Rudolf Caracciola, el Rey de los Grand Prix

Coetáneo de grandes nombres del automovilismo de la "Edad de Oro", como Bernd Rosemeyer, Hermann Lang o Tazio Nuvolari, Caracciola los sobrevivió a todos ellos, ganando más de la mitad de las carreras en las que participó.

Rudolph Caracciola y Mercedes

Procedente de una familia de origen italiano -de ahí su apellido de difícil pronunciación en Alemania- Rudolf Caracciola consiguió convertirse uno de los "ases" del volante de los años 20 y 30, prolongando su carrera deportiva con Mercedes-Benz hasta bien entrados los 50, tras el resurgir en la post-Guerra Mundial.

Rudolf no formaba parte de una familia noble o rica, de modo que tuvo que destacar por su valentía y por sus dotes naturales de pilotaje. Desde los 15 años alternó las carreras -allí donde algún mecenas le proporcionaba el coche- con los estudios y el trabajo.

"Regenmeister" en el Avus berlinés  

Rudolph Caracciola y Mercedes

En 1926 -con 25 años- era vendedor en un concesionario de Mercedes-Benz en Dresde y ya contaba con un notable palmarés. Se organizó el primer Gran Premio de Alemania en el circuito berlinés del Avus, pero el equipo oficial Mercedes estaba comprometido en el Grand Prix de España con sus pilotos, así que se ofreció como suplente para correr en Berlín. Le cedieron un coche antiguo y, aunque caló el motor en la arrancada, remontó durante tres horas entre el diluvio y la niebla... cruzando la meta vencedor. Se convirtió en un héroe nacional, montó su propio concesionario y se casó con su novia.

Caracciola y el Mercedes SSK en los años 20

Rudolph Caracciola y Mercedes

Hasta el final de la década siguió corriendo con Mercedes y logrando títulos y victorias internacionales, sobre todo con el famoso modelo SSK, participando en carreras tan diversas como los Grand Prix de la época, las 24 Horas de Le Mans, las Mille Miglia o Subidas en Cuesta. Pero la marca de la estrella se retiró de las carreras en 1932 y Caracciola fue fichado por Alfa Romeo, aunque nunca le dieron coches de última generación, como a Campari o Nuvolari.

Aún más: Alfa también se retiró en 1933, de modo que formó equipo con su amigo Louis Chirón y continuaron corriendo los Grand Prix con los viejos 8C Monza bajo sus propios colores. Un grave accidente en el GP de Mónaco estuvo a punto de costarle una pierna, que quedó para siempre más corta que la otra. Para colmo de males, su esposa falleció en un accidente de esquí cerca de su casa de Lugano.

Rudolph Caracciola y Mercedes

Llegan las "Flechas de Plata" en los años 30

Afortunadamente, salió de la depresión y volvió a conducir, convirtiéndose en uno de los pilotos oficiales del regenerado equipo Mercedes en 1934. Un año después se convirtió en Campeón de Europa (cinco victorias en GP, incluyendo el de España en Pedralbes) y en líder indiscutible de las "Flechas de Plata". Bajo el patrocinio del partido Nazi, Mercedes y Auto-Unión dominaron los Grandes Premios de la pre-guerra. Pese a la oposición de sus compañeros de equipo y de sus rivales, como Bernd Rosemeyer, Caracciola se proclamó Campeón de Europa también en 1937 y 1938.

Durante ese año, Mercedes y Auto-Unión rivalizaron también por el récord absoluto de velocidad, aprovechando las nuevas "autobahn" (autopistas) alemanas. El tramo entre Frankfurt y Darmstadt sirvió para que Caracciola y Rosemeyer se enfrentaran de nuevo sobre sus monoplazas de Grand Prix con carrocerías aerodinámicas, que les permitían superar los 400 Km/h. Tras batir la velocidad de su Auto-Unión -marcando Caracciola 432,7 Km/h en el kilómetro lanzado con su Mercedes W125- Rosemeyer hizo otro intento... y se mató.

Rudolph Caracciola y Mercedes

La Guerra Mundial en Suiza en los años 40

Caracciola nunca fue miembro del partido Nazi. Eso y su residencia en Suiza (ahora casado de nuevo) hizo que su equipo favoreciera a Hermann Lang en 1939, justo cuando la Guerra Mundial interrumpió las competiciones.

Refugiado en Suiza, sobrevivió bien a la guerra y hasta participó en las 500 Millas de Indianápolis en 1946, donde estuvo a punto de matarse tras golpearle un pájaro mientras probaba un monoplaza a plena velocidad, estrellándose contra el muro.

Recuperado de sus lesiones, fue reclutado por el nuevo equipo de competición de Mercedes en 1952. Con el 300SL terminó cuarto en las Mille Miglia, pero sufrió otro grave accidente en el GP de Suiza, chocando contra un árbol y destrozándose la otra pierna.

Rudolph Caracciola y Mercedes

Embajador de Mercedes en los 50

Retirado definitivamente de la competición, gracias a su fama, fue nombrado delegado comercial de Mercedes para las tropas de la OTAN estacionadas en Europa. Falleció en 1959, sobreviviendo a la mayor parte de sus compañeros y rivales. De las 204 carreras en las que participó, ganó 144; más de la mitad. Además, fue apodado "Regenmeister" (maestro de la lluvia), terreno donde no tenía rival.

Fotos Rudolf Caracciola, el Rey de los Grand Prix

Comentarios Rudolf Caracciola, el Rey de los Grand Prix

  •  
    Avatar de Carlos.
    Carlos 28/06/2016 19:47:30

    Buen artículo. Hace poco que leí su autobiografía. Un piloto de raza y un gran tipo.

  •  
    Avatar de tomas juan gil grimaldos.
    tomas juan gil grimaldos 25/12/2017 23:27:51

    Hace años en el 1.968 compre en un kiosco un libro que se llamaba MI MUNDO de Rudolf Caracciola aquel libro me engancho mc¡ucho y tuve la oprtunidad de saber de este gran piloto aleman desde sus comienzos como mecanico y luego como corredor, este libro lo preste a una chica a la que no vi nunca mas por lo tanto me quede sin el libro he tratado de buscarlo y no lo he encontrado nunca, este gran piloto fue un icono en el mundo de las carreras donde los coches de aquella epoca no eran los ligeros cochecitos de ahora pues algunos llegaban a pesar 3000 kilos como era el caso de Mercedes he buscado unos pequeños coches que se llaman koko y otro el Omikron y no veo imagenes de este peqeuños monplazas con los que Caracciola comenzo a correr repito fue el mejor corredor de sus tiempos, lo unico su pequeño pasao Nazi pero esto le vino porque Hitler le compro un coche a su sobrina y quien le hizo entrega del coche y dio la vuelta con la sobrina de Hitler fue Caracciola descanse en paz en los altozanos de Lugano donde fue enterrado.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"