Viajar con mascotas en el coche

Viajar con mascotas en el coche

Viajar con mascotas en el coche y que éstas vayan seguras es obligación del conductor. La norma no especifica un sistema concreto, pero de lo que se trata es de evitar el riesgo que supone que el animal vaya suelto tanto para él, como para el resto de ocupantes.

Un animal suelto en el vehículo puede aumentar del riesgo de sufrir un accidente y la gravedad de sus consecuencias porque:

- Puede aumentar la distracción del conductor.

- Puede interferir en la conducción al subirse encima del conductor o al afectar a los sistemas mecánicos (pedales, cambio de marchas, etc.).

- Puede suponer un riesgo para el resto de usuarios de la vía, tal es el caso de un perro con la cabeza asomando por la ventana.

Puede provocar daños al resto de ocupantes en caso de impacto o frenada en seco.

Para evitarlo, puedes escoger entre distintos tipos de sistemas de retención.

Viajar con mascotas en el coche

Sistemas de retención para mascotas

A la hora de elegir un sistema de sujeción seguro para mascotas, hay que optar por los que han demostrado su eficacia mediante ensayos de choque o que están homologados mediante normas europeas, por ejemplo, ECE R17 o DIN 75410-2. Según la talla o el peso del animal, se pueden establecer diferentes sistemas de retención para mascotas.

Arneses

Sujetan a las mascotas mediante el cinturón de seguridad o los dispositivos ISOFIX. A este respecto, hay que tener en cuenta la longitud del cinturón de seguridad del asiento. No se recomiendan los correajes que se enganchan al collar del perro, ya que no retienen al animal y suponen un riesgo para los pasajeros.

Rejilla divisoria

Viajar con mascotas en el coche

 

Para vehículos con portón trasero o familiares, que permiten habilitar el maletero (recomendada para animales de gran tamaño). Hay que tener en cuenta la estabilidad tanto de los respaldos de los asientos como del montaje de la rejilla, de modo que se optará por aquellas que van montadas desde el techo del vehículo al suelo del maletero y que cumplen las normas DIN 75410-2.

Trasportín

Es uno de los métodos más seguros de transporte de animales. En caso de disponerlo en el maletero (para perros de gran tamaño) se colocará lo más cerca posible del respaldo y en posición transversal respecto a la dirección de la marcha.

Para perros de pequeño tamaño y gatos, los trasportines se deben colocar dentro del habitáculo, concretamente sobre el suelo y detrás de los asientos delanteros. Nunca se debe colocar un trasportín sobre el asiento sujeto por un cinturón de seguridad, ya que las pruebas realizadas ponen de manifiesto que en caso de impacto la caja se rompe y la mascota sale despedida a través de la pared del trasportín. Un informe que realizó hace unos años el Centro de investigación de Zaragoza concluía que en un accidente, un perro de 20 kilos golpea el asiento delantero con una fuerza de 600 kilos.

No existe en la legislación actual una norma precisa de cómo deben ser transportados los animales de compañía. Pero, el Reglamento General de Circulación, en el artículo 18.1 recoge las obligaciones de conductor y señala que “deberá mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros y la correcta colocación de los objetos o animales transportados para que no molesten al conductor”.

Viajar con mascotas en el coche

1. Antes de salir

Si es su primera vez que viaja en coche, hay que tener en cuenta la posibilidad de que el perro o gato se maree. Lo mejor es darle una pastilla contra el mareo y por supuesto, no darle comida una hora antes de salir de viaje.

2. Cómo lo llevo

Si se trata de un perro grande hay que separarlo de los ocupantes por medio de una rejilla o armazón extensible que puede adquirirse en cualquier tienda especializada.

En caso de que la mascota sea un perro pequeño o gato se debe poner en el asiento trasero del coche, dentro de una caja para animales y atado con los cinturones de seguridad. En ningún caso ha de ponerse en el maletero del coche. 

3. Lo que hay que evitar

Hay que evitar que saque la cabeza por la ventanilla, ya que puede contraer enfermedades como otitis o conjuntivitis. Si el viaje es largo, hay que parar en un área de servicio para que el perro estire un poco las patas y beba algo de agua.

Jamás se debe dejar al animal dentro del coche cuando haga mucho calor ni siquiera a la sombra, a riesgo de que pueda sufrir un shock térmico, causándole incluso, la muerte.

4. La normativa

Los agentes encargados de la vigilancia del Tráfico podrán ordenar la inmovilización inmediata de vehículos en caso de que las posibilidades de movimiento y el campo de visión del conductor del vehículo resulten sensible y peligrosamente reducidas, por el número  o posición de los pasajeros o por la colocación de los objetos trasportados.

Viajar con mascotas en el coche

Si nos paran y los guardias de tráfico interpretan que el animal pone en riesgo nuestra seguridad, lo considerarán falta leve, por lo que nos multarán con 100 euros pero no nos quitarán puntos.

Fotos Viajar con mascotas en el coche

Comentarios Viajar con mascotas en el coche

  •  
    Avatar de flaviomlg.
    flaviomlg 28/12/2014 12:21:30

    Muy buen artículo, te felicito.
    Te presento mi blog, www.agapornisfischer.com

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"