el primer coche eléctrico de VW

Comentarios Volkswagen e-up!, probamos el primer coche eléctrico de VW

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"