100 años del parabrisas con cristal laminado... ¡Cómo hemos cambiado!

Desde su descubrimiento en 1903 y su implantación por parte de Ford en 1921, el desarrollo de los parabrisas con cristal laminado ha sido fundamental para salvar millones de vidas en accidentes de carretera.

Parabrisas cristal laminado

El parabrisas laminado es, junto al cinturón de seguridad, el avance para la seguridad que más vidas ha salvado. Aunque su creación y desarrollo nunca fue un camino de rosas, ya que han sido necesarios muchos avances técnicos hasta lograr una versión definitiva que sea segura y eficaz. Ahora cumple cien años, desde que Henry Ford se empeñara en introducirlo en sus modelos.

El norteamericano instaló el parabrisas para evitar que los conductores necesitaran usar gafas para protegerse del viento, de las piedras del camino y del polvo. Estas primeras versiones eran dos láminas horizontales desplazables que cuando se ensuciaban, se podían plegar para no perder de vista el camino.

La primera marca en instalar de serie los parabrisas fue Oldsmobile, en 1915, aunque estos eran muy inseguros, ya que en caso de accidente, estos se rompían en mil pedazos. El conductor podía ser herido por los trozos, que salían despedidos, o en caso de atravesar la luna, sufrir cortes graves en el cuello. De hecho, a esto último se le denominó ‘collar de cristal’.

Parabrisas cristal laminado

Esto supuso que la sociedad mirase al automóvil con recelo y que las marcas recibiesen numerosas demandas por inseguridad. De ahí que Henry Ford se empeñara en hacer parabrisas laminados, cuya seguridad es infinitamente superior.

¿El problema? era muy caro, a nivel industrial era difícil de realizar y la capa intermedia, la que evitaba que se rompiera en muchos pedazos, se decoloraba con el tiempo hasta hacer casi opaco el parabrisas. Pero de sofisticar y abaratar el proceso se encargó Clarence Avery, uno de los grandes genios de la historia de Ford.

El desarrollo del parabrisas con cristal laminado arrancó en 1919 y se colocó en un coche, por primera vez, en 1921. Rickenbacker, un fabricante ahora extinto de Detroit, fue la primera en introducir este elemento de serie en un vehículo.

El cristal laminado se inventó de casualidad

Parabrisas cristal laminado

El azar y la suerte a menudo son partes fundamentales de creaciones de mucho éxito. Si no, que se lo digan a  Edouard Benedictus en 1903, que descubrió el cristal laminado cuando se le cayó al suelo un vaso de vidrio que no se rompió. Esto fue gracias al nitrato de celulosa: la película que quedo sobre el cristal mantuvo los trozos unidos cuando se rompió. Seis años más tarde, en 1909, presentó la patente de dos capas de vidrio con una de celulosa entre ellas.

A partir de ahí, todo fueron mejoras. Además de la ocurrencia de Ford para desarrollar un método barato para producir cristal laminado, otros grandes empresarios, científicos e ingenieros se encargaron de mejorar la patente de Benedictus. En 1938 Carleton Ellis creó una resina sintética transparente que no se decoloraba con el paso del tiempo. Después, en los años 60, se comenzó a producir cristales laminados más resistentes que ya se parecían bastante a los que se usan hoy en día.

Ventajas de los parabrisas laminados

- Mejora el confort acústico del automóvil

- Reduce el nivel de sonoridad en un 30%

- Bloquea por encima del 90% los rayos UV.

- Algunos ofrecen protección térmica.

- Son fáciles de reparar en sitios especializados como Carglass

Fotos 100 años del parabrisas con cristal laminado... ¡Cómo hemos cambiado!

  • 100 años del parabrisas con cristal laminado... ¡Cómo hemos cambiado!
  • 100 años del parabrisas con cristal laminado... ¡Cómo hemos cambiado!
  • 100 años del parabrisas con cristal laminado... ¡Cómo hemos cambiado!

Comentarios 100 años del parabrisas con cristal laminado... ¡Cómo hemos cambiado!

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
    • Este campo es obligatorio.