14 claves para reaccionar con tu coche ante una fuerte tormenta

Las previsiones de fuertes tormentas hace que tengamos que tomar precauciones si nos pilla en coche por las carretera.

conducir tormenta

Las previsiones por tormenta suelen ir acompañadas de lluvias intensas, granizo y viento muy fuerte que complican sobre manera la conducción por las carreteras. En España hay un promedio de 1.300.000 rayos, de los que la mayoría se originan entre junio y septiembre según nos informan desde Ocasión Plus. De hecho,junio es el mes de las tormentas veraniegas que se caracterizan por ser de gran intensidad.

14 claves para evitar riesgos ante una tormenta

La recomendación principal si nos vemos en medio de un tormentón es parar lo antes posible en un lugar seguro. Además hay que tener en cuenta estas claves:

  1. No conducir a ciegas. Las cortinas de agua pueden ser tan densas que los limpiaparabrisas no den abasto a despejar el parabrisas.  
  2. Reducir la velocidad de forma suave e intentar no usar el freno de forma brusca, sobre todo si se detecta la formación de balsas de agua en el suelo para evitar el aquaplaning.
  3. Aumentar la distancia de seguridad para evitar el riesgo de sufrir un accidente en cadena o por alcance.
  4. Intentar apartarse de la circulación ante la presencia de granizo, puesto que convierte la superficie en una pista de hielo reduciendo la temperatura del neumático y su adherencia.
  5. Sujetar el volante con firmeza en caso de rachas fuertes de viento.
  6. No circular por carreteras cercanas a cursos de agua como arroyos y ríos, ya que el nivel del agua puede subir rápidamente como efecto de las lluvias intensas, generando una riada.
  7. Encender los faros y las luces de emergencia. La lluvia y el granizo disminuyen la visibilidad, por lo que el alumbrado del vehículo ayudará a ser vistos por otros conductores que, además, entenderán la alerta sobre un peligro inminente.

 

conducir tormenta

Y en caso de tormenta eléctrica…

  1. Mantener la calma y analizar la situación.
  2. Cerrar las ventanillas para proteger el habitáculo e impedir el acceso de la electricidad al interior.
  3. Disminuir la marcha y buscar un lugar seguro en el que parar y apagar el vehículo. Lo mejor es hacerlo en una zona despejada, llana y a baja altitud, alejada de tendidos eléctricos, balsas de agua, postes de la luz, maquinaria agrícola y vallas metálicas.
  4. Evitar parar en zonas en las que el coche se convierta en el punto más elevado, fuera de entornos urbanos (sin la protección de edificios y pararrayos).
  5. Apartarse de la vía de forma segura, sin maniobras bruscas y sin dificultar o entorpecer la circulación encendiendo las luces de emergencia para ser visibles para el resto de conductores.
  6. No abandonar el vehículo y permanecer en su interior. El habitáculo es un lugar seguro tal y como se constató con el famoso experimento de la jaula de Faraday: un recinto cerrado recubierto de metal produce un campo eléctrico nulo en su interior, por lo que impide que la electricidad pase al interior. Durante la tormenta, se debe evitar estar en contacto con las partes metálicas del coche y mantener la radio apagada.
  7. Esperar unos minutos antes de salir del coche y no tocar la carrocería si se ha permanecido en pleno campo eléctrico ya que la superficie del vehículo mantiene carga de electricidad.
conducir tormenta

También puede interesarte

Consejos de conducción con lluvia

Fotos 14 claves para reaccionar con tu coche ante una fuerte tormenta

Comentarios 14 claves para reaccionar con tu coche ante una fuerte tormenta

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"